Feb 19, 2019 18:08 UTC
  • Logros de la República Islámica en 4 décadas (6)

ParsToday-La agricultura es uno de los sectores económicos más atendido por los funcionarios de la República Islámica en las últimas cuatro décadas.

Este sector importante y fundamental de la economía sufrió graves daños durante el régimen de Pahlavi. Debido a las políticas económicas implementadas por aquel régimen, con la iniciativa de Estados Unidos, durante un período de 15 años, de ser un país autosuficiente en campo de agricultura, Irán se convirtió en un importador de productos alimenticios por un valor de $ 2, 6 mil millones, de los cuales $ 2 mil millones provenían de Estados Unidos. El 30 % de los agricultores estaban desempleados y muchos de ellos, con la esperanza de encontrar un trabajo mejor, se dirigieron a las grandes ciudades, pero ahí también vivieron en una situación catastrófica. Las aldeas de Irán eran las zonas más atrasadas y más desfavorecidas del país.

 

Después de la Revolución Islámica de Irán, el desarrollo de las aldeas fue una prioridad y, a pesar de las sanciones, la guerra y los problemas internos, no se detuvieron los esfuerzos para organizar la agricultura. En este sector se tomaron dos acciones paralelas, una para mejorar la situación agrícola y aumentar su producción y, la segunda, abordar la mala situación de las aldeas y sus habitantes desfavorecidos. Tras la victoria de la Revolución Islámica, los campesinos iraníes consideraban que la revolución les pertenecía y trabajaban con más motivación. El gobierno también les ayudó en todo lo posible, lo que contribuyó a mejorar la situación agrícola y, en particular a los aldeanos. Hubo una fuerza y trabajo voluntario y revolucionario de muchos que se dirigían a las aldeas para ayudar a sus compatriotas sin ninguna retribución económica. Cuatro meses después de la victoria de la Revolución Islámica, bajo la orden del Imam Jomeini (Dios lo bendiga), el fundador de la República Islámica de Irán, estas personas mediante la institución "Yihad de Reconstrucción" brindaron muchos servicios a las personas necesitadas de su país. Este proceso para eliminar la pobreza todavía lo siguen los jóvenes, llamados "Grupos yihadíes".

 

Tractor en plena acción en el campo

 

En los últimos cuarenta años, el sector agrícola iraní ha logrado un progreso significativo. La producción agrícola se ha duplicado de 25 millones de toneladas a más de 120 millones de toneladas, mientras la población de Irán ha aumentado de unos 35 millones a más de 80 millones de personas. Irán ahora exporta algunos de estos productos y ha obtenido $ 6 mil millones de ganancias el año pasado. Alrededor del 90 % de los productos principales y de alta calidad del pueblo iraní, como el trigo, el arroz y la cebada entre otros, son de consumo interno. En este sentido, especialmente, en el campo del trigo, que es de gran importancia, Irán ha logrado autosuficiencia y su producción ha alcanzado más de 14 millones de toneladas por año. El arroz es el segundo producto agrícola más importante de Irán y el 80 % se usa para consumo interno. En general, la producción de cereales ha aumentado vertiginosamente. La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) declaró que Irán produjo 20 millones de toneladas de arroz en 2017, por lo que Irán ocupa el segundo lugar en Asia del este, al respecto. Según la misma organización, Irán también ha crecido significativamente en la producción de caña de azúcar y remolacha azucarera. Irán en general es un país que sufre de escasez de agua, por lo que las autoridades de la República Islámica de Irán buscan aumentar el cultivo mediante la mejora del sistema de riego, la regeneración de las plantas y el uso de especies de alta calidad, el aumento del uso de las maquinas mecanizadas y nuevas, así como capacitando a los agricultores.

 

Maquinaria de segado 

 

En el campo de la jardinería y la producción de fruta, la República Islámica de Irán también ha logrado logros significativos, con un aumento de cinco veces más en comparación con antes de la revolución. Según la FAO, Irán ocupa el octavo lugar mundial en la producción de frutas y verduras. Irán ocupa la primera posición en la producción de pistachos, azafrán y granadas y el segundo ranking mundial en la producción de dátiles, así mismo, está en el cuarto lugar en la producción de manzanas. Actualmente, todo tipo de frutas se exportan a otros países. La producción de vegetales y las cucurbitáceas de Irán se ha cuadruplicado en comparación de antes de la Revolución Islámica.

 

En el campo del desarrollo rural se han tomado medidas destacadas y la figura de los pueblos ha cambiado completamente. Mientras, en la era pre-Revolución solo alrededor del 20 por ciento de las aldeas del país tenía agua potable, ahora más del 80 por ciento de la población rural cuenta con agua limpia y purificada. En el campo de la electricidad ocurrió un gran salto, y casi todas las aldeas de Irán tienen electricidad. La electricidad se utiliza no solo para los aparatos electrodomésticos, sino también para los equipos agrícolas, instalaciones de ganadería y avícolas. El 81 por ciento de las aldeas tiene acceso al gas natural. De casi 210.000 kilómetros de caminos rurales, aproximadamente la mitad de ellos están asfaltados y el resto son caminos de tierra. Las carreteras desempeñan un papel importante en la comunicación y el transporte de productos de una aldea a otra.

 

Un médico en una aldea iraní

La esperanza de vida entre los aldeanos ha llegado a 75 años. Además, la tasa de alfabetización entre ellos ha aumentado a más del 75 por ciento en comparación a la cifra de antes de la revolución que era del 30 por ciento. Ahora más de 500.000 aldeanos estudian en las universidades del país persa.

 

Otra área de los logros económicos de la República Islámica es la ganadería. Después de la revolución, la producción de carne de diferentes especies animales se ha más que duplicado y, a pesar del aumento de la población, ha alcanzado el límite de la autosuficiencia. El año pasado, se produjeron más de 10 millones de toneladas de leche, además de abastecer el consumo nacional, se producen lácteos que se exportan a otros países. La avicultura, asimismo, es uno de los sectores más importantes y destacados de la economía de Irán. La producción de carne de aves de corral ha aumentado en más de 2 millones de toneladas al año desde el fin del régimen de Pahlavi, y la producción de huevos ha crecido 6 veces desde la revolución, alcanzando más de 900 mil toneladas por año, con lo que Irán ocupa el 12º lugar en el mundo. Una parte importante de estos desarrollos se ha logrado mediante el uso de la crianza avanzada de animales, como aves y ganado. La pesca es otra industria que se ha expandido en términos del Mar Caspio, en el norte del país, y del Golfo Pérsico y el mar de Omán, ambos en el sur de Irán. Desafortunadamente, la pesquería también fue ignorada durante el tiempo del Sha, produciendo solo 32.000 toneladas por año, pero ahora, después de cuatro décadas, su producción ha alcanzado más de un millón 100 mil toneladas, es decir ha registrado un incremento de 35 veces. Este logro se ha generado con el uso de nuevos métodos y tecnologías para la reproducción y captura de los diversos peces de las aguas de Irán.

 

Granja de pollos

 

Otros temas a los que se ha prestado especial atención durante la República Islámica de Irán es la protección de los bosques, los suelos, los pastizales y, en general, el medioambiente. El nivel de protección del suelo y el hábitat es casi 40 veces más que el período anterior a la revolución y ha alcanzado las 27 mil hectáreas. Las operaciones de desertificación y, en paralelo, la silvicultura, continúan acelerándose para mejorar la situación ambiental, con el fin de mejorar la calidad de la vida de las personas y su buen uso de la misma.

 

 

 

Tags

Comentarios