Ene 06, 2018 07:54 UTC

En el programa de hoy les hablaremos de una dama iraní que no solo tiene un talento extraordinario, sino que lo ha transmitido a sus compatriotas en otras partes del mundo. Les invitamos a que nos acompañen.

La Sra. Fereshte Mahdavi Talormi nació en 1976 en la ciudad de Zahedan (capital de la provincia de Sistán y Baluchestán en el sureste de Irán). Cuando terminó sus estudios secundarios, comenzó a estudiar las ciencias religiosas. Dado a que la Sra. Mahdavi tenía mucho entusiasmo para aprender las destrezas de la vida y estudiar, comenzó a realizar diferentes cursos. Ella viajó a EE.UU., Canadá y Suiza, y desarrolló lo que había aprendido sobre el emprendimiento y la innovación. Luego, empezó a trabajar como docente en diferentes ciudades de Irán en el campo de la creatividad. Esta dama innovadora iraní ha registrado 13 inventos, por lo cual en las Olimpiadas de Inventos en 2003 en Ginebra, Suiza, le otorgaron una medalla de plata y otra de bronce. Además, ha trabajado mucho en el área de la creación de oportunidades de trabajo y por los derechos de la mujer en los países de la región. Gracias a estas actividades, los derechos humanos del Oriente Medio y del mundo del Islam, eligieron a la Sra. Mahdavi en 2007 como la Dama de la Paz. Cabe destacar que entre otras invenciones medicinales de esta dama hábil persa se encuentran los instrumentos de enseñanza dirigidas a los sordos y los ciegos. También, dado a sus invenciones e investigaciones a nivel nacional e internacional, en 2006 el Centro para los Asuntos de la Mujer del presidente de Irán la nombraron como la mejor investigadora y erudita del año. Ella ha recibido muchos otros premios nacionales e internacionales por sus invenciones. 

Esta dama innovadora iraní, después de que cursara las asignaturas sobre la creatividad, trabajó como docente en los colegios de Irán para poder ocuparse también de sus hijos. Desde luego, desde 2010 hasta la fecha, imparte clases de creatividad en la universidad. La Sra. Mahdavi como una investigadora y trabajadora cuenta con numerosos artículos, entre los cuales dos tratan sobre las invenciones para los ciegos y los sordos y los instrumentos y objetos que les hacen falta y que en el año 2003 fueron publicados en las revistas internacionales. El proyecto de la Sra. Mahdavi, sobre todo los que tienen que ver con la economía y el trabajo de las mujeres, se han utilizado en 13 países tales como La India, Afganistán, Italia, Noruega, China entre otros países. La Sra. Mahdavi es desde 2008 la mejor investigadora de la Fundación Nacional de Elites.

Conversar y entrevistar a las mujeres ejemplares nos ayuda además de familiarizarnos con sus valiosas experiencias, aprovecharlas en la vida. Por tanto, hemos llevado a cabo una entrevista muy amistosa con la Sra. Mahdavi y le preguntamos sobre los motivos de su éxito. Ella destaca el rol de la familia en sus éxitos y señala: “Si me piden tres motivos por mis éxitos, les enumero después de las bendiciones divinas, a mis padres y a mi esposo como los tres motivos. He reiterado muchas veces que la familia tiene un rol esencial en mis logros”. Cabe destacar que el esposo de la Sra. Mahdavi es médico y pese a la cantidad de trabajo que tiene, es un gran apoyo en el avance de su esposa y de sus hijos”.  

Esta dama trabajadora junto con su trabajo fuera de casa, también se preocupa por las tareas del hogar y por la formación de sus hijos. Al respecto dice: “Durante mi matrimonio no recuerdo que no haya decorado la comida o la mesa de comer; mi vida es muy sencilla pero el secreto de mis éxitos es aprovechar de la tecnología actual, así, además de avanzar ahorro el tiempo también”. La Sra. Mahdavi tiene un hijo y una hija y, además de su trabajo y aprender las ciencias, ha creado una buena relación amistosa con sus hijos, para que éstos últimos no sientan la soledad en su ausencia. Y para ello ha encontrado soluciones creativas. Esta madre iraní al respecto dice: “lo bueno que hago es que lo que tengo que hacer en casa, lo hago en la presencia de mis hijos; por ejemplo, cuando mis hijos están estudiando y necesitan de mi ayudas y, por otra parte, quiero hacer un bizcocho o helado, llevo todo a sus cuartos y, de esta manera, les ayudo y hago mis cosas. Y lo importante es que así no pierdo el tiempo y, además, he compartido un rato con ellos. Por lo cual hay muy pocas horas que mis hijos y yo estemos solos en casa”. Lo curioso es que esta madre innovadora ha ajustado el tiempo con su trabajo para que esté en relación con sus hijos. Ella misma indica: “Muchas veces, por los viajes salía muy pronto de casa y no podía ver a mi hija, por eso, dejo flores y caramelos en su mochila y en el bolso de su uniforme del colegio para que cuando abra su mochila o se ponga la ropa, sepa que yo siempre me acuerdo de ella”. La Sra. Mahdavi ha colocado el televisor en un rincón de casa para que cuando todos están en la mesa coman cara a cara, e incluso, a veces apaga la televisión. Para ella, la mujer iraní intenta mucho atraer la atención de su esposo y su familia y, por eso, la considera por sus sacrificios una mujer muy ejemplar.

 

Esta investigadora iraní compara a las mujeres musulmanas con las mujeres occidentales y opina: “Cuánto han trabajado y esforzado las mujeres occidentales para reclamar una parte de sus derechos como un ser humano y como una mujer. Pero, una mujer musulmana, bajo las instrucciones del Islam, ha logrado desde hace 1400 años sus derechos y, debemos protegerlos perfectamente y, hacerles comprender al mundo”. Fereshte Mahdavi ve capaz a la mujer en resolver las dificultades de la sociedad y, para ello, menciona el nombre de las mujeres cuyos nombres se encuentra en el Corán y en la historia del Islam, las cuales han dejado buenos efectos en resolver las dificultades de la sociedad y del país y, concluye: “Cuando la mujer maneje los asuntos de la sociedad sin que se parezca a los hombres, pues, la sociedad debe respetarla”.

 

Al final de nuestra entrevista, Fereshteh Mahdavi como una dama ejemplar iraní, hizo referencia a unos puntos claves: “En cualquier situación y antes que nada una mujer exitosa debe apoyarse a sus propias capacidades; debe casarse con un hombre digno. Una mujer exitosa es la que habla lo suficiente con su esposo y evita cualquier malentendido; por ejemplo, puede escribirle una carta o grabar su voz para trasmitirle sus ideas”. Al final, esta dama persa, aconseja a todas las mujeres que cuiden mucho su salud.                                   

 

 

Comentarios