Ene 27, 2018 07:52 UTC

Pars Today-En el nombre de Dios, bienvenidos estimados amigos de la Voz en español de Parstoday, los invito a escuchar una nueva emisión de la serie Exitosas Mujeres Persas. Esperamos que sea de su gusto.

Quizás en aquellos días en los que estudiaba en el colegio y hablaba con sus compañeros de clase sobre la justicia, la libertad y sobre las creencias religiosas, no pudo imaginar que la iban a expulsar de esa escuela porque la Organización de Inteligencia y Seguridad del Shah (rey) le había abierto un expediente judicial en la época nefasta de la tiranía de los Pahlavi. Por tanto, no pudo seguir sus estudios al igual que otros chicos y chicas; sin embargo, nunca dejó de estudiar, ya que por dentro mantenía una extraña fuerza de fe para continuar en el camino de las ciencias. Ella se llama Jadiyeh Fereiduni quien ahora tiene un máster en Asuntos de Familia y también es maestra del Sagrado Corán. En el  programa de hoy les daremos a conocer a esta mujer trabajadora, valiente y creyente. Ahora, les invitamos a que por favor nos acompañen. 

 

La Sra. Jadiyeh Fereiduni nació en 1960 en Teherán. Desde su niñez se interesaba mucho en aprender diferentes ciencias, entre ellas las ciencias religiosas y memorizar las aleyas del sagrado Corán. Por lo cual mientras estudiaba también memorizaba el sagrado Corán. En la época del régimen dictatorial del Shah, la expulsaron del colegio debido a que informaba a los alumnos sobre lo que en realidad estaba pasando en la sociedad. Sin embargo, después de la revolución y pese a que tuvo cinco hijos, continuó sus estudios universitarios y logró graduarse en máster de Teología y Ciencias Religiosas. Al respecto ella misma señala: “Mi esposo quería que yo estudiara Teología, pues, comencé a estudiar esa carrera y, estoy agradecida de mi esposo por orientarme en elegir esa profesión”.

 

La Sra. Fereiduni siempre buscaba aprender y enseñar; por lo cual empezó a trabajar como docente; fue maestra de Ciencias Religiosas y también vicepresidenta educativa en un colegio. Además, desde hace mucho tiempo hasta la fecha ha trabajado en una forma relevante en otros campos religiosos y sociales. Actualmente, la Sra. Fereiduni colabora mucho con los centros universitarios y con los centros religiosos en las áreas científicas-culturas. Decenas de artículos científicos, culturales y religiosos en las áreas sociales y de familia son el fruto de sus trabajos.  Ahora, esta mujer seria y trabajadora persa se dedica mucho tiempo a memorizar el Corán y enseñarlo. Ella hace hincapié en que para divulgar la cultura coránica en la sociedad hay que animar a las personas a que memoricen las aleyas del Corán. Considera importante las palabras del Líder de la Revolución Islámica, ayatolá Jamenei, donde hizo hincapié en tener 20 millones de recitadoras del Corán. Y, con base en las palabras del líder, ella se empeñó en memorizar el Corán. La Sra. Fereiduni señala que: “Con el énfasis del líder de la revolución en memorizar el Corán, me di cuenta de que no me había equivocado y, había actuado según sus palabras. Por lo cual memoricé con más ganas el Corán”. Cree que si la cultura coránica se propagara en la sociedad, se solucionarían también los problemas humanos, ya que el Corán responde a todas las necesidades humanas desde las económicas hasta las sociales y las educativas.

 

En una entrevista realizada con esta mujer recitadora y activista social le preguntamos sobre su éxito y ella nos contestó lo siguiente: Creo que para lograr el éxito pleno antes que nada debemos ser un verdadero siervo de Dios, puesto que ningún logro es más valioso que ser siervo de Dios y creer en Él.

 

Después debemos intentar de acercarnos a nuestros guías que tenemos en la vida tales como los profetas divinos y la familia del profeta del Islam.  

 

A la Sra. Fereiduni además de impartir clases en la Universidad y realizar actividades sociales, le importa mucho la vida familiar. Para ella estar con su esposo y criar a sus hijos es mucho más importante que otras labores que las mujeres deben llevar a cabo. Esta señora ejemplar está casada y tiene cinco hijos, los cuales todos están realizando sus estudios universitarios y aprenden las ciencias religiosas. Su hijo mayor ahora tiene un máster de Mecánica. Su segunda hija tiene un máster en Literatura Persa, el tercero está graduado en Arquitectura, su cuarto hijo ha estudiado Genética y su hija menor está estudiando Medicina. Ella cree que tenemos que coordinar nuestros estudios universitarios con las actividades religiosas. Ha educado a sus hijos de una manera que mientras estudian diferentes ciencias, trabajen también en la adquisición de las instrucciones del Islam. Y dice: “Dado a que a mí me gustaba que mis hijos sean partícipes en este campo, les allané el terreno para ellos, de modo que, una de sus hijas ahora es  recitadora de todo el Corán y, mi otra hija ya tiene memorizado 15 suras del sagrado Corán. Además, ella ha obtenido una medalla de oro en las Olimpiadas literarias”.  Cabe destacar que la hija de la señora Fereiduni donó su medalla de oro al Líder Supremo de la Revolución, y por orden de éste último, esta medalla al igual que otros regalos están en el Museo de Imam Reza (Saludos sean para él) en la ciudad de Mashahd.

 

La Sra. Fereiduni sobre la mirada del Corán hacia el velo islámico dice que la mujer debe estar bien vestida ante un hombre que no tiene relación lícita, lo cual es uno de los asuntos relevantes en el Islam, donde también hace hincapié en este tema y, al respecto hace una referencia en las aleyas de la sura de Nur y Ahzab en el sagrado Corán y manifiesta: “En el Corán, Dios aconseja primero a los hombres creyentes que eviten su mirada en las mujeres que no tienen relación lícita con ellos y, luego se dirige hacia las mujeres creyentes y les aconseja lo mismo y que no muestren sus joyas a no ser que sea para las personas lícitas”. Para esta mujer ejemplar persa y musulmana, el velo islámico y llevar una vestimenta correcta es uno de los motivos muy eficaces para proteger a la familia. Además, hace mención a algunas bendiciones de llevar el vestuario musulmán y dice: “La vestimenta islámica protege a la mujer e impide el libertinaje, además da dignidad y respeto a la mujer para que no sea un juguete del capricho de los demás. En una sociedad en que las mujeres llevan el velo islámico para presentarse en la sociedad, los jóvenes también pueden trabajar tranquilamente sin cualquier provocación y, van a interesarse en formar una familia y en casarse”. 

 A juicio de la Sra. Fereiduni, las mujeres para lograr el éxito deberían tener más movilidad intelectual y, para capacitarse deberían buscar nuevas informaciones en las áreas científicas y sociales. De este modo, además de elevar sus conocimientos científicos e intelectuales, allanarán el terreno para el progreso de los que les rodean.  Opina que hoy en día la mujer debería preocuparse más que nunca en preparar su espíritu; para ello, le hace falta familiarizarse con las instrucciones religiosas y las enseñas morales para que tanto ella como su familia y la sociedad estén invulnerables ante los sucesos inesperados. Entretanto, si la mujer se renueva, la sociedad también se renovará.        

 

Comentarios