Dic 16, 2017 07:52 UTC

Estamos nuevamente con otro capítulo de la serie Exitosas Mujeres Persas. Hoy les hablaremos de la Dra. Nasrin Soltan-khah, vicepresidenta para los Asuntos Científicos y de Tecnología de Irán y directora de la Fundación Nacional de Elite de Irán. Esperamos que el programa sea de su agrado e interés.

La Dra. Nasrin Soltan-khah nació en el año 1961 en la capital iraní, Teherán, y tras finalizar la secundaria ingresó a la Universidad Tecnológica de Sharif en la Carrera de Ingeniería Eléctrica. Pero, poco a poco se dio cuenta de que, le interesaba más las matemáticas y, por eso, cambió de carrera. En 1986 se graduó como la mejor alumna en la Facultad de Matemáticas de dicha universidad y le otorgaron una beca para seguir sus estudios fuera del país. Pero, por aquella época se desarrollaba la guerra impuesta contra Irán por Saddam, expresidente iraquí y, dado que su esposo se encontraba en el frente de batalla, y debido a su único hijo, prefirió quedarse en el país y trabajar en los campos científicos y de investigación. Más tarde, realizó su  master y luego consiguió un doctorado en Matemáticas en la misma universidad. En 1994 la tesis de su doctorado fue recibida como la mejor tesis en el Festival de Matemáticas. Además, varias veces la han elegido como la mejor investigadora de la facultad donde ha estudiado. Mientras estudiaba el doctorado, también trabajaba como docente y cuando concluyó con sus estudios llegó a ser miembro del Claustro de profesorado de la Universidad de Al-Zahra donde aún sigue trabajando.

 

La Dra. Soltan-khah tiene un expediente académico muy relevante y, es autora de muchos artículos en el área de las ciencias matemáticas. Hasta la fecha se han publicado más de sus 36 s artículos en las revistas científicas. También, ha publicado varios libros, uno de los más conocidos se titula: “La teoría de grafos, combinatoria y criptografía”. Asimismo, ha presentado 18 artículos en las conferencias nacionales e internacionales. Por si fuera poco, la Dra. Soltan-khah también es muy activa en el camps político, de modo que, llegó a ser la vicepresidenta de Irán (2009-2013). En 2003 fue elegida a través de las elecciones locales como miembro del Consejo Islámico de Teherán y por cuatro años formó parte de la Junta Ejecutiva de ese consejo. Dos años más tarde fue nombrada como consejera del presidente para los Asuntos de la Mujer y la Familia. En 2008 dirigió como directora el Instituto de Gestión y Planificación de Educación y de Investigación Publica del gobierno y, un año más tarde, fue designada por parte del expresidente iraní, Ahmadineyad, como vicepresidenta para Asuntos Científicos y de Tecnología. Hacerle una entrevista no fue nada fácil, sin embargo, con un poco de esfuerzo logramos acceder a ella y le preguntamos sobre la causa de su éxito y ella nos contestó: “Para mi uno es exitoso cuando pone todo lo que ha logrado al servicio de su pueblo; lo cual conllevará como fruto la tranquilidad del corazón y del alma. Sin embargo, para conseguir el éxito todos tenemos el deber de aprovechar muy bien las bendiciones divinas tales como la inteligencia y los talentos dados por Dios”.  

 

Sobre el papel de familia en su éxito, ella hizo hincapié: “La familia juega un rol muy relevante. Mi padre tuvo un gran impacto en orientarme en los estudios. Desde luego, cuando estudiaba en la universidad ya estaba casada y, cuando tuve a mi hijo, mi esposo también me apoyó desinteresadamente. Por eso, siempre he dicho que mi esposo ha sido una ayuda clave para que yo lograra el éxito. Además, creo que si uno está decidido, puede modificar las condiciones y quitar los obstáculos para su bien y para conseguir sus objetivos”.

