Jul 05, 2016 07:55 UTC

Saludos cordiales a todos ustedes estimados oyentes; estamos a su servicio con el vigésimo sexto programa de la serie “Derechos Humanos Islámicos”. Esperamos que sea de su agrado e interés. En el programa anterior hablamos sobre la libertad en el Islam, y las diferentes libertades según los pensamientos de algunos pensadores occidentales. Tal como se destacó, la raíz y base de la libertad en el Islam, es el monoteísmo. Esto significa que el concepto islámico de libertad, se encuentra en la unida

En el Islam, además de los obstáculos externos como poderes arrogantes, despóticos, y las personas que limitan la libertad humana, también se ha determinado una serie de elementos internos los cuales también limitan la libertad del ser humano así como algunas características tales como una moral corrupta, los deseos y el ego que le llevan a ser débil, a la humillación y a la pasividad.  

 

Desde el aspecto del Islam, una persona que por miedo, debilidad, codicia y deseos carnales está obligada a soportar limitaciones, aquella persona no es libre. Porque el Islam es la liberación de las cadenas mundanas y de servidumbre y de otros factores, y no permite que la dignidad humana se perjudique ni se vea empañada con actos de corrupción contrarios a la dignidad del ser humano. El Islam reconoce la libertad como algo innato en los seres, es decir considera al hombre un ser libre por naturaleza, y esta libertad se da tanto en el aspecto legal como en el aspecto moral.

La libertad en el Islam, es una bendición divina, porque el ser humano puede encontrar el camino de su felicidad. El Islam, da libertad a los hombres para que elijan el camino de la felicidad y la perfección, mediante la eliminación de barreras y la creación de condiciones adecuadas. Por lo tanto, el hombre es un creyente libre. Pero en el Islam, la libertad tiene otra cara que se llama deber. En general, los hombres son libres de aceptar sus responsabilidades, pero sabe, que tiene que rendir cuentas a Alá todopoderoso.

Uno de los principales objetivos del Islam es el de liberar a la mente de supersticiones e incertidumbres, al alma del pecado y la corrupción, a la conciencia de la opresión y el temor, e incluso al cuerpo del desorden y la degeneración. 

El proceder que el Islam ha impuesto al hombre para conseguir esta meta incluye esfuerzos intelectuales profundos, observancias espirituales, constantes principios morales vinculantes, e incluso normas alimenticias. Cuando el hombre sigue este proceder religiosamente, no puede dejar de alcanzar su última meta de libertad y emancipación.   

Por esta razón, un musulmán se esfuerza en utilizar todas las posibilidades existentes, incluida la libertad razonable. Es decir, él respeta la libertad dentro de los límites de la naturaleza humana y de la religión, y acepta las leyes en su camino buscando la felicidad de este mundo sin privarse ni violar el derecho a la libertad tanto suyo como el de los demás.

El significado de libertad en el pensamiento de liberalismo occidental, es diferente al deber. Porque en el pensamiento occidental, saber las raíces y los orígenes de la libertad de la tendencia humana es fundamental. Libertad en el occidente significa deshacerse de deberes y responsabilidades. Desde la opinión de los filósofos occidentales, el hombre, es un creyente con una serie de favores y quiere vivir así;  esta tendencia, sería el origen de su libertad.

 

Ningún criterio y marco puede limitar la libertad humana y su deseo. ¿Pero sabías que libertad significa, de hecho un tipo de deshumanización? En este caso no hay diferencia entre la libertad del ser humano y la libertad de un animal. El ser humano en su naturaleza fue creado  bipolar, y según el Corán se compone de intelecto y de alma, o espíritu y cuerpo. Por tanto, es imposible que en las dos partes se beneficie de sus  infinitos grados de libertad. El ser humano en cada una de estas dimensiones al ser libre limita la libertad en la otra dimensión. Por eso, tanto, si quiere ser libre en lo material, su cuerpo y su alma no pueden lograr la libertad o viceversa.

 

De otro lado, una serie de talentos progresivos son los criterios de su humanidad. El pensamiento lógico, su gran deseo de siempre buscar la verdad, una tendencia a la bondad moral, tendencia a la belleza, el deseo de adorar a Dios, todos estos son criterios que muestran su humanidad. Desde el punto de vista del Islam, la perfección humana, está en su humanidad, en su gran sensibilidad y sus elevados sentimientos. Por eso el Islam, quiere ser la verdadera libertad del ser humano que está preso de los deseos y de las exigencias, y lograr la libertad del espíritu humano. Ser una persona con libertad completa en todas las dimensiones, pueda lograr los elevados grados de humanidad y emprender el camino de la felicidad.  

 

Para el Islam, la libertad es un derecho humano innato, pero se trata de talentos humanos, no el deseo de los individuos y sus inclinaciones. El significado de libertad según el Corán, tiene un valor muy alto. Este valor es tanto que el Corán invita a los hombres a rezar orientados hacia el símbolo de la libertad, es decir, la Kaaba. Uno de los nombres de la Kaaba es “Beit Atiq”. Según algunas narraciones de los Imames sublimes el motivo de este nombre es porque en ningún tiempo la Kaaba ha pertenecido, pertenece ni pertenecerá a nadie, y ningún opresor podrá dominarlo. En otras palabras, esta casa siempre ha sido libre, por eso, la llaman “Atiq” que viene de la raíz “Ataq” que significa libertad. De ahí que puede ser considerada el símbolo de la libertad.

 Ahora entendemos que el sagrado Corán en la aleya 29 de la Sura La Peregrinación, se ha valorado este símbolo y alienta a los hombres dirigirse hacia Él. Por eso, llama a las personas para que den vueltas a su alrededor.

 Luego que se limpien de la suciedad, que cumplan sus votos y que den las vueltas a la Casa Antigua.

 No es solo una circunstancia, sino que muchas de las cosas que suceden a las personas están relacionadas con este símbolo. Algunas de las tareas más nobles como rezar, hacia “Beit Atiq” o recitar el sagrado Corán es mejor realizarlos orientados hacia este símbolo. Todos en sus vidas tienen una relación estrecha con esta casa libre. Aun incluso en los últimos momentos de vida.

Esta reverencia hacia la Kaaba, durante la vida, significa que el hombre musulmán siempre va a cuidar y proteger su vida y nunca va a sacrificar su libertad celestial por la libertad de este mundo y sus deseos mundanos.

Todos los seres humanos son responsables de su comportamiento, las únicas personas que son libres, son los rehenes que según el Corán están en la fila “Ashab Yamin”, los de la derecha.

Dios Misericordioso en las aleyas 38, 39 de sura del Envuelto en un manto (Al-modacer), dice:

Cada uno será rehén de lo que se ganó.

Pero no así los compañeros de la derecha.

Ahora debería ver "Ashab Yamin" ¿Cómo han abandonado sus cautiverios para llegar a la libertad? Podemos encontrar la respuesta a esta pregunta en las palabras del querido profeta del Islam dirigido a la gente en el último viernes del mes de Shaaban. El profeta dijo: 

"Oh gente, su vida es como una prisión en todo lo que hacéis, entonces liberad sus vidas pidiendo perdón a Dios".

 Así pues, la verdadera libertad del hombre significa la salvación de los hombres de la esclavitud y la soberanía excepto de Dios.

Comentarios