Feb 07, 2020 06:27 UTC

ParsToday-La Revolución Islámica y el sistema de la República Islámica disfrutan de las bendiciones del principio fundamental de la Jurisprudencia Islámica (Velayat Faqih). Es decir, durante la ausencia del Imam infalible, aunque las personas se ven privadas de la presencia física del liderazgo de Ahlul Bayt (Casa del Profeta del Islam, la paz sea con él y sus descendientes), la guía del barco de la comunidad está en manos de los eruditos y jurisprudentes que, como sustitutos del Imam, dirigen y

La duradera Revolución Islámica de Irán es un excelente ejemplo de una revolución divina, que fundó el Imam Jomeini (que descanse en paz) bajo la sombra de este mismo liderazgo sabio, sincero, con autoridad y además popular, como características manifiestas de este gran hombre, que se ha ubicado en la profundidad del corazón de millones de personas buscadoras de la verdad y les guía hacia el monoteísmo y la perfección absoluta.
 
El papel del Imam Jomeini, en la primera década de la República Islámica, fue como el rol de un capitán que controla un barco en un mar tormentoso. Cada una de las crisis, como políticas, separatismo, boicots económicos y agresión militar, fue suficiente para derrotar a cualquier revolucionario, pero con su sabiduría y liderazgo únicos, el Imam Jomeini llevó al recién surgido sistema de la República Islámica a una etapa estable y tranquila. Con el fallecimiento del Imam Jomeini, la Asamblea de Expertos de la R.I.I., en una reunión extraordinaria, eligió al ayatolá Jamenei como el sucesor del Imam Jomeini, y así el sistema islámico continuó su camino bajo la sombra del liderazgo culto del ayatolá Jamenei. El Líder de la Revolución Islámica de Irán, como un destacado jurisconsulto, por primera vez en la historia chií, ha sido capaz de dirigir un gobierno religioso durante treinta años y sigue poderosamente su camino. De hecho, el ayatolá Jamenei es un teorista e intelectual cuyas decisiones están basadas en el razonamiento, considerando el tiempo y lugar. Él planteo la doctrina del Imamato en el pensamiento islámico en sus obras y escritos, unos años antes de la revolución y ahora es un importante erudito en el campo de la historia mundial, las relaciones internacionales y el mundo islámico.
 
“Me he reunido con muchas figuras políticas y presidentes y líderes de todo el mundo durante mi tiempo en el cargo. Pero hasta ahora no he visto a una figura con una personalidad política y de inteligencia como la de ayatolá Seyed Ali Jamenei”, dijo el ex secretario de la ONU Javier Pérez de Cuellar.
 
Administrar la gestión de crisis y elevar los espíritus de esperanza y empoderamiento son algunos de los signos de su gestión. Un líder como el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Irán juega un papel fundamental en disuadir a los enemigos y garantizar la seguridad nacional del sistema islámico. A juicio de muchos intelectuales, si Irán es estable y seguro en la región sensible e insegura del oeste de Asia se debe al liderazgo y la presencia coherente del pueblo a su lado; un elemento importante cuyo vacío se siente muy bien en muchos países. La reducción de amenazas, la independencia y el desarrollo del territorio vital y defensivo más allá de los límites geográficos son componentes importantes de una gestión de Yihad.
 
Sin lugar a dudas, a la luz de tal liderazgo, se puede ver que el futuro avanza dando altos logros. Un futuro que el Líder de la Revolución ha prometido y que hará brillar luz de esperanza en los corazones:
 
“He dicho muchas veces que veo el futuro como muy bueno, brillante, prometedor y mejor que el pasado. Dios, Todopoderoso, le dijo a su Profeta, conforme indica la aleya 4 de la sura La mañana (Ad duha):
 
Sí, la otra vida será mejor para ti que ésta.
 
Los caminos difíciles que fueron atravesados, gracias a la mano fuerte del Imam, ya no se repetirán, por lo que nuestro futuro será muy bueno, brillante y esperanzador”.
 
P/FSH/NL

 

Tags

Comentarios