Ene 18, 2020 14:49 UTC
  • Intento fallido de EEUU para encubrir a víctimas de ataque con misiles iraníes a base Ain al-Asad

ParsToday - Irán atacó el 8 de enero con misiles la base estadounidense Ain Al-Asad en Irak en respuesta al brutal asesinato de Estados Unidos contra el comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y sus compañeros en Bagdad, capital iraquí.

A pesar de que Estados Unidos negaba las posibles víctimas en dicho ataque, pero, ahora se publican gradualmente las noticias sobre este asunto.

Según los informes, se ha dicho que al menos 11 militares estadounidenses resultaron heridos y trasladados a los centros médicos de EE.UU. en Kuwait y Alemania.

Además, la coalición militar liderada por Estados Unidos en Irak ha comunicado el viernes que 11 de sus soldados resultaron heridos por síntomas de conmoción cerebral tras el ataque iraní a la base Al-Asad, en represalia por el asesinato en Bagdad del teniente general Qasem Soleimani por un dron estadounidense el 3 de enero. En un primer momento, el Pentágono comunicó que no se habían producido ni muertos ni heridos.

"Si bien ningún miembro del servicio estadounidense murió en el ataque iraní del 8 de enero contra la base aérea de Al-Asad, varios fueron atendidos por síntomas de conmoción cerebral que les produjo la explosión y todavía están siendo evaluados", explicó el capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de Estados Unidos.

Asimismo, Urban dijo que el tratamiento de estos militares es un procedimiento estándar que se lleva a cabo cuando hay personal cerca de una explosión, para averiguar si se han producido lesiones cerebrales traumáticas.

Además, agregó que por precaución, ocho personas han sido trasladadas al Centro Médico Regional de Landstuhl, en el sur de Alemania, mientras que otras tres han sido evacuadas al campamento Arifja, en la capital de Kuwait, para hacerles un examen de seguimiento. También dijo que cuando estén aptos para el servicio, se espera que regresen a Irak.

Cabe mencionar, que el Ejército de Estados Unidos y el Pentágono han informado recientemente sobre esta noticia.

Mientras que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el ministro de Defensa, Mark Esper y otros funcionarios del gobierno de este país habían anunciado varias veces que el ataque con misiles iraníes a la base Al-Asad no tuvo víctimas ni heridos.

Otra razón por la que Trump minimiza el ataque con misiles de Irán contra la base estadounidense, es evitar una confrontación con el país persa, ya que sabe las consecuencias peligrosas para Washington y sus aliados regionales.

El presidente de Estados Unidos ha demostrado que sus alegaciones son inútiles y básicamente no se atreve a confrontar militarmente a Irán.

Mientras que Trump antes del ataque con misiles, había amenazado que cualquier acción militar de Irán atacaría 52 posiciones clave del país persa.

La no publicación de Trump sobre los militares heridos se ha enfrentado a muchas reacciones dentro y fuera de Estados Unidos. Algunos familiares de los militares estadounidenses han expresado su preocupación por la falta de información sobre la situación sus seres queridos en Al-Asad.

En general, se puede decir que Donald Trump está tratando deliberadamente de mantener su prestigio, mientras que continúa su política de encubrir su medida, entre ellos, los heridos militares provenientes del ataque con misiles de Irán contra la base estadounidense Ain Al-Asad en Irak.

C/NF/RH

 

 

Tags

Comentarios