Mar 23, 2020 05:55 UTC

ParsToday – Amigos oyentes, bienvenidos nuevamente a otra parte de nuestro especial con motivo del Noruz o Año Nuevo iraní. En esta ocasión, les vamos a hablar sobre el "Sofreye Haft Sin". Quédense con nosotros.

En los antiguos rituales persas, extendían un “sofré” o mantel para cualquier fiesta, que incluía todo tipo de alimentos. El dedicado al Noruz se llamaba el "Sofreye Haft Sin", literalmente el "mantel de las siete eses", que tenía que ser más colorido que los demás. El "Sofreye Haft Sin", normalmente ya estaba preparado a pocas horas del inicio del año nuevo y era instalado en un lugar más alto que el suelo. Esta costumbre sigue de pie con algunos pequeños cambios.

En el mantel de Haft Sin, colocan siete plantas y comestibles que en el idioma persa comienzan con la letra "s" simbolizando la abundancia de vegetales y productos agrícolas. Los elementos del mantel de Haft Sin incluyen:

El "sabzé" o "plantas verdes”, consistente en brotes de trigo, cebada o lentejas que lo germinan en un recipiente, representando la regeneración y vitalidad, el vínculo entre la vida humana y la naturaleza y su relación con el pan y las bendiciones.

El “samanu” es un dulce de germen de trigo, como símbolo de riqueza y el renacimiento de plantas.

El “Sib”, manzana, como símbolo de la belleza y la buena salud.

El “Senyed”, es el fruto seco del "olivo salvaje”, simbolizando el amor y la sabiduría.

La especia llamada Somaq (zumaque), representando la felicidad

El "sir", ajo, como símbolo de medicina y tratamiento.

El "serké", vinagre, como muestra de la madurez y la paciencia ante las adversidades, ya que tarda mucho en prepararse.

Además de estos, los iraníes ponen en el lindo mantel de” Haft Sin” otros símbolos tales como; el huevo, que representa el nacimiento y la creación, y el espejo, simbolizando la transparencia y la sinceridad.

Otros cosas que también se incluyen en el mantel son: el agua, como símbolo de bendiciones y pureza en la vida; un pez de color rojo, símbolo de vitalidad y dinamismo; Seké (son monedas de oro) que representa el capital y el florecimiento laboral, y una vela, simbolizando la luz y el calor.

Ramas del cedro, el jacinto y el sauce blanco son otros componentes del mantel de “Haft Sin”, cuya fragancia trae la buena noticia de la llegada de la primavera. Normalmente también colocan dulces y chocolates en este mantel. Aparte de todo esto, el sagrado Corán ocupa un lugar especial en el mismo.

El rico conocimiento de los persas de sus alimentos tanto de sus comidas como bebidas y el conocimiento de las bellezas de las estaciones, sus colores y sus productos se manifiestan en las fiestas eternas de los iraníes en diferentes estaciones.

Al echar un vistazo a los principales alimentos del mantel del Noruz, se puede decir con seguridad que la mayoría de los mismos son ricos en minerales y vitaminas que, además de fortalecer el sistema de defensa del cuerpo humano, a la larga lo protegen contra los riesgos del contagio de enfermedades graves y crónicas tales como el cáncer y las dolencias cardiovasculares. De hecho, los iraníes a través del mantel de “Haft Sin” han transmitido pecho a pecho el mensaje nutritivo de vivir sano a la generación contemporánea. Un repaso a las propiedades medicinales del mantel de “Haft Sin” confirma esta afirmación.

La manzana es un fruto rico en vitaminas C, A y B y contiene taninos, celulosa, hierro, calcio y fósforo. También es rico en ácidos orgánicos, ácido málico y sales de potasio y sodio. El mineral más importante en la manzana es el potasio, al que llaman el "elemento juvenil", que suaviza las paredes arteriales del cuerpo y disminuye la presión sanguínea.

La manzana es un fruto rico en antioxidantes y está llena de una fibra llamada pectina. Una manzana mediana contiene alrededor de 4 gramos de fibra. El mejoramiento de la función del sistema digestivo, la reducción del colesterol en la sangre y del riesgo de cáncer, el aumento de la longevidad y la prevención de la caída del cabello, destacan entre los muchos beneficios de comer manzanas diariamente.  Este fruto se recomienda para los diabéticos por ser libre de azúcar.   

