Feb 18, 2020 07:54 UTC

ParsToday-La nación iraní ha dado la bienvenida al 42.º aniversario de la victoria de la Revolución Islámica, participando en las marchas gloriosas de 22 de Bahman (11 de febrero). Comencemos el programa de esta semana con este tema.

En el 41.º aniversario de la victoria de la Revolución Islámica, millones de iraníes en varias ciudades marcharon el 11 de febrero y renovaron su lealtad con los ideales de la revolución y subrayaron la persistencia y la resistencia contra las conspiraciones de la arrogancia global liderada por Estados Unidos.
 
La presencia destacada y unificada del pueblo en los grandes días como el 11 de febrero  y la participación generalizada en las elecciones celebradas en los últimos 41 años han demostrado al enemigo que la nación iraní nunca dará marcha atrás.
 
 
En un discurso ofrecido  en Teherán (capital iraní) con motivo del 41.º aniversario de la Revolución Islámica, el presidente persa, Hasan Rohani  enfatizo en relación a los complots y enemistades de Estados Unidos en los últimos 41 años que Irán continúa avanzando en su camino de desarrollo y prosperidad a pesar de las conspiraciones de los enemigos.
 
 
El mandatario persa declaró que lo que ha fortalecido la revolución es la presencia y el voto del pueblo.
 
 
A cerca de la importancia de la resistencia de la nación iraní ante las hostilidades y las presiones, el mandatario iraní dijo que “en los últimos 2 años EE.UU. ha impuesto presiones contra la querida nación persa y está apuntando al comercio, las exportaciones, las importaciones y las necesidades de la nación, para que la gente pierda su paciencia. Hay un error de cálculo ya que EE.UU. no ha comprendido el lugar y la grandeza del pueblo iraní”.
 
El presidente de la República Islámica de Irán, en una reunión con embajadores extranjeros y representantes de entes internacionales que residen en Teherán, con motivo del 41.ª aniversario de la victoria de la Revolución Islámica en Teherán, dijo:
 
“Aquellos que están familiarizados con la historia, la cultura y la civilización de Irán saben que la nación persa nunca cederá ante la intimidación, los comentarios injustos e incorrectos, así como presiones exageradas”.
 
Estados Unidos ha cometido el mayor error de todos estos años. Los funcionarios estadounidenses están obligados a aceptar el hecho de que esta vez también han realizado un error de cálculo sobre Irán.
 
 
Estados Unidos cometió el mayor crimen, que contradice todo el derecho internacional, y asesinó al teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.
 
El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el general de división Hosein Salami durante la ceremonia por los 40 días del martirio del general Soleimani hizo referencia a la respuesta misilística de Irán al acto terrorista del gobierno de EE.UU. de asesinar al comandante de la Fuerza Quds del CGRI de Irán, y destacó “EE.UU. recibió una fuerte bofetada y continuaremos hasta la salida del último soldado estadounidense de los  territorios islámicos y esta verdad es muy cerca”.
 
El general Salami hizo referencia también a los sacrificios de Soleimani en los campos de batalla contra los terroristas takfiríes en Irak y Siria, y agregó que Soleimani  apagó  las grandes llamas de las sediciones de  los takfiríes, por lo que Estados Unidos no lo toleró.
 
 
El aumento del poder defensivo como componente de seguridad tiene importancia estratégica.
 
El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en su reunión mantenida el pasado sábado con altos cargos de la Fuerza Aérea del Ejército iraní en Teherán (capital persa) enfatizó en la necesidad de que Irán sea fuerte en todos los aspectos, especialmente en el campo de la defensa, y aseguró que, “para evitar la guerra y poner fin a las amenazas, debemos fortalecernos”.
 
El Líder persa recordó que la debilidad alentará al enemigo a actuar, y añadió: “No buscamos amenazar a ningún país o nación, sino tratamos de mantener la seguridad de nuestro país y prevenir las amenazas”.
 
Las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán, con sus avances en el campo defensivo aprovecha del poder a nivel disuasivo, según las evaluaciones de los órganos de estudios militares.
 
