Feb 17, 2019 05:41 UTC
  • Logros de la República Islámica en 4 décadas (4)

ParsToday - Los avances científicos se han acelerado en Irán durante los últimos 40 años, pero han sido más espectaculares en algunos ámbitos. Por ejemplo, los científicos iraníes han obtenido grandes logros en el nuevo campo de células madre. Las células madre son aquellas células del cuerpo humano que pueden convertirse en otras células.

De esta forma, pueden usarse para curar enfermedades, reparar heridas y actuar como analgésicos. Las células madre existen en diferentes tejidos del cuerpo, especialmente en el cordón umbilical del recién nacido, la médula ósea, parte de los dientes y algunos de los tejidos grasos. Los científicos esperan que, en un futuro próximo, las enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, el Parkinson, etc., sean tratadas con estas células.

En la década de los 90, se iniciaron investigaciones sobre células madre en Irán y, con la fundación del Instituto de Investigación Royan en 1991, continuaron con más seriedad, de manera que en la actualidad la República Islámica destaca entre las principales naciones y ocupa el cuarto lugar en Asia en este campo. Investigadores iraníes han utilizado con éxito esta ciencia en el trasplante de córnea, médula ósea, células hematopoyéticas y reparación de células dañadas del corazón, hueso, piel, ojos y tratamiento de enfermedades de la columna y algunas otras enfermedades. Ellos han establecido el mayor banco de sangre de cordón umbilical en Asia Occidental para tratar las eventuales enfermedades de la persona en los próximos años de su vida. Cabe destacar que, la curación basada en células madre es mucho más barata en Irán que en otros países. Por ejemplo, el trasplante de células hematopoyéticas cuesta miles de dólares en EE.UU., mientras que un paciente iraní puede usar este tratamiento avanzado de forma gratuita. La República Islámica de Irán ha dado grandes pasos en la genética y ahora ocupa el primer puesto en Asia Occidental. La modificación genética en plantas y animales con el propósito de aumentar la productividad y ayudar a tratar las enfermedades humanas, son algunos de los usos de esta ciencia moderna. Además, los científicos iraníes sorprendieron a los círculos científicos del mundo con el anuncio del nacimiento de la primera oveja clonada en 2009. Más tarde, algunos animales en peligro de extinción han sido clonados o modificados genéticamente.

La nanotecnología es una nueva ciencia que ha creado grandes desarrollos en los campos científicos y se está extendiendo rápidamente. La República Islámica ha logrado obtener una elevada posición y hacer grandes progresos en este campo. La nanotecnología intenta realizar cambios específicos en las partículas microscópicas para crear nuevas herramientas con mayor y mejor productividad. Irán ocupa la cuarta posición del mundo en nanotecnología y casi 180 empresas operan en este ámbito. Las mismas han fabricado más de 420 productos utilizando esta moderna tecnología. Aproximadamente el 35 % de estos productos están relacionados con equipos de laboratorio e industriales, y otros pertenecen al campo médico, textil y de la construcción. La República Islámica no solo ofrece servicios de esta tecnología al pueblo iraní, sino que también exporta los productos de la nanotecnología a 47 países.

La nanotecnología es de gran ayuda para construir aparatos más equipados para un mejor diagnóstico. También ha sido útil para hacer que los medicamentos sean más efectivos en el cuerpo humano y curen más rápido al paciente. De este modo, con la ayuda de esta tecnología, la medicina llega justo al punto que el médico desea y no se propaga en todo el cuerpo. Esta forma de tratamiento es muy importante en enfermedades como el cáncer. En lo que se refiere a la construcción, gracias a la nanotecnología se han producido diversos tipos de materiales resistentes, vidrios que absorben los rayos ultravioletas y tubos sólidos e insonorizados. También se utiliza para mejorar las tareas agrícolas y ganaderas, la purificación del agua y la producción de fibras resistentes y completamente flexibles.

