Dic 13, 2018 08:02 UTC

ParsToday-Algunos de los historiadores creen que quien conozca la historia de Hamedan, conoce la historia de Irán, y cualquier persona que haya leído la historia de Irán también debe haber conocido la historia de Hamedan. Este grupo considera la historia de Hamedan como historia iraní, y en el programa anterior, nos dedicamos a la historia de Hamedan en los primeros siglos cristianos. En este programa, revisamos en breve la historia después del surgimiento del Islam.

Paralelamente con el surgimiento del Islám y la conquista de Hamedan por los árabes en el año 645, esta ciudad gozaba de tal importancia que los árabes consideran su conquista como la mayor victoria sobre los sasánidas después de la conquista de Nahavand.
 
Después de este acontecimiento y la presentación del Islam a la gente de esta ciudad, los ciudadanos aceptaron esta religión. Los historiadores han escrito que, en los primeros siglos de la hégira lunar, Hamedan tenía cuatro puertas con cercas, tres mercados y vastas calles y una gran mezquita en el centro de la ciudad.
 
En ese momento, la dinastía selyúcida y los alavies gobernaban en Hamedan. Las dinastías selyúcida gobernaron entre los siglos 5 hasta 6 de la hégira lunar las vastas zonas de Asia Occidental y Asia Menor, como Irán, Roma, Afganistán, Siria, Armenia, una parte de los territorios árabes y turcos, y otras grandes partes y su capital occidental fue Hamedan. La Cúpula de los alavies es uno de los recuerdos pertenecientes a finales de este período (siglo 6), que fue construida por la dinastía Alevia, al principio como mezquita, y en los períodos posteriores, al crear una bodega en el sótano, se convirtió en el mausoleo de esa familia.
 
Hamedan figura entre las primeras ciudades a las que emigraron los alavies desde Tabarestan y se establecieron. Esta ciudad hasta la invasión de la tribu mongol fue una de las bases de los alavies. Por esta razón, las tumbas de algunos de los niños y los descendientes de los Imames chiíes que vivían en Hamedan aún permanecen como santuarios en la ciudad.
 
Desde mediados del siglo IV hasta principios del siglo V, la Dinastía búyida gobernaba en Hamedan. Avicena se estableció en ese momento en esta ciudad y se convirtió en el ministro de Shamsodula Deilami, pero las incursiones de mongoles contra el lugar causaron mucha destrucción, y los mongoles, enfadados por la resistencia de 10 años, después de conquistarla, la destruyeron de tal modo que no existió por muchos años ninguna ciudad llamada Hamedan. La mayoría de las personas perdió la vida en la defensa heroica y más tarde se fundó una ciudad en un suburbio al norte de la urbe, llamada el Nuevo Hamedan.
 
Durante el Imperio safávida, la ciudad disfrutó una vez más de la prosperidad y la creación de los centros de descanso, escuelas y puentes en la ciudad de Hamedan y otras partes de la provincia, incluida la ciudad de Tuyserkan, indican la atención del Imperio safávida al desarrollo de las ciudades.
 
En el año 1205 de la hégira lunar (1791), Aga Muhammad Jan de Qayar ocupó Hamedan, masacró a la gente y destruyó la torre. Pero durante la gobernanza de la dinastía Qayar, se estableció gradualmente la posición de esta ciudad. La reconstrucción del mercado y la mezquita de Hamedan y la expansión de las ciudades de Tuyserkan y Malayer figuran entre los recuerdos de ese período.
 
Durante la Primera Guerra Mundial, la ciudad de Hamedan y otras ciudades de la provincia fueron ocupadas periódicamente por las fuerzas rusas, otomanas y británicas, la cual fue la sede de sus tropas. Al mismo tiempo sufrió una severa hambruna.
 
El lingüista estadounidense William Jackson que visitó Hamedan en 1903 escribe: desde el aspecto de la administración, la ciudad se dividía en cuatro distritos o barrios, cada uno dirigido por un gobernador, quien es responsable ante el gobernante y su ocupación es heredada. El añade que en Hamedan existían más de 500 tiendas, y al lado del mercado, había más de 50 centro de descanso para las caravansas. Además, existían sesenta baños públicos, llenos de clientes.
 
