Oct 27, 2020 18:45 UTC
  • Otro afroamericano, víctima de violencia policial en EEUU

La Policía de EE.UU. mata a tiros a otro afroestadounidense, en este caso, en Filadelfia, ciudad sumida en violentas protestas tras lo ocurrido.

El nuevo caso de brutalidad policial tuvo lugar el lunes por la tarde (hora local) en la principal ciudad del estado de Pensilvania (noreste), cuando varios agentes dispararon más de seis veces, con consecuencias fatales, a Walter Wallace Jr., de 47 años, mientras este se hallaba a unos 10 pies de distancia.

El sargento de policía de Filadelfia Eric Gripp argumentó que la víctima portaba un cuchillo en el momento de los hechos. En la escena, la Policía no hizo ningún intento por evitar lo ocurrido como se aprecia en un vídeo divulgado en las redes sociales. Los uniformados asesinaron a sangre fría a Wallace frente a sus seres queridos.

La muerte de Wallace provocó protestas espontáneas en la referida ciudad. Los manifestantes, gritando consignas contra la injusticia y la violencia policial en EE.UU., prendieron fuego a varios coches patrulla. Entretanto, un grupo de indignados aprovechó el caos reinante para saquear tiendas y supermercados.

Los activistas del movimiento Black Lives Matter (La vida de los negros importa) salieron también a las calles y, en una marcha pacífica, pidieron justicia para Wallace.

EE.UU. es escenario de multitudinarias protestas desde que aconteciera, el 25 de mayo, el brutal asesinato del afrodescendiente George Floyd, desarmado y bajo custodia policial, en la ciudad de Mineápolis.

Una serie de factores han caldeado los ánimos en el país norteamericano, entre ellos, los comentarios proferidos por el propio presidente estadounidense, Donald Trump —conocido por su postura racista—, pues en lugar de tranquilizar al pueblo en las protestas por Floyd, tachó de “matones” a los descontentos, amenazó con emitir la orden de disparar y hasta les dijo que soltaría “perros feroces”.

Esta postura del mandatario estadounidense ha generado una ola de críticas a nivel mundial. Varios gobiernos, así como expertos nacionales e internacionales, han denunciado el racismo endémico en EE.UU.

La violencia de la Policía norteamericana, acostumbrada a recurrir al uso de las armas y la fuerza, es la sexta causa de muerte entre los jóvenes afrodescendientes en EE.UU. De acuerdo con un estudio elaborado por las Universidades de Michigan, Rutgers y Washington, los afroestadounidenses tienen 2,5 veces más posibilidades de morir a manos de uniformados que los blancos.

N/FE/C

Tags

Comentarios