Abr 04, 2017 07:53 UTC

Saludos cordiales a todos los estimados oyentes de la Voz Exterior de la Republica Islámica de Irán. Estamos a su servicio con el segundo programa de la serie “El crecimiento de la extrema derecha y la Islamofobia en Europa”. En el programa anterior hablamos sobre los cambios y los avatares políticos durante los últimos años y las razones de la inclinación de extrema derecha en dicha zona.

La inclinación a la extrema derecha en Europa tiene una raíz profunda y cerca de un siglo de existencia. Los europeos han pagado un precio muy alto por haber matado a 50 millones de personas y destruido decenas de países con tendencia neo-nazi en Alemania en la década de los 30 y  a los fascistas en Italia en la década de los 20  y  el estallido de la Segunda Guerra Mundial. El miedo por la toma de poder de los partidos de extrema derecha, considerando la amarga experiencia de los acontecimientos de la segunda guerra mundial, se ha institucionalizado en Europa. Pero durante los últimos años, este temor ha menguado por la amplia insatisfacción popular en torno a la actuación de los partidos de izquierda y centroderecha tradicional. En las elecciones y referéndums realizados en diferentes países europeos, los partidos de extrema derecha han tenido un éxito considerable saliendo del margen y han influido en el proceso de  los cambios políticos y culturales de Europa. Por supuesto, los partidos de extrema derecha en dicho continente  tiene semejanzas con los partidos  de derecha neo-nazi y fascistas. En el programa anterior aludimos algunas características e índices de los partidos de extrema derecha. Hoy hablaremos sobre otras características de los partidos de la derecha europea.

El historial de la extensión de la extrema derecha, en general se estudia según tres etapas. Después de la finalización de la segunda guerra mundial y el fracaso de los fascistas, los sistemas políticos firmes se establecieron en la mayoría de los países europeos. Estos sistemas políticos se crearon inmediatamente después de la segunda guerra mundial, y  los partidos y corrientes de extrema derecha aunque no desaparecieron por completo, fueron marginados  por su lema anti-judío y racista. La victoria sobre el fascismo, la prosperidad económica y la reducción del desempleo fueron factores que impidieron el ascenso de la extrema derecha en esos años.

La segunda etapa de la extrema derecha comenzó en la década de los 70 que incluye a los partidos avanzados en la región Escandinavia que eran los movimientos populistas anti- impuesto. Sin embargo, en el último cuarto del siglo XX, aparecieron nuevos partidos y movimientos que lograron el apoyo de la gente. Por ejemplo, se promovió el Partido de la Libertad de Austria del 5 por ciento en 1986 al 27 por ciento en 1999. El Frente Nacional, de haber sido un partido marginal  en Francia, se convirtió en uno de los más importantes que en cada elección al menos obtenía el 10 por ciento de los votos. De hecho, hasta antes de la década de los 80,  el termino ‘extrema derecha’ era sinónimo de neo-fascismo. El único partido que sabía de extrema derecha, era el MSI de Italia, considerado un partido fascista. Pero en la década de los 80 todo cambio, creándose los nuevos partidos. Los partidos de extrema derecha en Europa que al principio de esa década entraron al Parlamento fuero seis y hasta el final de la  misma  llegó a diez,  y en la mitad de la década de los 90 , alcanzó la cifra de quince partidos.

Con la llegada del siglo XXI, los  partidos de extrema derecha trataron de convertirse en la corriente principal. En el año 2000,  el Partido Libertad de Austria (FPÖ) entró en una coalición con el Gobierno de centroderecha de Austria.  En Italia,  el partido Liga del Norte (LN) enteró en el Gabinete. En 2002,  el partido de extrema derecha de los países bajos (LPF), alcanzó el 17 por ciento de los votos y obteniendo 36 escaños en el Parlamento finalmente  entró en el Gabinete de coalición. En el mismo año en Francia, el líder del partido Frente Nacional,  Jean-Marie Le Pen,  después de derrotar al candidato socialista Lionel Jospin con cerca de cinco millones de votos, equivalentes al 18 por ciento de los sufragios, junto con Jacques Chirac en la segunda vuelta, atrajo la atención de Europa y el mundo. La prensa de Europa describió la entrada de Jean-Marie Le Pen a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Francia como un terremoto político. Estos partidos podrían mantener a sus partidarios al contrario de lo que se imaginaba.  Marine, la hija de Jean-Marie Le Pen, trató de apoderarse de la dirección del Frente Nacional en las elecciones presidenciales de Francia en 2012, obteniendo alrededor del 18 por ciento de los votos. Algunos científicos sociales creen que el ascenso de los partidos de extrema derecha no se debe considerar  como apariencia del nuevo de fascismo;  pero es posible que en algunos casos existiera algunos vínculos entre estos dos fenómenos.

La corriente de extrema derecha actual apareció en condiciones completamente diferentes a comparación con el periodo entre las dos guerras mundiales. Estos partidos aparecieron cuando la guerra fría se acercó a su fin y  el comunismo fue derrocado y creció la  globalización,  la convergencia europea, la inmigración y el multiculturalismo.

La extrema derecha en general se puede  considerar como el nivel legal que incluye partidos, organizaciones,  grupos y  personas; que estos dos últimos realizan actividades violentas. En la clasificación de los partidos de  extrema derecha según la tendencia ideológica,  también los investigadores tienen ideas diferentes. Entre ellas se puede considerar la clasificación de extrema derecha en dos espectros: los partidos tradicionales con tendencia neo-fascista y el espectro de los nuevos partidos con tendencia populista en países como Francia, Austria, Italia, Holanda y Suiza,  lejos del fascismo y enfoque moderado con logros éxitos considerables.


Figuras de la derecha de Europa:
1. En Holanda, el líder del Partido por la Independencia,  Geert Wilders, en Gran Bretaña, el líder del Partido de la Libertad,  en Francia,  Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, en Alemania, el líder del partido "Alternativa para Alemania”, Frauke Petry, el líder del partido, el líder del Partido de la Libertad de Austria, Ashtrakhh y el primer ministro de Hungría, Viktor Orban.

La extrema derecha tiene diversos rasgos y características. Entre ellas destacan la naturaleza anti- islámica, anti-globalización, anti-Brúcelas,  (Contra la Unión Europea) y su naturaleza populista, que ahora se ha extendido en países como Gran Bretaña, Francia, Bélgica,  países bajos, Austria y los países Nórdicos. 

El referéndum de la salida del Reino Unido  de la UE  se celebró con una publicidad anti-inmigrante del partido de Independencia del Reino Unido.  El primer ministro británico David Cameron, a favor de la permanencia en la UE, celebró un referéndum  con la esperanza de que la mayoría de los ingleses votaran por permanecer en la Unión Europea, sin embargo el resultado de referéndum fue contrario a sus expectativas por lo que renunció a su cargo. 
 

Ahora, el Frente Nacional de Francia, y el Partido por la Libertad de Holanda,  también han pedido la salida de la Unión Europea. Los científicos sociales han definido  la extrema derecha anti-sistema como el populismo antidemocrático. La mayoría de  los científicos  sociales y políticos en nacionalismo  han destacado como las particularidades principales de la extrema derecha cinco características: el nacionalismo,  el racismo, la xenofobia y los esfuerzos de los gobiernos antidemocráticos y autoritarios para crear un gobierno poderoso. En el próximo programa  hablaremos más sobre el tema.

 

Comentarios