Apr 24, 2017 08:05 UTC

En el nombre de Dios y saludos a todos los estimados oyentes y a los interesados en el programa Ven con nosotros a Irán. Esperamos que lo hayan pasado bien hasta el momento.

A continuación de las ediciones anteriores en las cuales les hemos familiarizado con distintos lugares importantes de Teherán, en la edición de hoy les presentaremos la Sala de Vahdat y, también el Teatro de Shahr como unos de los más importantes centros de espectáculo y de música de Teherán. Ahora, les invitamos a que por favor nos acompañen como siempre.

 
El complejo de Rudaki estaba formado de dos salas de espectáculo: una mayor, denominada con el nombre del gran poeta persa, Rudaki y, otra sala pequeña. Después de la victoria de la Revolución Islámica y simultáneamente con la semana de la Unidad y las fiestas del nacimiento del gran profeta del Islam (P),  el nombre de las salas citadas fue cambiado, de manera que, la sala mayor pasó a llamarse Sala Vahdat (Unidad, en español) y la sala más pequeña fue bautizada como Rudaki, conocido poeta persa del siglo III de la hégira. La Sala Vahdat es una de las mayores salas de espectáculo y de conciertos que trabaja bajo la supervisión del Ministerio de Cultura y Guía Islámica.
 
El complejo fue construido según el modelo del Teatro de La Opera de Viena en 1967 por un arquitecto persa de nacionalidad armenia llamado Ugan Oftandalis. La obra duró más de 10 años y se emplaza sobre una superficie de unos 15.700 m2. Incluye una sala, una planta baja de plateas y tres niveles de palcos balcones en forma circular, con una capacidad de 900 personas. La sala está construida en tres plantas y, sus entradas se encuentran en los extremos oriental y occidental. La sala de conciertos dispone de un escenario principal y cuatro escenarios móviles. Detrás del escenario están los cuadros de maquillaje, de ensayo y formación. El escenario consiste en cuatro partes: la parte delantera del escenario es donde se llevan a cabo las presentaciones de ballet y ópera y los telones puede bajarse hasta tres metros. Las dos partes laterales del escenario suben hasta 6 metros de altura y, la parte posterior del escenario es giratorio y allí es donde se montan los diversos decorados; esto quiere decir que el escenario tiene la capacidad de hacer movimientos horizontales y rotacionales y, además, cambiar de altura.
 
El edificio administrativo de siete plantas se encuentra detrás del escenario de la sala Rudaki, las salas de ensayos de obras del teatro y el restaurante. La sala ha sido testigo de obras de grandes artistas persas y de otros grandes artistas de diferentes partes del mundo.
 
La construcción de la Sala Rudaki que se inició e inauguró junto con la sala de conciertos  de Vahdat, incluye tres salas principales en la tercera planta y un balcón en la cuarta planta para albergar a unas 200 personas. El escenario de la Sala Rudaki es fijo y se ha diseñado para presentaciones de orquestas y bandas musicales. La sala está equipada con cámaras, sistema acústico, pantalla portátil, y el video proyector. También, los reflectores de sonido que se encuentran en el techo mejoran la acústica, de manera que las bandas no necesitan de micrófono para amplificar el sonido. Hasta la fecha, la Sala Rudaki ha recibido a diferentes bandas de música tradicional, clásica y también allí se han presentado diferentes orquestas.
 
El edificio del Teatro de Shahr (Ciudad, en español) es uno de los lugares de presentaciones de obras de teatro más dinámicos en Irán. Data de hace 40 años y se encuentra en el oeste del Parque de Daneshyo (Estudiante, en español), en el rincón de una de las más famosas encrucijadas de Teherán llamada Chahar-rah-e Valie-asr. En 1967 se puso en marcha la construcción del edificio del Teatro de Shahr que estuvo a cargo de la empresa Ingenieros y Asesores Sardar Afkhami y, finalmente, en 1972 fue inaugurada una circular sala teatral. La fachada de este edificio es de forma cilíndrica de ladrillo y está rodeada de bellas columnas. En esta construcción se observan decoraciones tradicionales persas sobre su forma cilíndrica. Lo interesante es que en este edificio se ha empleado el  tipo de arquitectura urbanística con desarrollos de jardinería donde una amplia pavimentación le ha incrementado su belleza. En la arquitectura persa siempre se ha priorizado la naturaleza y los escenarios abiertos. En la construcción del Teatro de Shahr también se ha considerado esta característica de la arquitectura persa, lo que ha convertido este sitio en un lugar público que recibe visitantes de diferentes lugares.
 
