Sep 20, 2020 14:22 UTC
  • Restablecimiento de sanciones contra Irán; ilusión de Washington

ParsToday – Tras el fracaso de EE.UU. en extender el embargo de armas a Irán en el CSNU, el secretario de Estado norteamericano aseguró el sábado que según la notificación que dio su país en agosto al organismo sobre el reinicio en 30 días de las sanciones previamente finalizadas de la ONU, entró en efecto ayer 19 de septiembre.

Pompeo dijo en un comunicado que “hoy, EE.UU. al regreso de todas las sanciones de la ONU contra Irán, incluidos los embargos de armas, que habían sido levantadas previamente contra la República Islámica de Irán, el líder del terrorismo en el mundo”.

Pompeo ha especificado que las sanciones se reimponen en virtud de la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que respaldó el acuerdo nuclear de 2015.

El jefe de la Diplomacia estadounidense explicó que su país ha tomado esta acción porque considera que Teherán no ha cumplido con sus obligaciones en el acuerdo nuclear.

La afirmación de Washington sobre el retorno automático de las sanciones internacionales contra Irán se produce en un momento en que 13 miembros permanentes y no permanentes del CSNU, incluidos todos los miembros del G4+ 1, se opusieron a esa medida, y el Consejo no aceptó aprobar una resolución en este sentido.

Los representantes de Rusia y Francia ante las Naciones Unidas criticaron la decisión de EE.UU. de restablecer las sanciones internacionales a Irán, diciendo que estas permanecerán suspendidas.

“Nada cambiará en absoluto, dado que la mayoría de los países rechazan el argumento legal de EE.UU. y buscan ignorar las sanciones que se reimpongan en virtud  del mecanismo snapback, dijo Barbara Slavin, directora del programa Iran Future Initiative en el Atlantic Council.

El principal objetivo de Washington en todas estas acciones es evitar el levantamiento del embargo de armas a Irán. Al respecto, Pompeo ha declarado explícitamente que: de acuerdo con nuestros derechos en virtud de la Resolución 2231, hemos iniciado el proceso snapback para restablecer virtualmente todas las sanciones de la ONU levantadas, incluido el embargo de armas.

Estados Unidos, que tiene la ilusión de ser una superpotencia y la policía del mundo, cree que todas las naciones deben actuar de acuerdo con sus deseos y objetivos.

Al respecto, el comunicado de Pompeo avisa de que si los miembros de la ONU no cumplen “con sus obligaciones de implementar estas sanciones, EE.UU. está listo para usar sus autoridades domésticas para imponer consecuencias por esos fallos y garantizar que Irán no obtenga los beneficios de una actividad prohibida por la ONU”.

Al mismo tiempo, la República Islámica de Irán, que ha enfatizado repetidamente la ilegalidad de las acciones antiraníes de Washington, ha destacado la necesidad de una firme respuesta internacional a EE.UU.

Mayid Tajt Ravanchi, representante de Irán ante las Naciones Unidas, tuiteó: “los miembros del CSNU continúan creyendo que EE.UU. no es un Estado participante en el acuerdo nuclear iraní de 2015, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), por tanto su afirmación sobre el mecanismo snapback es irrelevante y nula. “Estados Unidos continúa violando el JCPOA y la Resolución 2231”, ha dicho Ravanchi agregando que nadar contra la corriente internacional solo aislará más a Washington.

Entretanto, la República Islámica ha advertido sobre cualquier eventual acción estadounidense para hacer cumplir su absurda afirmación y que está dispuesta a contrarrestar activamente estas medidas

Otro punto a destacar es que el controvertido presidente norteamericano, Donald Trump, considerando los numerosos fracasos internos que ha sufrido, ahora está tratando de aumentar su popularidad y reclamar victorias en el ámbito exterior en el período previo a las elecciones presidenciales de EE.UU., incrementando la presión sobre Irán y la comunidad internacional, para así fingir éxito en la extensión del embargo de armas de Irán a través del llamado mecanismo snapback, y elevar su prestigio en la opinión pública estadounidense.

Según los expertos, los estadounidenses buscan aumentar las posibilidades de Trump para ganar las elecciones presidenciales en el umbral de las mismas, con presión y acciones unilaterales en relación con el mecanismo snapback.

C/FE/RH

Tags

Comentarios