Ago 05, 2020 16:51 UTC
  • Continúa cooperación comercial Irán-Venezuela pese a amenazas de EEUU

ParsToday – Pese a las sanciones y amenazas de Estados Unidos, las relaciones comerciales y políticas entre Irán y Venezuela van aumentando.

En este sentido, el envío de buques cisterna de combustible al país caribeño el mes pasado fue el primer paso; ahora, en otra medida, Irán ha abierto un enorme supermercado en Caracas con productos iraníes.

El viceministro de Relaciones Exteriores venezolano calificó la apertura del supermercado "Megasis" en Caracas como un paso importante para fortalecer los vínculos comerciales entre los dos países ante la escalada del acoso de Washington.

“Megasis se ha inaugurado simultáneamente con el aumento de las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y en medio de la pandemia del coronavirus, lo que es de suma importancia, ya que el comercio debe estar al servicio de los seres humanos y acorde con los intereses de ambos países”, dijo Rubén Darío Molina.

El supermercado de productos iraníes Megasis se ha inaugurado con una inversión conjunta de Irán y Venezuela por valor de 10 millones de dólares, y alrededor de 150 empresas venezolanas están cooperando en él. En este nuevo supermercado, hay alrededor de 2500 artículos suministrados por Irán.

Megasis ha iniciado su trabajo mientras que Irán y Venezuela se encuentran bajo duras sanciones de Estados Unidos. Las autoridades de la Casa Blanca llevan mucho tiempo imponiendo duras sanciones económicas y políticas contra Venezuela para exacerbar los problemas económicos en el país y allanar el camino para el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro.

De hecho, los funcionarios de Washington no aceptan los ideales a favor de la justicia y anticolonialistas del gobierno izquierdista de Maduro, porque tales ideales no permiten la intervención y explotación de Estados Unidos en el país caribeño.

El vicecanciller venezolano para América del Norte, Carlos Ron Martín, comentó que las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Venezuela solo buscan presionar sobre la dirigencia del país en medio de la pandemia de la COVID-19 y, en definitiva, el cambio del régimen.

Las políticas sancionadoras y la intimidación de EE.UU., hasta ahora han fallado en hacer sucumbir a Venezuela, ya que Maduro ha continuado manejando las crisis políticas y económicas del país con el apoyo de su pueblo y las fuerzas armadas.

A este respecto, los funcionarios de este país han destacado el desarrollo de las relaciones económicas, comerciales y políticas con los países liberales del mundo, incluido el desarrollo de las relaciones comerciales con Irán.

"Cualquier presencia iraní en América Latina no es algo que nos guste; la apertura del supermercado persa también exhibe la alianza entre estos dos gobiernos", dijo Michael Kozak, subsecretario de Estado adjunto norteamericano para Asuntos del Hemisferio Occidental.

La presión de las sanciones de Estados Unidos recientemente condujo a una reducción del combustible y largas colas para la gasolina en Venezuela, pero con la cooperación de Irán y a pesar de todas las amenazas de Washington, cinco petroleros persas se dirigieron a Venezuela para suministrar el combustible que necesitaba, lo que fue ampliamente criticado por funcionarios estadounidenses, con el secretario de Estado, Mike Pompeo, haciendo un comentario intervencionista y pidiendo que se mantenga la presión internacional sobre el gobierno legítimo del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Los funcionarios estadounidenses insisten en mantener las penalizaciones en condiciones en que el brote de la COVID-19 ha causado muchos problemas en muchos países del mundo, incluida Venezuela, de manera que funcionarios de organizaciones internacionales, entre ellas la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, han pedido que se levanten las sanciones económicas a los países a fin de garantizar el suministro de insumos médicos y de tratamiento y el envío de ayuda humanitaria a estas naciones en la plena crisis del patógeno.

Ahora, en otro movimiento y pese a las amenazas de Estados Unidos, Irán ha expandido sus relaciones con Venezuela y, al abrir un supermercado de productos iraníes, ha tratado de cubrir las necesidades del país bolivariano en los sectores de alimentos, ropa, material higiénico y algunos equipos industriales.

“Venezuela no está sola y tiene amigos valientes que la respaldan”, dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien apreció el apoyo de la República Islámica a su gobierno y a su pueblo.

Si bien las autoridades estadounidenses continúan tocando los tambores de intimidación y amenazas, adoptar tales medidas y enfatizar el mantenimiento de la cooperación en distintos aspectos no solo pone de manifiesto la libertad de acción y el coraje de los países, sino que también demuestra cada vez más que países como Irán no aceptarán la hegemonía estadounidense. Los esfuerzos para robustecer las relaciones bilaterales con Venezuela también se inscriben en este marco.

C/FE/RH

 

 

Tags

Comentarios