Sep 28, 2019 07:27 UTC
  • Un relato sobre la epopeya de la Defensa Sagrada  7

ParsToday-En el último programa de la serie "Un relato sobre la epopeya de la Defensa Sagrada" hablamos sobre la operación Valfajr 8 y la manera que se logró acabar con la guerra del régimen baasista iraquí, liderado por Saddam contra Irán.

Ocho años de defensa sagrada del pueblo de Irán, ante la invasión del régimen Baasista de Saddam, fueron ocho años de valentía, epopeya y creatividad en la guerra contra el enemigo que convirtieron los 1200 kilómetros de la frontera de Irán con Irak en diferentes escenarios de batalla.
Los combates de esta contienda bélica, entre las guerras del mundo fueron singulares. Por un lado, había un ejército que disfrutaba de todo el apoyo en diversas áreas como político, financiero, armamentísticos e informativo de las dos superpotencias del Occidente y Oriente y sus órbitas en la región.
 
Por el otro lado, había un sistema recién surgido de una revolución popular que todavía no había logrado la cohesión total de sus estructuras mientras elementos antirrevolucionarios que contaban con la ayuda de las potencias imperialistas, tanto occidental como oriental, no escatimaban esfuerzos para golpear el nuevo sistema. Uno de los complots más importantes que usaron con el fin de rendir al recién nacido sistema de la República islámica de Irán fue lanzado casi 20 meses después de la victoria de la Revolución Islámica, al declarar una guerra provocada por Saddam con el apoyo multilateral que se extendió ocho años.
 
Sin embargo, el escenario de la guerra, un año después de su inicio, cambio a favor de los combatientes jóvenes y valientes iraníes. Entre los años 1981 y 1985 existía una coyuntura especial de la guerra en la que se observan dos estrategias militares por parte de Irán e Irak. Irak cuando perdió Joramshahr, eligió la estrategia de "defensa absoluta" y sus ataques por tierra, mar y aire y mar tenían como nuevo objetivo evitar el avance de Irán, para ello, también, utilizó la presión psicológica y social en el sistema político y, además, convirtió la guerra en un asunto internacional para reducir la capacidad económica de la República Islámica de Irán. Para alcanzar este último objetivo, bombardeó las regiones industriales y económicas y de viviendas, atacó los petroleros y barcos comerciales, entre estas agresiones resalta el que alcanzó uno de los más importantes puertos de la exportación de petróleo de Irán, es decir, la terminal petrolera de Jark.
 
En esta coyuntura, después de las operaciones Valfajr preliminares y la misma Valfajr 1, los miembros del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica dieron inicio a una nueva etapa en la guerra que otra vez obligó a Irak invertir mucho para enfrentarla. Esta iniciativa fue la operación en los pantanos de Hur-ol-Hiveize que evitaba los enfrentamientos en tierra. En esta estratégica operación resaltan las suboperaciones Badr y Jabbar. El ataque sorpresa contra el ejército de Irak, se dio en febrero del año 1985. El régimen baasista iraquí no imaginaba la operación para ocupar la ciudad estratégica de Faw. Par cruzar el turbulento rio Arvand de gran profundidad y con aguas que fluyen a 70 kilómetros de velocidad se necesitaba de equipamientos más avanzados, que las fuerzas armadas de Irán no tenían.
 
Sin embargo, los jóvenes iraníes con valentía y sacrificio convirtieron este tan grande hecho en realidad.
En las operaciones Valfajr 8 para ocupar la ciudad Faw fueron los buzos iraníes quienes rompieron la línea enemiga. La operación Valfajr 8 fue la operación más largo de la guerra que duro 75 días y se considera también la única operación que logró la ocupación por parte de los aguerridos jóvenes iraníes de una región muy importantes de Irak.
 
En esta operación más de 50 mil militares iraquíes resultaron muertos o heridos y casi 47 aviones de combate fueron destruidos. Además, mil soldados iraquíes fueron hechos prisioneros, entre los cuales había varios comandantes.
 
 
La victoria militar de la República Islámica de Irán en la conquista de Fath, fue paralela a eventos militar-políticos colaterales que cambiaron en gran medida la guerra a favor de Irán. Estados Unidos, en coordinación con la entonces Unión Soviética, trató de tomar una nueva estrategia en la guerra. En este sentido, el secretario del Departamento de Estados Unidos Schultz, anunciando que entre ambas superpotencias habían determinado una nueva iniciativa con el fin de acabar la guerra de Irán e Irak, declaro: Washington y Moscú han llegado a este acuerdo que acabar la guerra favorece a Estados Unidos y la Unión Soviética.
 
Esto deja ver el papel influyente de las autoridades estadounidenses en la decisión del Consejo de Seguridad de aprobar una nueva resolución contra Irán y reducir el precio del petróleo.
Asimismo, estas potencias, con la ayuda de los medios de comunicación occidentales, provocaron una nueva ola de iranofobia al relacionar el terrorismo a Irán. Estados Unidos, no buscaba la paz sino que estaba preocupado ante las constantes victorias ya que podrían haber cambiado la balanza de la guerra a favor de Irán y esto para el país norteamericano era un gran desafío, pues la victoria de la Revolución Islámica de Irán puso en peligro los intereses dominantes de Estados unidos en Oriente Medio.
 
Así que Estados Unidos poco apoco fue buscado un pretexto para iniciar oficialmente la guerra con la Rep. II y para esto contó con un brazo directo y evidente, es decir el régimen de Saddam. En este sentido, fue tal misma decisión, que provocó la guerra de las cisternas y finalmente la República islámica de Irán, con la condición de que se reconozca a Irak como agresor, aceptó la resolución de alto el fuego y así puso se fin a esta sanguinaria guerra

 

Tags

Comentarios