El Teatro de Shahr también cuenta con una biblioteca especializada a la cual tienen acceso artistas,  profesionales y estudiantes de teatro, así como alumnos de talleres de carpintería y de costura. El complejo del Teatro de Shahr que inicialmente había sido pensando sólo para presentar estrenos en la sala principal, actualmente, funciona con cinco salas. La sala principal cuenta con una capacidad de 579 personas, la sala llamada Chahar-Su con la modificación en la decoración y el escenario dispone de una capacidad de 120 a 400 de personas. Otra sala se llama Sayeh y también tiene un taller de espectáculo. El complejo del Teatro de Shahr tiene otras dos salas denominadas la Sala Pequeña y la Sala Número dos, las cuales se encuentran cerradas al público debido a algunas refacciones.
 
Ahora que hemos hablado de las salas del estreno de la música, es conveniente que en la segunda parte de nuestro espacio les presentemos el Museo del Maestro Saba. Abol-Hassan Saba es uno de los grandes maestros de la música tradicional persa. Él nació en 1902 en Teherán. Fue hijo de Abol-Qasem Kamalo-Saltaneh; su abuelo fue Mohammad Yafar-khan Sadrol-Hokama, y su bisabuelo Mohamud Khan Saba, el conocido poeta y pintor de la época de Naseri, uno de los hombres eruditos y amante del arte en su época.
 
Kamalo-Saltaneh fue médico y literato y, su pasión fue la música. Tocaba Setar (un instrumento musical persa) y fue el primer maestro de música  de su hijo. Además de tocar, también componía piezas musicales. Sabía perfectamente la literatura clásica persa, la lengua inglesa y, estaba informado de la nueva literatura persa. Este gran músico persa, le interesaba de una forma especial las obras de Nima Yushiy, y mantenía una relación amistosa con el maestro Shahriyar, un famoso poeta persa. El instrumento preferido de Saba era el violón pero tocaba otros como Santur, Tar, Setar, Kamanche, Tonbak y Nei y llegó a ser un maestro en el uso de estos instrumentos.
 
En su época de juventud fue al colegio de Kamal al-Molk donde aprendió pintura. En el Museo de Saba se conservan algunos cuadros de pintura al óleo sobre temas de paisajes, flores, aves y animales. Además, detonó su destreza en otras áreas como la carpintería, la fundición de metales, elaboración de mosaicos con madera y técnicas de incrustación persa que luego las aprovechó para construir instrumentos musicales.
 
En el año 1927, el maestro Alinaqi Vaziri le encargó a Saba que fundara en la ciudad de Rasht, en el norte de Irán, un colegio especializado de música. Saba vivió dos años en Rasht y, mientras que se dedicó a enseñar la música, iba  a aldeas y estribaciones de las regiones norteñas para recolectar las melodías locales, de las cuales logró componer muy hermosos fragmentos musicales. 
 
En el año 1939 en el cual se fundó la Radio de Teherán, Saba comenzó a tocar la música en este medio, mientras que continuaba tanto su profesión de maestro en el colegio de la música como sus investigaciones musicales. Al final de su vida, impartía clases de música en su propia casa donde formaba a los interesados.
 
Algunas de las grandes caras de la música de Irán han estado bajo la dirección del maestro Saba; entre ellos se enumeran los más conocidos Ali Tayvidi, Faramarz Paivar, Hossein Tehrani, Hossein Malek, Hassan Kasaei, Qolam Hossein Banan, Rahmatolah Badie, Mehdi Jaledi, Ataolah Joram, Homayun Joram, Daryush Safavat y Lotfolah Mofajam.
 
Finalmente, Saba se despidió la vida a los 55 años de edad debido a enfermedades cardiovasculares. Según su testamento y con el fin de honrar a este gran personaje artístico, su casa cambió de función y se convirtió en un museo y, sus hijos y su esposa donaron todas las pertenencias de Saba al museo. El museo tiene dos partes: la primera conserva instrumentos musicales, libros, pertenencias personales y obras musicales del maestro Saba. La segunda parte del museo se ha dedicado a las artesanías hechas por la esposa del fallecido Saba que consisten en estatuas, momias y vestidos locales y tradicionales del antiguo Irán. El Museo de Saba se encuentra en cercanías de la Plaza de Baharestan en Teherán.
 

Estimados oyentes, aquí terminamos el programa de hoy. Esperamos que les haya gustado. Les invitamos a que nos sigan acompañando. Ahora nos despedimos de todos Uds. hasta muy pronto.

 

Comentarios