Dic 17, 2016 07:56 UTC

En el nombre de Dios. Saludos a todos los estimados oyentes. Estamos con Uds. con otro programa más del Panorama de la Poesía de la Revolución. Esperamos que estén felices y tengan tiempo para acompañarnos. Continuando el capítulo anterior, estudiaremos los poemas del desaparecido y comprometido poeta persa, Salman Harati. Esperamos que sea de su agrado e interés.

Salam Harati es uno de los poetas de la Revolución Islámica de Irán y ya desde los años 1973-74 surgió en él la poesía, pero no fue hasta después de la revolución islámica que desarrolló su poesía.

Salman está entre los poetas sufridos que ha vivido con alma y cuerpo el dolor de la sociedad y el pueblo y, habla de estos mismos dolores de la gente. Ya que él mismo, había sufrido la privación y se levantó demandando con su pluma el derecho del pueblo oprimido de la sociedad donde vivía.

Salman era pensador y no componía los poemas para divertirse o para entretenerse. Para él, la vida fue dirigida hacia un objetivo; El poeta se profundizaba en las realidades del mundo, lo cual se contempla claramente en todas sus obras. Si nos fijamos en la colección de sus poesías, nos enteramos de que él ha intentado que sus lectores, miren las realidades del mundo, se alejen de las superficialidades y, les anima a que profundicen en ella.

Salman ha aprovechado cualquier oportunidad para instalar sus ideas. La primavera no significaba para el poeta ni la flor, ni las hiervas, ni las brotes, ni tampoco el aroma de las flores salvajes, sino que la primavera, para él, es una advertencia que el hombre debe atenderla y descubrir su sentido.

Salman Harati no encontraba nada malo en las vicisitudes de la vida cuando se busca un objetivo; incluso la muerte según el poeta era bella, pero esto, no quiere decir que para Harati la vida fuera vacía o no buscara ningún propósito; al contrario, a Salman le gustaba la vida pero también la muerte, puesto que morir después de una vida con propósito, será una buena noticia que lograría la tranquilidad y alcanzaría al verdadero Dios.

Salman no componía la poesía para que únicamente aumentara el volumen de sus obras; sino que creaba poemas, si tenía algo para decir; sus poesías estaban llenas de las ideas originales. Si echamos un vistazo a sus dos libros titulados “El Cielo Verde” y también “Una Puerta hacia la Casa del Sol”, podemos ver que se encuentran los momentos y fragmentos brillantes en diferentes métricas poéticas.

Salman ha intentado aprovechar las experiencias poéticas de los poetas contemporáneos y tradicionales. Si bien muchos poetas se desviaron al recibir los efectos de la influencia de otros poetas, Salman ha tenido el éxito al respecto; es innegable el efecto que le dejaron los poetas que precedieron a Salman. Contemplando la colección de sus poesías, se revela esa efectividad y, se puede confirmar la originalidad y la creatividad de Salman Harati. Si la influencia tiene dos aspectos, los positivos y los negativos, sin lugar a duda, el efecto que ha recibido Salman de otros autores, ha sido positivo y aumentó su creatividad.

Entre las peculiaridades de los poemas de Salman está la modernidad que se encuentra en la mente y el lenguaje del poeta. Harati se ha preocupado por modificar y renovar el lenguaje, construir las composiciones y también por mirar de una forma diferente y presentar novedades incluso de los viejos conceptos. Todo esto, ha aportado a su poesía una buena armonía, la cual fue lograda en sus poesías tituladas “Las Oraciones”.

Las obras poéticas de Salman están llenas de las sutilezas místicas debido a su interés en los valores monoteísta y, también por el lugar elevado que ocupa el hombre y, por la posición del sustituto de Dios que, sin embargo, él no es un místico absoluto. Pero, todos los que están familiarizados con sus poemas, creen en la especial sinceridad y espiritualidad de sus poesías.

Con una mirada sociológica hacia los poemas de Salman Harati, se pueden observar y palpar los altibajos de todos los momentos del Irán islámico. Salman vivió en sus poemas con el pueblo y, en los cuales habló de los dolores, los sufrimientos y las alegrías de ellos. Él fue hijo de la Revolución Islámica y vivió en una época en la cual se encontraba en el inicio de la revolución y en la Defensa Sagrada y en sus ideales.

Harati, como un poeta comprometido, no podía ser indiferente ante toda la épica, la dolencia y la opresión. Por lo cual el tema de la Revolución Islámica y sus valores forman la mayor parte de los poemas de este poeta.

Los poemas de Salman son comprometidos y orientados; el poeta compone sus poesías junto al pueblo épico y habla del martirio, va a al frente de batalla y, habla sobre el Imam Jomeini (P); En suma, Hatari es la voz del pueblo persa. En esta clase de poesías, defendiendo de la revolución, se enfrenta con los opositores de la revolución islámica. Salman Harati nunca aceptó la injustica y jamás dio la rspalda al pueblo.

Estimados oyentes esperamos que el programa de hoy les haya gustado. En la próxima edición seguiremos estudiando los poemas Salman Harati. Les invitamos a que nos acompañen la próxima semana.

 

 

Comentarios