Ene 21, 2020 07:30 UTC

ParsToday- Un memorable viernes. Todos habían ido, niños y adultos. Hacía frio y nevaba pero nadie lo sentía. Los fieles iban para renovar su lealtad con su líder y tenían como objetivo marcan una presencia histórica. El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, empezó sus sermones con consejos para sí mismo y a los demás sobre la piedad divina y luego habló sobre los Días de Alá.

Al inicio, se refirió a la aleya 5 de la sura Abraham que dice:
 
Ya hemos enviado a Moisés con Nuestros signos: ¡Saca a tu pueblo de las tinieblas a la luz y recuérdales los Días de Alá! Ciertamente, hay en ello signos para todo aquél que tenga mucha paciencia, mucha gratitud.
 
El ayatolá Ali Jamenei, refiriéndose a la revelación de estas aleyas en La Meca en el apogeo de las luchas musulmanas y su resistencia ante las corrientes de los ateos, recordó que cuando el hombre, las sociedades y las naciones se salvan de los poderes opresivos, es Día de Alá, por tanto, si agradecemos a Dios, aumentarán las bendiciones día a día.
 
En alusión a esta aleya, el líder de la Revolución Islámica consideró el multitudinario funeral de Qasem Soleimani y la bofetada del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), a los estadounidenses como signos de poder y voluntad divinos y afirmó que esos días representaron Días de Alá. Al respecto, ahondó: “Ese es el día en que la mano del poder de Dios es vista por los seres humanos en los eventos. Fue entonces cuando decenas de millones de personas en Irán y cientos de miles en Irak y algunos otros países salieron a las calles para rendir homenaje al comandante de la Fuerza Quds, protagonizando la despedida (funeral) más grande del mundo. Esto fue un ejemplo de un Día de Alá. Lo que sucedió no fue provocado por ningún otro factor que no sea el poder de Dios. El día en que el CGRI respondió al asesinato criminal del general Qasem Soleimani, atacando una base militar de los Estados Unidos en Irak también fue un Día de Alá”.
 
Según el ayatolá Jamenei, estos días son puntos de inflexión en la historia. Son días que se construye historia y no son días normales.
 
El Líder, al seguir abordando los recientes acontecimientos en Irán, dijo: “¿Los pocos cientos de personas que insultan los carteles de nuestro honrado mártir representan a los iraníes? ¿O la enorme multitud de millones de personas que salió a las calles representa a la nación iraní? Los maliciosos portavoces del gobierno de Estados Unidos dicen repetidamente que están de pie junto al pueblo iraní. Ellos mienten. Si están de pie junto al pueblo iraní, es solo para apuñalarle con sus dagas venenosas su corazón. Por supuesto, hasta ahora han fallado en hacerlo, y ciertamente nunca podrán hacerlo”, remarcó.
 
El Líder de la Revolución Islámica se refirió también al trágico accidente aéreo de la semana pasada en Irán y subrayó: “El accidente aéreo fue un amargo accidente que realmente nos rompió el corazón. La pérdida de los queridos jóvenes y los que vinieron de otros países fue un evento verdaderamente desgarrador”.
 
El ayatolá Jamenei señaló que los enemigos de Irán aplaudieron en secreto la tragedia, ya que la usaron como una oportunidad para eclipsar los grandes logros de Irán. “Por mucho que nos doliera la tragedia del accidente aéreo, los enemigos estaban contentos con eso. intentaron cuestionar a las Fuerzas Armadas de la República Islámica y usarlo para ensombrecer el gran evento. Se equivocaron”, puntualizó el Líder recordando la aleya 54 de la sura La Familia de Imran que dice:
 
E intrigaron y Alá intrigó también. Pero Alá es el Mejor de los que intrigan.  
 
