Ene 20, 2018 07:52 UTC

Pars Today-Las mujeres forman la mitad de la población humana por lo cual a la sociedad le hace falta sus capacidades y su profesión.

Antes de la victoria de la Revolución Islámica de Irán, las mujeres estaban privadas de participar en los campos científicos, de tecnología y de las actividades sociales y políticas. Sin embargo, con el triunfo de la Revolución, las mujeres recuperaron su libertad y su verdadera dignidad. En realidad, después de la Revolución Islámica y por los consejos del Imam Jomeini (Que en paz descanse) y luego por los consejos del ayatolá Jameneí ya somos testigos de la presencia de la mujer persa en diferentes áreas científicas, sociales y políticas e incluso han alcanzado niveles superiores en el gobierno. Entre los lugares de impacto de la mujer iraní está el parlamento donde se han destacado como diputadas en diferentes legislaturas y, dado su profesionalismo y su dignidad han aprobado más y mejores proyectos de ley en el campo de la mujer y de la familia. En el programa de hoy les familiarizaremos con una de las activas y capaces diputadas de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán.

 

Entre las exitosas mujeres persas que en la VIII legislatura de la Asamblea Consultiva Islámica ha dejado un gran impacto en el escenario de la mujer y la familia la Dra. Zohreh Elahiyan. Ella nació en el año 1964 en la ciudad de Kermanshah. Cuando terminó sus estudios secundarios, comenzó a estudiar en la carrera de Medicina y, más tarde en 2002, consiguió el título de Dra. en medicina en las Enfermedades Internas de la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán. El expediente académico y profesional de la Dra. Elahiyan es muy rico, de modo que, hasta la fecha, ha aportado valiosos artículos a la comunidad médica nacional e internacional. Uno de los importantes artículos de esta dama capaz persa trata sobre los pacientes con hemodiálisis, el cual fue presentado al Congreso internacional de EDTA de Canadá y fue recibido muy bien.  La Dra. Elahiyan es miembro de la Academia de Ciencias de Medicina de Irán y, al mismo tiempo, trabaja en varios hospitales. También durante 15 años ha colaborado con los más relevantes centros universitarios en los campos científicos, sociales y políticos.

 

En el expediente laboral de la Sra. Elahiyan se observan muchos antecedentes políticos y sociales, ser diputada del pueblo de Teherán en la Asamblea Consultiva Islámica está entre los más importantes cargos. Actualmente, ella es miembro de la junta directiva de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior de la Asamblea Consultiva Islámica.  Además, ella es miembro de la fracción de mujeres de la Asamblea Consultiva Islámica y, hasta la fecha ha  defendido decididamente los derechos de la mujer y la familia. La Dra. Elahiyan como una dama activa en el campo de los derechos humanos y, dado a que se interesa mucho en las oenegés, ha creado una comisión de oenegés en la Asamblea Consultiva Islámica y, en la misma línea colabora con varias de ellas. Ella es miembro de la junta directiva y la de la junta fundadora de varias Organizaciones no gubernamentales como Boshra, La Fundación Para la Construcción de la Paz, entre otras. La Dra. Elahiyan es también la jefa del Comité de Derechos Humanos de la Asamblea Consultiva Islámica. Por lo cual tiene una participación muy activa en los círculos internacionales. Dado su responsabilidad y su profesionalidad, ella ha asistido en muchas conferencias y congresos como en la Conferencia de Prevención del SIDA y el Consumo de Medicamentos en Tailandia; el Congreso del Lugar de Mujer en la Historia de las Creencias Divinas en Etiopia; la IX Reunión de UPR (el informe periódico presentado en la ONU de los países sobre la situación de los derechos humanos); dar discursos en la línea de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en Mongolia; en el Consejo de Derechos Humanos; en la Unión Interparlamentaria (IPU) en Ginebra;  y en la Unión Interparlamentaria en Adís Abeba están entre otras actividades de esta dama trabajadora persa.  

 

En una entrevista con la Dra. Zohreh Elahiyan le preguntamoso sobre los motivos de sus éxitos y ella nos contestó lo siguiente: “Sin duda alguna, superé con éxito mis cuatro años en los cuales fui diputada de la Asamblea Consultiva con la ayuda de la familia. Sin el apoyo de mi esposo y de mis hijos quizás no hubiera logrado el existo en mis trabajos. Ser diputada es muy duro y, si uno quiere trabajar con seriedad, debe dedicar el tiempo completo en cuatro años. La vida de los diputados no es una vida normal como la de los demás, porque no podemos ir a la fiesta, unirnos con nuestros parientes, tampoco podemos hacer nuestros propios trabajos cotidianos. Pero, gracias a la simpatía de la familia, de mi esposo y de mis hijos, he podido salir adelante. Además, he manejado el tiempo y he evitado las actividades innecesarias”.  