También son notables las propiedades medicinales del “senyed” (el fruto seco del "olivo salvaje”), ya que es rico en las vitaminas E y C y pigmentos carotenoides, todos los cuales tienen fuertes propiedades antioxidantes. Los compuestos de flavonoides y ácidos grasos existentes en el “senyed”, tales como el ácido linoleico y oleico, así como los esteroles como el citosterol tienen propiedades antiinflamatorias.

Los flavonoides existentes en el “senyed”, ayudan a relajar los músculos. Por eso, el consumo del “senyed” puede ser efectivo para los que sufren problemas musculares y articulares.

Una investigación ha demostrado que el consumo del “senyed” y sus granos en polvo es eficaz en el tratamiento de la inflamación aguda y crónica. Disfruta de un alto nivel de calcio, que impide el raquitismo. Algunos estudios muestran que el “senyed”, además de poder bajar la fiebre, también se considera como un fármaco para el tratamiento de la disentería amebiana y la excreción de gusanos.

La especia llamada Somaq (zumaque) estimula el apetito y es un buen condimento para comidas. Sirve de astringente y limpiador del estómago. La propiedad del zumaque en la prevención de la síntesis de glucosa con moléculas de proteínas vitales del cuerpo humano hasta un 80%, lo hace útil para pacientes diabéticos.

También se ha probado que esta planta tiene propiedad antimicrobiana y puede ayudar en el tratamiento del reumatismo. Se recomienda consumir el zumaque con el Kebab o carne asada por ser capaz de reducir los daños úricos de la carne roja.

Aunque todo el mundo conoce al ajo como un condimento, es una planta medicinal. Es rico en el ácido fólico, vitamina C, calcio, hierro, magnesio, potasio y pequeñas cantidades de zinc y vitaminas B2, B1 y B3. Las semillas frescas del ajo se usan como medicamentos.

Se usa para prevenir y tratar distintas enfermedades cardiacas, incluyendo la hipertensión o la aterosclerosis. Además, se ha demostrado que puede ser eficaz para prevenir una variedad de cánceres gastrointestinales y la próstata. Algunos científicos mantienen que cuando el ajo se usa como condimento en las comidas, puede prevenir la intoxicación alimentaria, ya que tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas y es efectivo para combatir la intoxicación alimentaria, incluida la salmonela.

El vinagre, con muchas propiedades medicinales, ha sido y se sigue utilizando en muchos casos desde tiempos antiguos. Esta materia mágica digiere los alimentos pesados y acelera la entrada de nutrientes en las células y, con su sabor agrio, es considerado un buen condimento para toda clase de platos y guisos. El vinagre ayuda en las secreciones gástricas, elimina las infecciones sanguíneas y biliares (de la bilis) y, hasta cierta medida, previene el cáncer. El vinagre disfruta de propiedades tales como la disminución de la presión sanguínea y del colesterol. También es útil para controlar el peso corporal y tratar infecciones.

Hay pruebas de que el vinagre ayuda a mejorar la osificación al aumentar la absorción del calcio. Se ha demostrado la propiedad antifúngica y antimicrobiana del vinagre en intoxicaciones alimentarias.

El “samanu”, hecho de extracto de germen de trigo fresco y harina de trigo, es muy dulce y sabroso, aunque no se le agrega azúcar. Contiene vitaminas A, E, K, especialmente vitaminas B, B1, B3, B5, B8 y B12, así como calcio, potasio, fósforo, selenio y hierro.

Esta variedad de micronutrientes hace del “samanu” una comida completa, muy útil para la salud de la piel y del cabello, para el sistema nervioso, la memoria, el sistema circulatorio de la sangre, los huesos, los dientes, los ojos y muchas otras partes del cuerpo. Y es una excelente opción alimentaria sobre todo para los atletas, niños, mujeres embarazadas y madres lactantes, personas con anemia, problemas de hígado. osteoporosis y pacientes con enfermedades del sistema nervioso como la esclerosis múltiple (EM). El consumo del “samanu”, además de proporcionar calorías, siempre se recomienda para mantener la juventud, la salud y combatir la depresión.

Queridos oyentes, la tierra de Irán, con un pueblo unido, amable e indulgente, pese a las múltiples dificultades que se les han impuesto, sigue de pie al mantener sus fiestas y rituales. Una nación que, incluso en plena guerra impuesta (por Irak, 1980-1988), siguió comprando peces, siguió sembrando el "sabzé" o "plantas verdes, siguió colocando el Corán en su mantel de Haft Sin y siguió rezando por la supervivencia de nuestro amado Irán. Con el deseo de salud para todos los pueblos del mundo, les felicitamos por el Noruz a todos ustedes queridos oyentes.

P/FE/JP

110 líneas

 

Tags

Comentarios