Ene 22, 2020 19:53 UTC

El presidente francés Macron se ha enfrentado a agentes de seguridad israelíes que le impedían entrar en una iglesia en Al-Quds (Jerusalén).

Emmanuel Macron ha exigido este miércoles a gritos a la policía israelí que le permitan entrar en la iglesia Santa Ana, considerada uno de los cuatro “territorios franceses” en Al-Quds.
 
El presidente galo ha denunciado “la provocación” de las fuerzas israelíes en un incidente ocurrido en el complejo de piedra arenisca de la iglesia del siglo XII, donada por el emperador otomano a Napoleón III en 1856.
“No me gusta lo que habéis hecho delante de mí”, ha gritado Macron en inglés a un policía israelí, mientras el uniformado insta al presidente francés a abandonar la iglesia.
 
“Salgan por favor, nadie tiene que provocar a nadie, ¿entendido?”, ha lanzado el mandatario, siempre en inglés, para luego subrayar: “Aquí es Francia, y todo el mundo conoce la regla”.

V/FSH

Tags

Comentarios