Oct 24, 2020 08:29 UTC
  • Radio y Televisión Islámica rechaza injerencia en comicios de EEUU

La Unión de la Radio y Televisión Islámica recién sancionada por EE.UU. rechaza los infundios sobre presuntas injerencias en las elecciones estadounidenses.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció el viernes sanciones contra el embajador de Irán en Irak, Iray Masyedi, y cinco entidades iraníes, incluida la Unión de la Radio y Televisión Islámica (IRTVU, por sus siglas en inglés) por supuestos intentos de intervenir en el proceso de sus elecciones presidenciales del 3 de noviembre.
 
En reacción, la IRTVU emitió la misma jornada un comunicado, en el que atribuyó las acusaciones de EE.UU. a sus intentos por “acallar la voz de la verdad y la realidad”, mientras ese mismo país “difunde mentiras para tergiversar la opinión pública” con el “falso lema de (defender) la libertad de pensamiento y expresión”.
 
“Además de condenar esa medida ilegal de EE.UU., los miembros de la Unión de la Radio y Televisión Islámica, seguirán, más determinados que nunca, avanzando en su misión mediática de proporcionar información precisa y transparente, defender las santidades e intereses de la Umma (comunidad) islámica y los valores humanos, así como apoyar a los oprimidos del mundo”, se lee en la nota.
 
El texto, asimismo, aclara que los medios integrantes de la IRTVU, como una organización internacional no gubernamental, se encuentran entre los más “honestos y éticos”, entre cuyos principios se destacan el respeto a “la ética comunitaria, la seguridad moral de la familia y la honestidad en la información”.
 
El Departamento del Tesoro anunció dichos embargos después de que el director de Inteligencia Nacional de EE.UU., John Ratcliffe, acusara el miércoles a Irán y Rusia de haber conseguido datos de votantes estadounidenses para interferir en las elecciones del país norteamericano.
 
El Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, en reacción, citó al embajador de Suiza, Marcos Lightner, como representante de los intereses de EE.UU. en Teherán (capital de Irán), para trasladarle la enérgica protesta del país persa por las “repetidas alegaciones y los informes inventados, torpes y fraudulentos de las autoridades del régimen estadounidense”.
 
De hecho, las autoridades iraníes en varias ocasiones han recalcado que la política de la República Islámica respecto a EE.UU. no depende de quién entre en la Casa Blanca, sea el actual presidente de EE.UU., Donald Trump, o el candidato presidencial demócrata, Joe Biden.

N/FSH/C

Tags

Comentarios