Oct 26, 2020 06:36 UTC
  • Paquistán critica a a Macron por fomentar la islamofobia

El primer ministro paquistaní carga contra el presidente francés por promover la islamofobia, mediante su apoyo a la profanación del Profeta del Islam (P).

“Es lamentable que haya optado por fomentar la islamofobia, con ataques al Islam y no a los terroristas que cometen actos violentos, ya sean musulmanes, supremacistas blancos o ideólogos nazis. Lamentablemente, el presidente Macron ha optado por provocar deliberadamente a los musulmanes, incluidos sus propios ciudadanos”, ha aseverado este domingo Imran Jan en su cuenta en Twitter.
 
De este modo, el premier paquistaní denuncia que Emmanuel Macron, al alentar la publicación de caricaturas blasfemas contra el Hazrat Muhamad (la paz sea con él) y el Islam, “ha atacado y herido los sentimientos de millones de musulmanes en Europa y en todo el mundo”.
 
Imran Jan ha pedido al presidente galo seguir el ejemplo de líderes, como el sudafricano Nelson Mandela, que se han esforzado en unir a los seres humanos en vez de dividirlos
 
 
“Este es un momento en el que Macron podría haber puesto un toque sanador y negado espacio a los extremistas en lugar de crear una mayor polarización y marginación que inevitablemente conduce a la radicalización”, ha manifestado el primer ministro de Paquistán.
 
En los países islámicos se ha registrado una indignación generalizada después de la promesa de Macron de no “renunciar a la publicación de las caricaturas” del Profeta del Islam en Francia, considerando que esa difusión blasfema es acorde con la libertad de expresión.
 
Macron hizo dichas declaraciones el miércoles por la tarde durante un homenaje al profesor Samuel Paty, decapitado por un joven checheno, de 18 años, después de que el educador mostrara unas caricaturas del Profeta del Islam, publicadas en un medio local, en una clase sobre la libertad de expresión.
 
Macron ya el pasado septiembre se había negado a condenar la publicación de controvertidas caricaturas del Profeta del Islam en la revista satírica gala Charlie Hebdo, pese a que esta difusión blasfema había generado una enorme ola de críticas de los musulmanes de todo el mundo. El mandatario galo defendió su postura bajo el argumento de la libertad de la expresión.
 
Además de condenar la publicación de dichas caricaturas, los pueblos y los gobiernos de varios países islámicos han denunciado que la libertad de expresión no implica, en absoluto, lanzar “insultos a los valores del Islam y las creencias de los musulmanes”, y han advertido a las autoridades galas de que están contribuyendo a la “incitación del odio” en el país europeo.

N/FSH/C

Tags

Comentarios