 
En un comunicado publicado con motivo del 41.º aniversario de la victoria de la Revolución Islámica (1979), el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri enfatizó la continuación del creciente poder defensivo contra el enemigo. El mensaje enfatizó que las Fuerzas Armadas de la República Islámica no permitirán ni por un momento que los enemigos socaven la tranquilidad incomparable de la sociedad y la seguridad de Irán y destacó que “las Fuerzas Armadas iraníes son los brazos fuertes y poderosas de la defensa y seguridad de la Revolución Islámica y la patria”.
 
El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami declaró la semana pasado en una entrevista con periodistas que los misiles iraníes se usan con ojivas convencionales, los cuales tienen una alta precisión, algo experimentado perfectamente por EE.UU. en el ataque de Irán contra la base Ain Al-Asad.
 
El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán como una medida recíproca por el asesinato del teniente general Qasem Soleimani, el comandante de Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán disparó el 8 de enero con más de 10 misiles, la base aérea Ain Al-Asad, ubicada en la provincia de Al-Anbar, en Irak.
 
Hatami, dijo que los portasatélites del país persa no son militares y difieren del tema de misiles.
 
La clave para acceder al espacio son los portadores, y básicamente los humanos pudieron alcanzar esta meta a través de la tecnología de cohete transportadores, Irán es el noveno país del mundo que pudo colocar satélites en la órbita.
 
Irán se incorporó el 2 de febrero de 2009 al grupo de los países con capacidad de lanzar satélites y colocarlos en órbita, siendo el primero el  satélite nacional, denominado Omid (esperanza, en español). Del total de 6 lanzamientos de satélites hasta el momento, cuatro han tenido éxito y 3 han fallado.
 
La semana pasada, el cohete portador Simorq, no pudo colocar el satélite de observación científica Zafar en órbita, a pesar de haber sido lanzado con éxito. Según el ministro de Tecnología de Información y Comunicaciones de Irán, Mohamad Yavad Azari Yahromi, el cohete Simorq impulsó con éxito el satélite Zafar al espacio, pero el operador no alcanzó la velocidad requerida para colocar el satélite en órbita, y se estrelló en el océano Índico.
 
El satélite incluso cruzó la órbita de 530 km y llegó a la órbita de 540 km, pero falló la velocidad y se detuvo a una velocidad de 6500 millas por hora.
 
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia, en un comunicado alegó que el lanzamiento de este satélite contradice los compromisos internacionales que ha asumido Teherán y la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).
 
El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, rechazó  la postura injerencista de Francia sobre su programa espacial y  enfatizó que estas forman parte de sus derechos inherentes al desarrollo de la ciencia y la tecnología.
 
“El programa de defensa de misiles de Irán tampoco tiene nada que ver con la resolución 2231 porque básicamente los misiles iraníes no están diseñados para portar armas nucleares”, reiteró Musavi.
 
 
La III Cumbre Bienal de Seguridad Nuclear se inauguró la semana pasada con la asistencia de los ministros de Asuntos Exteriores, responsables políticos, jefes de organizaciones de energías atómicas, altos funcionarios y expertos en seguridad nuclear y altos autoridades de todo el mundo y continuará durante cinco días en Viena.
 
El jefe de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, dijo en su participación en este evento que la preservación del pacto nuclear es la garantía de la seguridad nuclear, y recordó a Europa su responsabilidad como una de las partes claves del pacto de nombre oficial JCPOA (Plan Integral de Acción Conjunta) y para mantenerlo y liberarlo de las políticas unilaterales de Estados Unidos.
 
Mantener la seguridad nuclear siempre es una de las tareas muy enfatizadas por los países miembros en los debates públicos y las reuniones de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA). Por lo tanto, Salehi tras referir las amplias medidas de Irán en el sector de seguridad nuclear, instó a la comunidad internacional a tomar medidas para detener las amenazas, incluidas los ataques cibernéticos como el virus Stuxnet contra las instalaciones nucleares de Irán  y ataques terroristas e intentos de asesinar y hacer mártir a los científicos nucleares iraníes. 

P/FSH/RH

Tags

Comentarios