Ene 27, 2021 05:15 UTC
  • Senado tumba esfuerzo republicano contra juicio político de Trump

El Senado de EE.UU. rechazó el martes un esfuerzo de los republicanos para detener el segundo proceso de juicio político contra el expresidente Donald Trump.

En la votación, realizada la misma jornada, 55 senadores votaron a favor y 45 en contra de la resolución presentada por el senador republicano Rand Paul para desestimar el impeachment contra el expresidente estadounidense y calificarlo de inconstitucional, justificando que Trump ya no es jefe de Estado.

“Los ciudadanos privados no son acusados. El juicio político es para la destitución del cargo, y el acusado aquí ya dejó el cargo”, remarcó Paul, a la vez que calificó este juicio de “desquiciado” y “vengativo”.

Sólo cinco senadores republicanos se unieron a los demócratas para votar a favor del juicio político contra Trump por “incitar a la insurrección” el pasado 6 de enero.

Así, el juicio político de Trump comenzará tal como estaba previsto el 8 de febrero. La Cámara de Representantes aprobó el proceso hace dos semanas por disturbios ocurridos en el Capitolio federal el 6 de enero, a raíz de la arenga del exmandatario a sus seguidores para que “lucharan” hasta revertir su derrota en las elecciones presidenciales.

El incidente aumentó críticas en contra del magnate neoyorquino, tanto por demócratas como republicanos. En este sentido, la Cámara de Representes aprobó 13 de enero la apertura de un segundo impeachment a Trump con el respaldo de la bancada demócrata y de diez republicanos.

Según la Constitución estadounidense, activar el proceso de juicio político contra un presidente requiere de la aprobación del Senado, pero parece poco probable que haya suficientes votos para una condena.

Aunque la mayoría de republicanos criticó a Trump después del suceso violento del Congreso, muchos de ellos lo han respaldado en el proceso en su contra, lo que muestra la influencia del exinquilino de la Casa Blanca sobre sus correligionarios.

Según los resultados que arroja el nuevo sondeo de Reuters/Ipsos, publicado el 23 de enero, la mayoría de los estadounidenses, es decir, el 51 por ciento, cree que Trump debería ser declarado culpable de incitar a sus partidarios a violentar la sede del Congreso de EE.UU.

N/FE/C

 

Tags