Sep 19, 2020 19:29 UTC
  • El viaje de Pompeo a América Latina

ParsToday - El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, inicia su gira a varios países de América Latina con el objetivo de fortalecer a sus aliados en este continente.

Ante la proximidad de las elecciones parlamentarias en Venezuela, el objetivo de Estados Unidos es aumentar la presión contra este país.

En este sentido, Pompeo además de formular acusaciones infundadas contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también pidió su renuncia al poder.

Mike Pompeo en sus viajes a los países fronterizos de Venezuela como Brasil, Surinam, Guyana y Colombia está tratando de fortalecer la oposición contra Maduro dentro y fuera del país bolivariano.

Asimismo, Pompeo ha enfatizado que Estados Unidos no permitirá que el gobierno de Maduro  acceda a recursos, dinero y herramientas de represión.

EE.UU. ha aumentado durante meses las presiones contra Venezuela. Además, los funcionarios de la Casa Blanca piden la destitución de Maduro y la formación de un gobierno afiliado a Washington. Ya que ellos creen que el presidente venezolano y su gobierno de izquierda están prohibiendo el acceso de Estados Unidos a los recursos y la riqueza de dicho país, entonces, los funcionarios estadounidenses han considerado durante mucho tiempo el cambio del gobierno de Venezuela.     

Los movimientos de Estados Unidos para derrocar a Maduro han incluido el uso de tácticas como ayudar al golpe, tratar de dividir al Ejército, apoyar al líder opositor Juan Guaidó y reconocerlo como presidente de Venezuela.  

A pesar de toda la presión, Maduro hasta ahora ha podido continuar su gobierno con el apoyo del pueblo y del Ejército, tema que ha enfurecido a los estadounidenses y los ha llevado a realizar repetidos intentos para derrotarlo.

Las elecciones parlamentarias de Venezuela el 6 de diciembre son muy importantes para Estados Unidos, y los funcionarios de este país están haciendo todo lo posible para tratar de derrocar a Maduro.

El actual viaje de Pompeo a los países vecinos de Venezuela está en línea con esto. De hecho, los estadounidenses ahora están tratando de compartir su política hostil contra Venezuela con su fuerte presencia en países alrededor de Venezuela como Surinam, Guyana y Colombia, además de cumplir sus promesas de asistencia financiera y política. El esfuerzo se produce cuando Colombia ha actuado durante mucho tiempo como un aliado de Estados Unidos en la región.

Si bien el secretario de Estado de Estados Unidos ha viajado una vez más a América Latina con la esperanza de fortalecer sus lazos con sus aliados en la región y para influir en las elecciones de Venezuela, su visita no parece haber logrado nada.

Las acciones de Estados Unidos se producen cuando la oposición respaldada por Washington dentro de Venezuela se ha visto envuelta en una controversia. La posición de Guaidó como líder de la oposición dentro de Venezuela se ha debilitado a pesar de todo el apoyo de Washington, y Guaidó ha boicoteado las próximas elecciones y ha pedido a la oposición que no se presente a las elecciones, pero algunos partidos de la oposición creen que deberían hacerlo.

El ex candidato presidencial Enrique Capriles ha desafiado públicamente la posición de liderazgo de Guaidó, diciendo que la oposición debería enfrentar a Nicolás Maduro el 6 de diciembre en las urnas. Porque no participar en la votación es como quedarse de brazos cruzados, y solo beneficiaría el poder de Maduro.

Según las encuestas realizadas por el instituto de investigación ״Hinterlaces״, alrededor del 60 por ciento de venezolanos han expresar sus satisfacción para participar en las próximas elecciones parlamentarias del país. Además, más del 80 por ciento han votado en contra de las sanciones y la intervención de Estados Unidos para derrocar al gobierno de Maduro.

C/NF/RH

 

 

 

Comentarios