Nov 23, 2020 15:46 UTC
  • Francia critica a Trump; lo que espera París de Biden

ParsToday – Pese a que más de dos semanas han pasado de las elecciones presidenciales de EE.UU. el presidente Donald Trump sigue con sus esfuerzos para alterar el resultado de estos comicios, lo que ha provocado críticas de los europeos que esperan interactuar con la nueva administración, encabezada por Joe Biden.

El ministro de Asuntos Exteriores galo, Jean-Yves Le Drian, ha tildado de "irresponsables" los desafíos de Trump ante el resultado de las elecciones presidenciales.

Recalcó que París está de acuerdo con lo que ha dicho Biden sobre el comportamiento irresponsable de Trump. El jueves pasado, Biden calificó los esfuerzos de Trump por revertir el resultado electoral como "completamente irresponsables".

Los europeos - que se han visto envueltos en muchas disputas y tensiones con Washington durante los cuatro años del mandato de Trump - parecen esperar que este último conceda la derrota dando comienzo cuanto antes al proceso de la transición del poder a Biden.

Muchos países europeos, incluida Francia, felicitaron a Biden después de cerciorarse de que había obtenido los votos necesarios para ganar las elecciones, lo que significa que París y otras capitales europeas ya han reconocido a Biden como el próximo presidente de EE.UU.

De hecho, los europeos esperan que Biden revierta el camino recorrido por Trump en los últimos cuatro años para torpedear las relaciones bilaterales y repare los estragos causados por el magnate neoyorquino.

Europa y EE.UU. han actuado como dos socios estratégicos desde la Segunda Guerra Mundial, sobre todo después de la creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de la Unión Europea (UE).

Pero desde que Trump asumiera en enero de 2017, los lazos transatlánticos, influenciados por sus políticas, decisiones y medidas, han sufrido tensiones inéditas dando lugar a una fisura sin precedentes entre Europa y el país norteño.

De hecho, durante la Presidencia de Trump, Washington emprendió políticas y gestiones que, en muchos casos, han contravenido las políticas y los objetivos de los europeos.

En línea con el lema "Estados Unidos, primero" y basándose en su enfoque unilateralista, Trump en lugar de interactuar con los aliados europeos de Washington, anunció políticas y dio pasos que estaban en conflicto con los intereses europeos, incluyendo distintos temas en los ámbitos político, económico y comercial, de seguridad y militar, ambiental y de salud.

Entre los principales puntos de discordia entre las dos partes han destacado la retirada de la Administración Trump del Acuerdo climático de París, del acuerdo nuclear iraní y de la Organización Mundial de la Salud.

De igual modo, el estallido de una guerra comercial con Europa y la suspensión de las negociaciones sobre el Acuerdo de Libre Comercio UE-EE. UU., sumado a las duras críticas y presiones de Trump sobre los miembros de la OTAN para que aumentaran los gastos militares; el apoyo a los movimientos y políticos de extrema derecha en Europa, y la frecuente humillación de los líderes europeos, han sido otros casos de disputa entre los dos lados del Atlántico en los últimos cuatro años.

Ahora, los europeos han depositado esperanzas en la subida al poder de Biden, quien ha prometido revertir las acciones anteriores de Trump. Sin embargo, la reactivación de las relaciones transatlánticas no es una tarea fácil.

Christian Lexen, profesor francés de ciencias políticas comenta que "es cierto que la mayoría de los gobiernos europeos están ahora aliviados del discurso hostil de Trump; pero esto no significa que en el futuro los intereses de la UE y EE.UU. no entren en conflicto entre sí; ya que las diferencias de Washington con el bloque comunitario sobre el comercio, el financiamiento de la OTAN y el fortalecimiento de la seguridad transatlántica no desaparecerán de la noche a la mañana".

C/FE/RH

Tags