 

Sobre este tema que debe haber equilibrio entre los roles de la mujer, la Dra. Elahiyan cree que si la mujer busca tener éxito en la sociedad, debe trabajar como una esposa y una madre en la familia. Ella opina que la mujer debe estar presente en la administración de la sociedad. De hecho, estar presente en la sociedad es necesario siempre y cuando no provoque problema alguno en la familia y no perjudique las necesidades de los hijos y las relaciones familiares. La Dra. Elahiyan hace referencia a la participación de la mujer en la sociedad después de la victoria de la revolución islámica y agrega: “Durante más de treinta años después de la victoria de la revolución, tenemos a las mujeres que trabajan tanto en el área social como en el área de la familia”. Esta dama ejemplar persa está casada y tiene dos hijos y, pese a que ser diputada es un trabajo muy duro y sensible, igual da mucho valor a la familia y, se preocupa mucho por estar junto con su esposo y sus hijos y por atender a los asuntos de la familia y la sociedad.

 

La Dra. Elahiyan cree que el tema de llevar la vestimenta islámica es importante porque nuestra sociedad se concentra en la familia y es muy diferente con las sociedades occidentales. La nobleza en la sociedad iraní no depende de un sólo individuo de la familia y, las ventajas y las desventajas se evalúa en el marco de la familia. Para la Dra. Elahiyan, al contrario de la cultura y el pensamiento del Humanismo en el cual definen el beneficio según el beneficio individual, en nuestra sociedad lo que tiene prioridad es el beneficio colectivo y de la sociedad. También sobre la realidad de llevar la vestimenta islámica opina: “El tema de la vestimenta islámica es uno mismo el que protege el espacio privado y la santidad de la familia. Llevar el velo islámico limita la diversidad y estar concentrados en el placer, de este modo, se evita la desintegración de la familia”. Además, ella cree: “Si se debilita el tema del velo islámico en la comunidad, aumenta la diversidad, pero, la difusión de la vestimenta islámica hace que no suframos este tipo de plagas y, de allí, se revela la importancia que tiene el velo islámico”. La Dra. Elahiyan hace hincapié en que cuando el tema del velo islámico en la sociedad se convierta en una cultura, pues, se prevendrán las irregularidades y las corrupciones morales en la sociedad.

 

La Dra. Elahiyan considera a la mujer iraní muy relevante en todos los ámbitos y, al respecto, se refiere al camino que el Hazrat Imam Jomeini (Que en paz descanse) ha indicado para las mujeres y, señala: “El camino que ha señalado el Imam Jomeini (Que en paz descanse) es un nuevo camino que está muy lejos de las inmoralidades de las sociedades occidentales, por otro lado, no tiene las limitaciones que sí se encuentran en algunas sociedades. El camino dirigido hacia las mujeres que nace del islam y que ha sido presentado por el Imam Jomeini, fue, incluso, una mirada única entre los ulemas y, esta mirada sí que respondió a las circunstancias actuales del mundo. Sin embargo, hoy en día, el mundo exagera sobre los derechos y los roles de la mujer. En realidad, tanto en las sociedades feministas que tienen una mirada radical de la mujer como en las sociedades que tienen una mirada tradicional y estereotípica hacia la mujer, ambas miradas han fracasado. Es evidente que la principal mirada es la del islam que el Imam Jomeini (Que en paz descanse) ha señalado para las mujeres iraníes”.  

La Dra. Elahiyan cree que las mujeres para conseguir el éxito deben encontrar su lugar verdadero y entenderlo bien. Ella manifiesta: “Dado que las mujeres disponen de los ideales humanos y  también de muchos méritos, pues, deben atravesar como un ser humano completo e, incluso, más adelantado que el de los hombres. Si las mujeres disponen de estas capacidades y si no pierden su tiempo en cosas absurdas y se preocupan por su lugar humano, sin lugar a dudas, tendrán éxito en la vida”. Para la Dra. Elahiyan, la autoestima es uno de los importantes factores para la mujer en el camino del progreso y esto se debe a que la mujer debe evitar que la usen como un instrumento en las políticas sucias del colonialismo.

 

Comentarios