Feb 03, 2018 07:48 UTC

Pars Today-Saludos a todos los estimados amigos. Estamos con Uds. con otra nueva edición de la serie Exitosas Mujeres Persas. En la edición número cuarenta de hoy al igual que en las ediciones anteriores le presentaremos a otra mujer exitosa iraní. Les invitamos a que por favor nos acompañen.

Entre las mujeres exitosas persas que gracias a sus capacidades han servido mucho a su pueblo se encuentra la Dra. Safiah Shahriari Afshar; ella nació en 1959 en Teherán, capital iraní, concluyó sus estudios secundarios con notas sobresalientes y, más tarde comenzó a estudiar en la Universidad de Shahid Beheshti en la carrera de medicina. Finalmente, logró conseguir el título de especialista en cirugía de obstetricia y Ginecología. Cuando terminó sus estudios se marchó a Francia para cursar la especialidad en cirugía Laparoscópica y cuando terminó este curso regresó a Irán y, como una mujer especialista fue contratada por el Departamento de la Población y la Familia del Ministerio de Salud. Durante los años de su labor en este departamento propuso tres proyectos aprobados por los diputados en La Asamblea Consultiva Islámica de Irán, Parlamento, que tratan sobre la planificación familiar, el aborto y también la donación de embriones. Al respecto señala: “Estos tres proyectos de ley son como mis hijos en los cuales trabajé muchísimo y, ahora, estoy satisfecha de que el progreso del país entorno a estos tres proyectos de ley sean el resultado del trabajo de mis colegas y de mí”.  
La Dra. Shahriari como una mujer exitosa y trabajadora tiene un expediente laboral y científico muy rico. Entre 2002-2006 fue la primera directora del Departamento de Instituciones de Salud Pública del Ministerio de Salud.
Ella no solo es muy activa en la Planificación de la Familia, sino que también se desempeña en el campo de la Salud y el Deporte entre otros y, durante unos años fue responsable del Comité Deportivo. Esta mujer profesional persa es una de las directoras y diseñadoras hábiles en la Planificación de la Familia en Irán, de modo que muchos de los programas al respecto en el país persa es el resultado de su dirección y su especialidad. La Dra. Shahriari señala: “Hemos podido lograr el Premio de Salud del Fondo de la Población de las Naciones Unidas en Nueva York”. Además, la Dra. Shahriari es una de las fundadoras del Centro de Orientación Familiar y Matrimonio y de la Planificación de Familia en Irán. Así como también, a finales del año 2011 fue elegida representante de Irán en el Comité de Supervisión de la  Federación Internacional de Planificación de la Familia. Hace unos meses, fue nombrada presidente del Comité Ejecutivo de las Fundaciones de Planificación de Familia en el sur de Asia. Hay que recordar que desde hace 60 años que se ha creado la Federación Internacional citada, siendo la primera vez que se elige a una representante del país persa.  
 La Dra. Shahriari poniendo en marcha un consultorio ambulatorio de Salud Reproductiva logró extender los servicios de la planificación de familia en todo el país. Hay que mencionar que como representante del Ministerio de Salud se ha presentado en distintas reuniones de más de 180 países del mundo. También estableció la primera ONG de Planificación de la Familia en Irán.
La Dra. Shahriari, en el área de la Salud y la Planificación de la familia y en la lucha contra el SIDA ha conseguido diferentes premios de las Asambleas Internacionales. Debido a sus trabajos como representa de la Organización de Salud Mundial (OMS) en Irán, la ONU le otorgó distinciones en el año 2004. Un año más tarde recibió un premio del presidente del Congreso Internacional de Mujeres y Obstetricia de Irán. También, en el año 2008, el Fondo de Población de la ONU y la Cruz Roja de Irán le concedió un diploma.  En este mismo año, ella logró también el premio de la Cinta Roja por la lucha contra el SIDA en el campo de los jóvenes y, en el año 2011 en el área de las Mujeres Vulnerables consiguió el premio de la ONU. En 2009 su ONG fue premiada por la ONU. Además, en 2010, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados le concedió una distinción por su trabajo en el campo de la salud reproductiva.
Revisando una parte de los éxitos de la Dra. Shahriari nos enteramos de que ella es una mujer trabajadora y ejemplar y, le debe sus éxitos a las bendiciones divinas. En una entrevista nos dice: “Siento que desde la niñez Dios me ha considerado y, Él quiso que en el futuro sea una persona exitosa y, ahora siento que soy útil para mi pueblo y para mi país”. La Dra. Shahriari destaca los consejos de su padre y sus profesores para lograr el éxito y, al respecto indica: “Cuando era pequeña, mi entrenadora de deportes me decía que no había mucho tiempo y que tenía que esforzarme; ya que un día obtendría el éxito y alzaría la bandera de mi país en el mundo. Mi padre también me aconsejaba lo mismo”.
Esta incansable mujer persa ya ha aprendido planificar su vida para avanzar. Ella ha creado en casa y entre sus hijos un ámbito de colaboración mutua. La Dra. manifiesta: “En casa hago las tareas del hogar con un programa y también con la ayuda de mis hijos. Cocino excelentísimo. Nunca ha ocurrido que un invitado pase por mi casa y no tenga una comida caliente y bien hecha. Pese a que tengo mucho trabajo, siempre tengo tiempo para todo, incluso para cocinar y preparar las mejores comidas para mi familia”. La Dra. Shahriari tiene dos hijos. Uno de sus hijos está estudiando en los EE.UU. y, el otro estudia en la  secundaria. Ella expresa su satisfacción de que sus hijos sean independientes y, sobre todo, tienen una buena relación con Dios. Al respecto señala: “Recuerdo que cuando mi hijo se iba a EE.UU., entre las cosas más importantes que llevó en su maleta fueron el sagrado Corán y una brújula para encontrar la quibla para rezar”.
Desde el punto de vista de esta mujer trabajadora persa, la familia es la base principal y agrega: “La familia es como una célula y, si ésta no es sana, el núcleo tampoco puede estar sano. El apoyo de la familia es muy importante para el avance de cualquiera”. Y La Dra. Shahriari piensa que los hijos en una familia iraní no deben crecer en una sola dimensión. Según ella: “Un médico debe ser multidimensional y, debe conocer cuál es la cultura de su pueblo”. La Dra. Shahriari como una mujer que posee numerosas especialidades cree que todas las personas deben trabajar en diferentes campos. Al respecto dice: “Todos tenemos que preocuparnos por nuestra salud mental y de los que nos rodean, por ello, debemos hacer ejercicios tales como alpinismo,  caminata y natación que están entre los deportes más importantes para la salud”. La Sra. Shahriari ahora mismo es una buceadora profesional que en los colegios deportivos enseña natación y cursos de buceo. Además, 16 niños huérfanos y 700 mujeres vulnerables están bajo su tutela y les ofrece seguro médico gratis. Ella dice: “Si yo fuera sólo médica no podría trabajar en otras áreas, no podría apoyar a las mujeres vulnerables, tampoco podría establecer una buena relación con el deporte”.
La mujer iraní es importante para la Dra. Shahriari por sus creencias religiosas y su autoestima y dice: “Sinceramente, la mujer oriental, sobre todo, las musulmanas iraníes tienen una gran autoestima. La mujer persa cumple las tradiciones y respeta su historia y su cultura. La mujer iraní es musulmana y está familiarizada con el sagrado Corán y las narraciones de los profetas, lo cual le aporta más autoconfianza”.
 
