Ene 20, 2020 06:16 UTC
  • Putin: Rusia y Turquía apuestan por establecer la paz en Libia

El presidente ruso, Vladímir Putin, califica de positivos los esfuerzos de Rusia y Turquía para establecer la paz en Libia entre las partes en conflicto.

El presidente ruso, Vladímir Putin, califica de positivos los esfuerzos de Rusia y Turquía para establecer la paz en Libia entre las partes en conflicto.
 
“En mi opinión, usted y yo dimos un muy buen paso durante la reunión en Estambul, llamamos a las partes libias a cesar el fuego, cesar las hostilidades y, a pesar de que ocurren ciertos incidentes, ambas partes escucharon nuestra apelación y cesaron las hostilidades a gran escala”, dijo Putin en una reunión celebrada el domingo con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en Berlín, capital alemana.
 
Ayer domingo, se celebró una conferencia internacional sobre el conflicto libio en Berlín con la participación de EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Turquía, Egipto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE). Consensuaron que el proceso de pacificación requiere como primer paso garantizar un alto el fuego permanente y un embargo de armas verificable.
 
Libia, en la actualidad, se debate entre dos grupos profundamente enfrentados que libran encarnizados combates para hacer con el poder: por una parte, el Gobierno del Acuerdo Nacional (GAN) dirigido por Fayez al-Sarraj, reconocido por la ONU y establecido en Trípoli (capital), y, por otra, el Ejército Nacional Libio (ENL), encabezado por el mariscal de campo Jalifa Haftar y con sede en la ciudad de Tobruk (este).
 
Las tropas del mariscal Haftar, asentadas en el este de Libia, llevan a cabo desde abril de 2019 una amplia ofensiva militar contra Trípoli en un intento por ocupar la ciudad capitalina. En esta lucha, países como Turquía apoyan al Gobierno de Trípoli, mientras que Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Rusia respaldan a su rival.
El alto al fuego entre las fuerzas del mariscal Jalifa Haftar y el Gobierno de Acuerdo Nacional entró en vigor a partir de la medianoche del 12 de enero. El 13 de enero, los representantes de las contrapartes del conflicto armado en Libia se reunieron en Moscú a iniciativa de Rusia y Turquía y elaboraron un documento sobre cuestiones vinculadas al alto al fuego en el país norteafricano, pero Haftar no llegó a firmar el acuerdo. 
 
En este marco, el mandatario ruso destacó la importancia de la iniciativa presentada por Ankara y Moscú para entablar una tregua entre el ENL y las fuerzas del GAN y alabó a ambas partes por haber atendido al llamamiento. Putin añadió que tiene la esperanza de que los diálogos entre las partes beligerantes no decaigan y contribuyan a la resolución del conflicto libio.
 
Erdogan, por su parte, aseguró que para alcanzar la paz en Libia es necesario que el comandante del ENL, el mariscal Jalifa Haftar, acabe con su “posición agresiva”.

 N/FSH/C

Tags

Comentarios