En otra parte de su alocución se refirió a otro caso en torno al país persa. En los últimos días, los Gobiernos del Reino Unido, Francia y Alemania amenazaron a Irán de llevar, una vez más, el caso nuclear iraní al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).  En este sentido, el Líder persa afirmó: “Estos tres países son los mismos que, durante la guerra impuesta, ayudaron en todo lo que podían a Saddam Husein. El Gobierno alemán le entregó a Saddam herramientas, equipos y armas químicas para apuntar a las ciudades y frentes de Irán y las consecuencias de estos bombardeos aún se observa en los veteranos de ese tiempo… Después de la salida de  EEUU del acuerdo nuclear, estos gobiernos hicieron comentarios sin sentido. Les Dije que no confiaran en ellos. Después de casi un año, se ha demostrado que están  verdaderamente al servicio de Estados Unidos”, criticó el ayatolá Jamenei.
 
Rechazó asimismo cualquier diálogo con EEUU y recordó que los iraníes tienen que concentrar sus conversaciones con los países vecinos del Oeste de Asia y los países con los mismos intereses, en vez de dialogar con países europeos y  EEUU. Sobre este punto recalcó: "Los llamados ‘caballeros’ en la mesa de diálogo son los mismos terroristas del aeropuerto de Bagdad. Ellos son iguales. La mano de hierro emerge del guante de terciopelo y se revela”, alertó el ayatolá Jamenei.
 
Enfatizó enseguida que Irán es un país rico y puede resistir ante las invasiones, sanciones y movilizaciones enemigas. Al respecto, señaló: “La querida nación iraní debería estar decidida a fortalecerse. El único remedio de la nación iraní es volverse más poderosa. Por supuesto, el poder no es solo la fuerza militar. La economía del país debe fortalecerse. Se debe poner fin a la dependencia del petróleo. El crecimiento científico y tecnológico debe continuar. El respaldo de todo esto es la presencia de la gente en el escenario”, recomendó el Líder.
 
A continuación pidió a la gente estar consciente respecto a la intención del enemigo que busca por diversos medios disminuir la participación popular en las futuras elecciones del Parlamento.
 
El Líder de la Revolución Islámica puso de relieve que el martirio del teniente general Soleimani deshonró una vez más a Estados Unidos por haber asesinado al campeón de la lucha contra el terrorismo, y declaró: “EEUU asesinó al comandante más poderoso y más conocido en la lucha contra el terrorismo no en un campo de batalla, sino en un acto cobarde y terrorista y confesaron el asesinato. No obstante, el ejército iraní lanzó un contraataque, devastando una base estadounidense con sus misiles y destruyendo la dignidad y el supuesto poderío del tiránico y arrogante gobierno estadounidense. Sin embargo, su castigo principal es la expulsión de la región”, dejó claro el ayatolá Jamenei.
 
 Tras enfatizar que Estados Unidos debería abandonar la región, el ayatolá Jamenei habló sobre la nueva era del Islam, Una era en la que Palestina se libera del dominio de los extranjeros sionistas, y los esfuerzos de todas las naciones aceleran el cumplimiento de esa meta. El Líder de la Revolución Islámica luego recordó algunas reglas para la nueva era del Islam: “El mundo islámico debe neutralizar los factores de división”. Los eruditos religiosos unidos pueden encontrar soluciones islámicas para el estilo moderno de la vida islámica. La colaboración de nuestras universidades mejorará la ciencia y la tecnología, y construirá las bases de una nueva civilización. La coordinación de nuestros medios de comunicación reformará la cultura pública desde la raíz. La comunicación de nuestras fuerzas armadas alejará la guerra y la agresión de toda la región. El contacto entre nuestros mercados sacará a las economías de nuestros países del dominio de las empresas saqueadoras. Los viajes de nuestra gente terminarán en la unidad y amistad.
 
Después de los sermones, se realizó el rezo colectivo del viernes, recreando una magnífica imagen que  mostró el vínculo del pueblo con el Líder. 
 
P/NA/NL

 

Tags

Comentarios