En cuanto a llevar el velo islámico, esta dama ejemplar persa opina que el velo islámico ayuda mucho. La mujer puede sin presentarse a sí misma a los demás, lograr el éxito y, agrega: “En la medicina hay un término que es la prevención; el velo es un tipo para prevenir los daños sociales y, para mí además de llevar el velo por fuera, también hay que guardar ese velo por dentro, porque uno se completa al otro”.
 

Al final de nuestra entrevista, la Sra. Shahriari hizo referencia a unos puntos sobre los éxitos de las mujeres y señaló: “Yo creo que si la mujer se enfrenta en la vida con dificultades no debe tirar la toalla. El verdadero éxito es que uno encuentre su propio camino y lo continúe. Las mujeres deben ser conscientes de que con mucho trabajo uno triunfa. Las mujeres debemos demostrar que querer es poder; Nunca olviden que podemos; ya que ahora mismo las mujeres capaces y potentes han demostrado al mundo entero que pueden trabajar en diferentes áreas científicas y asumir responsabilidades políticas, ser diputada de la Asamblea legislativa, etc. Para mí, si una mujer puede organizar su vida y enseñar a sus hijos, sobre todo, a sus hijas, ellas a planificar su vida y trabajar en todos los escenarios científicos, culturales, económicos, serán mujeres ejemplares y exitosas”.  

 

Comentarios