Hoy en día, la importancia de la presencia en el espacio se siente tanto que los países sin tecnología espacial y satélites se consideran ciegos. Los satélites son muy efectivos en campos tales como las telecomunicaciones, la investigación, el estudio de recursos subterráneos, la meteorología y la topografía, y algunos países incluso los utilizan para fines de espionaje y militares. El satélite y su base y el misil lanzador tienen una estructura muy complicada, lo que requiere conocimientos muy sofisticados. La República Islámica, al darse cuenta de la importancia de los satélites, hace casi dos décadas que ha ingresado en este ámbito, en el que ha hecho espectaculares avances pese a las sanciones, presiones y obstáculos que se han puesto ilegalmente en el camino del progreso de Irán.

La República Islámica es el undécimo país que ha alcanzado la tecnología de lanzamiento de satélites y el octavo que ha lanzado un satélite a la órbita terrestre. Y es el único país de Asia Occidental que tiene la capacidad de fabricar satélites. El primer satélite iraní, denominado Omid (esperanza), fue lanzado en 2009 mediante el transportador de satélites Safir (embajador). Así, Irán se sumó oficialmente al club de países poseedores de la tecnología de construir y lanzar satélites. Dos años después, el satélite de nombre Rasad (monitor) fue colocado en órbita con más facilidades con el propósito de fotografiar y en 2012 se lanzó Navid (buena noticia). El último satélite iraní llamado Fajr (amanecer) se lanzó en 2015. Actualmente, hay varios satélites están en espera de ser lanzados para enviar información que contribuya al desarrollo y progreso del país. Los científicos iraníes también han enviado criaturas vivientes al espacio y los han traído de vuelta a salvo. Así, Irán se ha unido a los países que poseen biología espacial. El país persa está haciendo preparativos para enviar su primer astronauta al espacio.

La tecnología nuclear es otra tecnología en la que la República Islámica ha hecho grandes progresos. Los regímenes occidentales, especialmente EE.UU., han realizado muchos esfuerzos por demonizar el logro nuclear de Irán en un intento por obstaculizar su progreso. Esto ocurre mientras la República Islámica ha realizado todas sus actividades nucleares bajo la supervisión completa de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA). Dado que los combustibles fósiles terminarán en las próximas décadas, los países han prestado especial atención a otras fuentes de energía, como las nucleares. Pero, hay unos cuantos países que han podido alcanzar la sofisticada tecnología de producción de combustible nuclear.

Los científicos iraníes lograron en abril de 2006 el ciclo completo de esta tecnología ante el asombro de los científicos del mundo. Ellos rápidamente aumentaron el enriquecimiento de uranio al 3.5 % y al 5 % a pesar de las crueles sanciones y presiones de EE.UU. y sus aliados europeos. Además, considerando la negativa de esos gobiernos a vender uranio enriquecido al 20 % para su uso en el reactor de investigación de Teherán, dedicado a fines médicos e industriales, la República Islámica anunció que llevaría a cabo esta complicada tarea de manera independiente. Finalmente, en 2010, el país persa logró este gran éxito. Pero el régimen israelí temía esos progresos y buscaba poner trabas a Irán en este camino. Así, sus agentes asesinaron a cuatro científicos nucleares iraníes. Pero los compañeros de los mismos han continuado su camino con más determinación.

La producción de radiomedicinas, que se utilizan para el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de enfermedades, es uno de los usos de la tecnología nuclear. La misma también se utiliza para mejorar y preservar los nutrientes, el descubrimiento de recursos hídricos subterráneos, el estudio de la contaminación ambiental, la meteorología, el descubrimiento de petróleo, etc. Recientemente, los científicos iraníes han fabricado una pequeña batería con el uso de la tecnología nuclear, la cual tiene una vida útil más larga que las baterías ordinarias y se puede utilizar para fines médicos e industriales. La República Islámica posee una planta de energía nuclear en la ciudad portuaria de Bushehr en el sur del país y planea construir otras más para usar energía limpia y eliminar la escasez de electricidad en el país.

Tags

Comentarios