El idioma de la mayoría de pobladores es el persa. La gente que hablaba persa vivía en el centro de la provincia (ciudad de Hamedan) y en la ciudad de Malayer, y se consideran como las personas más antiguas de la zona que se establecieron en esta ciudad desde la época de los medas.
 
En la provincia de Hamedan, hay muchos idiomas y dialectos diferentes entre ellos el persa, el turco, el lori, el laki y el kurdo. Los turcos viven principalmente en el este y norte de la provincia, y en Hamedan, hay una importante población de turco hablantes. Los lores y los lakies se encuentran en las provincias del sur de la provincia y los kurdos viven más en las partes occidentales de la provincia de Hamedan.
 
Las laderas norteñas y sureñas de Alvand y las alturas semisureñas de la provincia de Hamedan han brindado buenas condiciones para la vida de los nómadas y personas desplazadas gracias a sus pastos, prados, manantiales, numerosos ríos y climas templados en el verano. Por esta razón, 15 tribus independientes pasan el verano en este sitio. Por supuesto, en la última década, algunos clanes se han separado de su tribu y han iniciado la coexistencia y semi-convivencia.
 
El dialecto de la mayoría de las personas en esta ciudad es el persa con el dialecto de Hamedani. Hamedan y las zonas de su alrededor, aunque tiene una cultura rica y la antigüedad de algunos de sus elementos se remontan a varios miles de años, pero los elementos durante la historia han entrado en el dialecto y la cultura popular, que ha afectado el lenguaje de la gente de esta ciudad.
 
Después de la llegada de los árabes a Irán y la conversión al Islam de los iraníes, incluida la gente de Hamedan, varias palabras árabes entraron en el lenguaje de la gente. Además, desde los siglos quinto y sexto, que comenzó la dominación de los turcos a todas las provincias de Irán, y especialmente en el período de la dinastía selyúcida, Hamedan fue una de las dos capitales de la dinastía turco hablante, muchos elementos del idioma turco han ingresado al dialecto urbano y rural de Hamedan.
 
Debido a su ubicación geográfica, la ciudad de Hamedan siempre ha albergado a varios grupos étnicos, por ejemplo, esta ciudad siempre ha sido considerada como uno de los principales centros para el establecimiento de los judíos en Irán. Esta gente tenía un lenguaje especial, algunos eruditos creían que la existencia de este lenguaje y el intercambio de personas hacía que las palabras de los judíos penetraran en el dialecto de la gente de Hamedan y, por supuesto, en el lenguaje de la contraparte, también se observa este uso del vocabulario.
 
Los judíos, junto con los Profetas de la tribu israelita, llegaron a Irán alrededor del año 600 antes de Cristo y cuando Jerusalén fue conquistado por Nabucodonosor. Se asentaron y sobrevivieron en algunas ciudades, incluyendo Hamedan, debido a la densidad de población con escuelas religiosas, sinagogas y tenían una zona en el mercado de la ciudad con su nombre. Con el declive de la población judía, solo uno de sus lugares de culto, " La Tumba de Ester y Mordejai", ha permanecido en Hamedan. Ester y Mordejai son entre los santuarios más importantes de judíos en Irán y en el mundo, y figuran en la lista de obras de patrimonio iraní. La existencia de este santuario es un factor importante en la formación y continuación de la presencia de la comunidad judía en Hamedan, y es visitada anualmente por cientos de turistas.
 
Los grupos armenios además llegaron a esta ciudad en varias ocasiones. Los cristianos construyeron 5 iglesias que aún permanecen. Tres de ellas, es decir, la Iglesia de los Ángeles, de María y de Gregorio de Stepan, figuran entre los monumentos antiguos y espectaculares de la ciudad.
 
La mayoría de los residentes de Hamedan, son musulmanes y seguidores de la religión chií, aunque hay minorías religiosas que viven en cantidades muy pequeñas en esta ciudad. Minorías que viven y realizan libremente sus rituales y oraciones.

 

Tags

Comentarios