Oct 13, 2019 07:51 UTC
  • Visita del primer ministro de Paquistán a Teherán

ParsToday – El primer ministro de Paquistán, Imran Jan, realizará este domingo una visita a Teherán.

En reacción a algunos reportes de que Jan llegará a Teherán como mediador entre Irán y Arabia Saudí, el vocero de la Cancillería iraní dijo que hasta este momento no se trata de mediación.

Irán y Paquistán comparten una larga frontera, cultura e historia para cooperar en diferentes sectores. En la visita del premier paquistaní en abril pasado a Irán se lograron importantes acuerdos en las negociaciones realizadas entre las delegaciones de alto nivel de ambos países que introdujeron los vínculos entre Teherán e Islamabad en una nueva etapa.

Durante una reunión con Imran Jan en abril, el Líder Supremo de Irán, el ayatolá Jamenei, subrayó que  las relaciones entre  ambas  naciones son profundas y cordiales, afirmando que esos vínculos deben fortalecerse al contrario del deseo de los enemigos.

Los pasos recíprocos Irán-Paquistán tienen un mensaje claro al respecto y ponen de manifiesto que las relaciones entre los gobiernos están en el camino de desarrollo.

 Aun así, en las condiciones actuales en que la región enfrenta una situación compleja  y en que las acciones de Estados Unidos han generado serias amenazas en la zona, las consultas regionales  han cobrado mayor importancia.

Los observadores políticos creen que, dados los factores geopolíticos y geoestratégicos, los intereses de Irán y Paquistán están entrelazados. Por lo tanto, las consultas de los funcionarios de los dos países son importantes en este contexto.

El primer ministro de Paquistán en su reciente viaje a Nueva York donde asistió a la Asamblea General de la ONU, en una entrevista con una cadena estadounidense especificó que cualquier confrontación con la República Islámica de Irán en la región nunca favorecerá los intereses del mundo.

 Advirtió que una guerra con Irán sería muy complicada y nadie puede pronosticar  sus consecuencias y dimensiones.

Lo cierto es que la inestabilidad en la región no beneficia a ningún país. Obviamente, un repaso a los acontecimientos de seguridad del área pone de manifiesto que Islamabad por múltiples razones busca rebajar la tensión en el Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán. En la actualidad no solo Irán y Paquistán como dos vecinos sino que todos los países de la zona deberían dialogar para preservar la seguridad colectiva, eliminar las tensiones, general la confianza  y encarar las corrientes perturbadoras de la estabilidad y la seguridad colectiva en la región.

En este sentido, la República Islámica siempre ha creído en la buena vecindad y en el máximo esfuerzo para mantener las mejores relaciones con todos sus vecinos y  ha buscado fortalecer los vínculos con las naciones de la zona como una prioridad de su política exterior.

Desde este punto de vista los encuentros de este domingo del primer ministro paquistaní en Teherán pueden contribuir a mayor entendimiento en los asuntos de la región.

C/FE/RH

 

 

Tags

Comentarios