 

Le preguntamos a la Dra. Soltan-khah cómo se establece el equilibrio entre la familia, el trabajo, la maternidad y ser esposa a la vez y ella se refirió principalmente al lugar de la mujer y dijo: “Antes que nada, la mujer es un ser humano y no tiene diferencia alguna con los hombres. Pues, la mujer como un ser humano debe fortalecer los talentos y las capacidades que Dios le ha prestado para dar pasos en la misma línea que el objetivo de la creación. Luego, la mujer como madre y esposa tiene un rol fundamental para fortalecer la base de la familia. En realidad, la mujer es la columna de la familia y toda la familia la rodea. La familia tendrá sentido con la presencia de la mujer y, ésta última es la cuna de cariño y sacrifico. A través de la mujer se institucionalizarán los valores humanos en el marido y los hijos y, por tanto, se globalizarán los valores humanos en toda la sociedad”.

A juicio de esta experta y política iraní es imposible delegar el rol de la mujer a otro miembro de la familia. Y para que las mujeres logren cumplir divinamente sus deberes tanto en las áreas políticas, sociales y culturales como en la familia como madre y esposa, les hace falta una serie de herramientas. Pero ello, exige establecer las normas y los recursos de las leyes en todos los campos para que la mujer consiga cumplir su doble rol, al mismo tiempo, proteger la base de la familia.

 

A la Dra. Soltan-khah le preocupa mucho el rol maternal de la mujer y al respecto nos cuenta un ejemplo interesante: “Por ejemplo, cuando Ud. pide a una niñera que cuide a su hijo, la niñera debe pensar mucho en cómo puede actuar para que su hijo se sienta tranquilo y esté a gusto; cómo le hablará y cómo le cuidará. Pero cuando el hijo ve a su madre se refugia en sus abrazos, mientras que la madre nunca piensa como convencer a su hijo. Para nuestros hijos, nuestros comportamientos y miradas son la amabilidad y con ellos sienten la tranquilidad. La madre regala con su comportamiento el cariño y por eso, los hijos sienten la seguridad con ella. Además, lo mismo ocurre con el esposo, es decir, la mujer le proporciona a su esposo la seguridad y la quietud para que se presente en la sociedad”.  Por tanto, para la Sra. Soltan-khah, la maternidad y ser esposa es mucho más relevante que desempeñar diferentes roles en los niveles altos en la sociedad. Ella cree que la primera y la mejor maestra en todo el mundo es la madre, por tanto, la principal formación de cada uno comienza en la familia y al respecto recalcó: “Debemos saber que se aprende en la familia a ser generoso, cariñosos, educado y respetable. Además, el gran líder ha comparado a la familia con las células madres, de modo que, si estas células funcionan bien, tendremos una sociedad sana. Puesto que la sociedad es como una red formada de todas las células madres. Cuando las células están sanas, en consecuencia, toda la sociedad estará sana. Pues, la salud de la comunidad depende de la salud de la familia, la cual es como las células y el cuerpo de la sociedad”.

 

El ámbito familiar que rodea a la Dra. Soltan-kha es científico-cultural. Su esposo también es miembro del claustro de profesorado de la Universidad y también es doctor en Ingeniería Eléctrica. Sus tres hijos al igual que sus padres dan pasos en los campos científicos. El hijo mayor estudia el doctorado y el menor estudia como su padre la carrera de Ingeniería Eléctrica y realiza el master. La hija cursa el tercer grado de secundaria. En esta familia, gracias a las orientaciones de la madre, todos se ayudan entre sí y, al respecto, la Dra. Soltan-khah manifestó: “Cada vez que crecen los hijos en la casa y en la familia deben aprender a colaborar y respetar los derechos de cada uno. Para mí el perdón se aprende en la familia y que, para el progreso de la familia en los diferentes escenarios, nos hace falta un plan bien preciso. Ya que sólo de esta forma, es decir, con un programa bien pensando habrá tiempo para todo”.

 

Según esta dama trabajadora iraní que desempeña altos cargos directivos, llevar la vestimenta islámica es como un fuerte escudo y, al respecto señaló: “El velo es propio de la mujer y, gracias a él como un escudo se puede trabajar más cómoda y más tranquila en la sociedad. La vestimenta islámica de la mujer lleva un mensaje a los hombres de que soy una mujer y no una herramienta. La mujer transmite este mensaje a los que le rodean para que me traten como un ser humano y con valores humanos. Para la Dra. Soltan-khah cuando una mujer se presenta con la vestimenta islámica en la sociedad, en realidad, sabe qué quiere de la sociedad y qué es lo que va a hacer en ella”.       

 

 

Comentarios