Ene 22, 2020 20:30 UTC

Parstoday - Continuando con nuestra gira por el oeste de Irán, vamos a la provincia de Lorestán y nos dirigimos directamente a su capital, la pintoresca ciudad de Jorramabad.

Una de las ciudades más importantes y atractivas que hay que visitar sin falta recorriendo el oeste de Irán, es Jorramabad, famosa tierra de cascadas y manantiales rugientes. No se debe perder visitar castillos históricos y aldeas con una naturaleza virgen y verde. La ciudad está ubicada en un agradable valle junto al río Jorramabad.
 
 
Jorramabad es una ciudad antigua que data de varios milenios y alberga muchas civilizaciones, incluidos los casitas, babilonios, sasánidas, selyúcidas y la dinastía Jorezmitas. Jorramabad, que en idioma farsi significa lugar agradable, es una de las ciudades agradables y verdes de Irán con muchos paisajes naturales y un clima placentero. Ya sea que seas un amante de la naturaleza o que quieras visitar un sitio histórico, esta localidad tiene algo que visitar para todos los gustos.
 
 
Al entrar en la ciudad, vamos al castillo Falak-ol-Aflak, cuya gloria se nota por su altura. Es símbolo de Jorramabad; puedes verlo desde cualquier parte de la ciudad.
 
 
Falak-ol-Aflak, que significa “El cielo de los cielos”, es una de las reliquias de la dinastía sasánida y ha experimentado varios gobiernos. Conocida también como las doce torres y Shapur-Khast, la fortaleza está situada encima de una colina, desde donde están bajo tus pies tanto Jorramabad como el río. Falak-ol-Aflak, donde en algún tiempo entraban los reyes y tenía uso militar, cuenta con distintas partes, como por ejemplo el museo de antropología y arqueología.
 
 
 Los fundamentos de la medida del castillo real son de aproximadamente 300 metros por 400 metros. La altura de toda la estructura, incluyendo la colina, alcanza hasta 40 metros por encima de la zona de los alrededores. Este espacio se divide en cuatro grandes salas, y sus habitaciones y pasillos asociados. Todas las habitaciones rodean dos patios. Cuando se construyó originalmente el castillo solía tener 12 torres, pero sólo 8 permanecen en pie hoy en día. La entrada del edificio está situada hacia el norte, dentro del cuerpo de la torre noroccidental
 
El pozo de agua de la fortaleza se encuentra en la zona de detrás del primer patio. Alcanzando una profundidad de 40 metros, la mayoría del eje del pozo está tallada en la roca con el fin de llegar a la fuente del resorte de Golestán. El pozo se puede seguir utilizando en la actualidad.
 
El castillo Falak-ol Aflak está hecho con diferentes materiales como piedra y madera que son vulnerables a la humedad. Es por ello que el castillo fue construido en el punto más alto de la ciudad de Jorramabad, para que el viento podría penetrar en el edificio y secar sus fundaciones.
 
También hay que mencionar el Minarete de ladrillos, cerca de Falak-ol-Aflak, con 900 años de edad, situado en el sur de Jorramabad. Fue construido como guía para caravanas en la antigüedad. El minarete es de aproximadamente 30 metros de altura con una circunferencia de 17,5 metros. Dentro de la torre hay una escalera de caracol de 99 escalones.
 
Asimismo, hay que referirse también al histórico puente Shapoori, de la época sasánida; está situado en el sur de Jorramabad. El puente es de 312 metros de largo y 11 metros de altura. Tiene 28 arcos y 27 pilas. Cinco de sus arcos están intactos; los otros han sido destruidos por factores naturales. Materiales del puente son piedras de río.
 
Después de Falak-ol-Aflak, nos dirigimos al lago Keeyow, situado en el noroeste de Jorramabad, que después de dicho castillo, se considera la atracción turística más visitada de la ciudad y símbolo de la vivacidad. El agua del lago Keeyow, ubicado en el parque homónimo, proviene de los manantiales del monte Makhmalkuh y de los que hay en el fondo del lago. Este lago se extiende por un área de siete hectáreas y tiene una profundidad de 3 a 7 metros. La palabra Keeyow, significa en el idioma lori “oscuro” y “gris azulado”, y el lago así se llama ya que la presencia de especies vegetales en su fondo hace que el lago se vuelva gris azulado cuando hay mucha agua, es decir durante el invierno. En primavera y a principios de verano, el lago es un lugar perfecto para navegar en barco y practicar los deportes acuáticos, así como los mercados que ofrecen los productos de esta ciudad. Hay un parque de diversiones, así como otras instalaciones recreativas próximas a este lago, que es un hábitat para las aves nativas y migratorias y animales acuáticos.
 
Después de Keeyow, llegamos al “techo de Lorestán”, que es una de las atracciones turísticas de Jorramabad y que vale ver especialmente de noche. Es un lugar desde donde puedes ver desde arriba las luces de las casas y carreteras y relajarte en el silencio de la noche. Debes saber que se supone que este techo va a convertirse en el mayor complejo de diversión en el oeste de Irán, que albergaría también un observatorio. Su clima agradable y sus altos árboles refrescan el alma.
 
En la mañana, nos dirigimos a la magnífica cascada Nozhian, con 95 metros de altura. En primavera se pone caudalosa, con agua proveniente de manantiales de arriba. En sus alrededores hay muchas plantas medicinales. Se dan muchas otras cascadas en los montes de la zona, entre las cuales destaca Grit, con 15 metros de altura, conocida también como “Los siete manantiales” y considerada como la más bella, convirtiendo a esta zona en la más pintoresca y verde de la provincia de Lorestán. Está sumida entre robles, arbustos de espino y uvas.
 
Las cascadas de Jorramabad son realmente numerosas y cada una tiene sus propias características visuales. Les aconsejamos que descubras algunas de las bellezas desconocidas de Irán explorando algunas de estas cascadas.
 
Los fines de semana, los habitantes de Jorramabad se dirigen a las laderas del monte Majmalkuh, conocida también como Tang-e Shabikhun; es un monte alto ubicado en el noreste de Jorramabad. Los acantilados de Majmalkuh están cubiertos de líquenes negros y quemados por el sol, que se vuelven verdes con el inicio de la temporada de lluvias. La presencia de una cascada muy bonita, con el mismo nombre que el del monte, ha convertido a este lugar en una zona popular.
 
El parque forestal Shurab, es uno de los parques naturales alrededor de la ciudad de Jorramabad; hay un proyecto para organizar y desarrollarlo. Está situado a 25 kilómetros de la carretera Jorramabad-Pol Dakhar y tiene acceso asfaltado, cenadores y servicios de bienestar. El parque atrae a muchos turistas cada año durante la primavera gracias a sus espesos robles y el clima templado.
 
Aparte de las atracciones naturales de Jorramabad, una de las atracciones arquitectónicas de esta ciudad es la gran mezquita Jorram-Abadé. Su estructura actual ha sido renovada en gran medida: cuenta con una sala de oración, Shabestan, con columna, cuya cúpula está colocada en 7 columnas cuadriláteras, magníficas y únicas en su género.
 
A todos aquellos que están fascinados por las bellezas de la naturaleza, les recomendamos que coloquen en su lista de viajes, también una visita a Jorramabad, como todas las bonitas ciudades de Irán.
 
 
P/FE/RH

 

Tags

Comentarios