Ago 02, 2016 07:51 UTC

Saludos cordiales a todos ustedes estimados oyentes, estamos a su servicio con otro programa más de la serie “Derechos Humanos Islámicos”. En el programa anterior hablamos sobre la libertad de pensamiento y de opinión desde el punto de vista del Islam.

El Islam no sólo demanda su libertad en la práctica religiosa, sino también que deben ser tratados con justicia como cualquier otro ser humano. Advirtiendo contra cualquier abuso hacia los no musulmanes, en una sociedad islámica, el Profeta declaró:

“¡Tengan cuidado! Quien es cruel y duro con una minoría no-musulmana, restringiendo sus derechos, cargando a estas gentes con más de lo que pueden soportar, o tomando cualquier cosa de ellos en contra de su voluntad, yo (el Profeta Muhammad) reclamaré en contra de esa persona en el Día del Juicio”.

¡Qué lejos de esta conducta están la mayoría de las naciones, que hoy día no sólo suprimen los derechos de las religiones extranjeras, sino también a los extranjeros y a otras razas! En tiempos en que los musulmanes fueron torturados hasta la muerte en La Meca pagana, los judíos fueron perseguidos en la Europa cristiana, y muchas otras gentes fueron subyugadas por su raza o casta, el Islam llamó al justo trato de todos los pueblos y religiones, debido a sus principios misericordiosos que le dieron al género humano el derecho a su humanidad.

Las palabras educadas, amables y razonables y lejos de cualquier controversia y violencia y la difamación y el uso de los puntos comunes en vez de  las diferencias, es  la mejor manera de enfrentar las ideas, para entender la verdad y establecer una buena relación, junto  con la amistad y el cariño. Por lo tanto oír los diferentes puntos de vista que surgen de las diferentes ideas se aceptan de manera abierta en el Islam, Y la buena noticia es que la gente escucha las palabras siguen la mejor opción.

Dios en la aleya 17 y 18 de la sura Los Grupos dice:

“¡Buenas nuevas para quienes hayan evitado a los ídolos, rehusando servirles, y se hayan vuelto arrepentidos a Alá! ¡Y anuncia la buena nueva a Mis siervos, Que escuchan la Palabra y siguen lo mejor de ella! ¡Ésos son los que Alá ha dirigido! ¡Ésos son los dotados de intelecto!”

Por lo tanto, la sabiduría y la razón con la verdad natural, junto con el libre pensamiento en un espacio abierto, proporciona el terreno para  elegir el mejor camino de la felicidad. La libertad de religión y creencia desde el principio del Islam, ha sido valiosa y respetada; porque las órdenes del sagrado Corán en ese sentido, claramente ha sido para invitar a los musulmanes a coexistir pacíficamente con los no musulmanes.

El Corán prohíbe a los musulmanes usar un lenguaje ofensivo acerca de otras religiones, sus profetas y seguidores.

Dios en la aleya 109 de la sura Los Rebaños dice:

“No insultéis a quienes invocan a otras divinidades en lugar de Alá, no sea que reaccionen hostilmente e insulten a Alá sin tener conocimiento acerca de lo que dicen. Así es como hemos hecho que parezcan buenas sus obras a cada comunidad, pero finalmente todos comparecerán ante Él y les informará de lo que hacían”.

En este versículo se utiliza la palabra, Umma (comunidad religiosa) y zaiyánna (buenas y atractivas) y son combinadas para evidenciar que Alá hizo los mandamientos de cada comunidad atractivos y llamativos para sus seguidores. Por lo tanto, el Corán pide a los musulmanes que muestren respeto por esas religiones y no insulten al objeto de su adoración. Este tipo de orden, que se encuentra en el Corán, busca asegurar que el pluralismo religioso sea respetado y protegido.

La gente de la escritura, judíos, cristianos e incluso los zoroastrianos sabeos, por el simple hecho de tener fe en el Dios único, en el día de la resurrección, sus buenos actos serán tomados en cuenta por Dios y considerados tanto como el de los musulmanes, por eso, no deben tener miedo ya que en el día del juicio final ellos no serán considerados iguales a los impíos.

Basados en esta consideración, se prepara el terreno de coexistencia entre ellos y los musulmanes. Ejemplo de esta coexistencia es  la alianza entre un gobierno islámico y la gente de la Escritura en la comunidad islámica, ellos también disfrutan de la seguridad, tranquilidad, independencia e incluso de la posibilidad de tener una relación amistosa y familiar con los musulmanes.

Aunque al principio se prohibía  la amistad con los paganos y la gente que no era del libro, Dios no prohíbe que los musulmanes tengan una relación cordial con ellos en un ambiente de compasión y fraternidad bajo la amistad que se establece entre ellos y los musulmanes.

Dios en la aleya 8 de sura La Examinada dice:

“Alá no os prohíbe que seáis buenos y equitativos con quienes no han combatido contra vosotros por causa de la religión, ni os han expulsado de vuestros hogares. Alá ama a los que son equitativos”.

Hoy en día, ninguna comunidad religiosa puede vivir aislada del mundo. Todas las religiones deben abrir sus puertas a las demás, permitiendo de esta forma que sean estudiadas, observadas, abrazadas o rechazadas.

 

Comentarios