Abr 02, 2020 05:42 UTC

ParsToday- Amigos , en el “Especial fin del año iraní 1398”, les ofreceremos la segunda parte del tema titulado “El año 1398 desde el punto de vista del Líder Supremo de la revolución, el ayatolá Ali Jamenei”. Quédense con nosotros.

Tener esperanza en el futuro y mantener la vitalidad y el dinamismo para materializar los ideales revolucionarios destacan entre los puntos que ha hecho hincapié reiteradas veces el Líder Supremo en sus encuentros con funcionarios y diferentes estratos sociales, especialmente los jóvenes.

Una de las recomendaciones importantes del ayatolá Jamenei al respecto ha sido la necesidad de dar continuidad de manera incesante al crecimiento y el progreso científico y tecnológico.

Al intervenir ante unos dos mil jóvenes élites y talentos científicos, el guía supremo calificó como un honor los altos rangos científicos obtenidos por Irán, pero especificó que este nivel de progreso no es suficiente en absoluto y no debe satisfacernos, sino que el progreso científico debe continuar a gran velocidad.

Al respecto, precisó que el uso del potencial científico en distintas partes del país ha contribuido a elevar el poder de defensa, el tratamiento, la medicina avanzada y el control de enfermedades, los asuntos técnicos de ingeniería, la tecnología pacífica nuclear, la biotecnología y la fabricación de productos duraderos a través de la nanotecnología.

El ayatolá Jamenei, aludió también a otro punto importante, al señalar que la ciencia, acompañada por una correcta cultura filantrópica abona el terreno para que el ser humano use los verdaderos beneficios de la ciencia.

El líder de la Revolución se refirió a la muy importante y útil ciencia nuclear como un ejemplo objetivo subrayando que la misma, cuando fue acompañada por el afán y el poder, condujo a la producción de la bomba nuclear convirtiéndose en una gran amenaza para todo el mundo y la humanidad.

Refiriéndose a la firme y valiente posición de la República Islámica ante la prohibición religiosa del uso de la bomba nuclear, el Líder Supremo enfatizó que “aunque podíamos dar pasos en este camino, declaramos como prohibido el uso de esta arma con base en la ley islámica; por eso, no hay motivo para gastar dinero en la producción y almacenamiento de un arma cuyo uso está estrictamente prohibido conforme a la fe islámica”.

En la actualidad, Irán ha alcanzado, pese a las sanciones, importantes indicadores en el crecimiento científico. El país cuenta con el mayor crecimiento en la producción científica y se encuentra entre los países más avanzados del mundo en la producción y reproducción de células madre en la ciencia de la replicación; en la ciencia nuclear; en la producción de todo tipo de radiofármacos utilizando la ciencia nuclear; en la producción de combustible requerido para las centrales nucleares y en la fabricación de productos mediante la nanotecnología.

Los indicadores estadísticos de la participación de Irán en la producción científica mundial demuestran que los investigadores iraníes se adjudican el 1.58% de la producción científica en el mundo, por lo que el capital humano en Irán merece producir la ciencia, pero aún dista de alcanzar la etapa de la economía basada en la ciencia, la creatividad y la innovación en los sectores económicos.

Al explicar el motivo de la profunda hostilidad de Estados Unidos contra la República Islámica, el ayatolá Jamenei indicó que Washington tiene un problema fundamental con el principio del sistema islámico. Es por eso que, para superar los problemas en la política exterior, el guía supremo ha recomendado el uso de los potenciales no utilizados o menos utilizados en el país notificando reiteradamente a las autoridades que no deben quedarse a la espera de promesas y paquetes de los europeos, sino que se debe dar seguimiento a tantos trabajos por hacer en el interior del país.

En cuanto a los requisitos de los pasos económicos que debe dar el país, el líder supremo recalcó que una poderosa economía se considera un punto fuente y un factor importante para rechazar el dominio y la infiltración, mientras que una economía débil constituye un punto de debilidad y facilita el terreno para la infiltración, el dominio y la intervención de los enemigos.

Los enemigos del pueblo persa siempre han tenido y tienen inquina hacia la autoridad de la República Islámica; ni siquiera toleran que Irán gane medallas en los campeonatos mundiales. Y cualquier éxito, especialmente allí donde ayude a preservar los valores religiosos y culturales, enoja a Estados Unidos. Pero este rencor ha aumentado más la motivación de la nación iraní para progresar y obtener grandes éxitos en todos los campos. Esto significa la verdadera autoridad del pueblo persa, la cual ha desafiado a las potencias arrogantes.

Las presiones y las dificultades que la Revolución y el sistema de la República Islámica aguantaron durante el año pasado, apuntan al hecho de que el pueblo iraní para alcanzar sus objetivos ha resistido ante todas las presiones continuando poderosamente con su movimiento hacia el progreso y de aquí en adelante dará pasos en este sendero con autoridad y autoconfianza.

Estados Unidos ha gastado una enorme cantidad de dinero para encarar esta revolución y con propaganda y el enrarecimiento del ambiente, está tratando de inculcar que el sistema de la República Islámica es débil y pasivo y que el pueblo iraní ya ha perdido el ánimo y se está distanciando de las metas revolucionarias. Pero pese a estos actos hostiles, la nación persa se mantiene firme siguiendo su camino.

En referencia a los espléndidos funerales del teniente general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, asesinado el 3 de enero en una operación terrorista de EE.UU. en Bagdad, Irak, el Líder Supremo recordó que la nación iraní hizo alarde de su unidad a los enemigos durante esos actos impresionantes demostrando que la Revolución Islámica está viva y es dinámica y continúa en la ruta de un futuro más brillante.

Los mártires Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis, subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), y sus compañeros, asesinados en el citado ataque terrorista con drones, jugaron un papel clave en la lucha contra el enemigo y el terrorismo en la región, el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y en la neutralización de los planes separatistas de Washington y el sionismo en la región. Estas realidades explican la hostilidad y la ira de Estados Unidos contra Irán, los pueblos revolucionarios y el Frente de la Resistencia en la zona.

Otro punto importante a destacar en las declaraciones del Líder Supremo es su insistencia en un tema tan importante como identificar al enemigo verdadero y conocer la naturaleza de sus acciones hostiles, que pueden manifestarse en distintas formas ya sean militares, políticas, de seguridad o económicas, e incluso en forma de guerra blanda para socavar los valores revolucionarios y generar dudas en continuar la senda de la Revolución. Al respecto, el ayatolá Jamenei siempre ha advertido sobre las técnicas propagandísticas del enemigo destacando reiteradas veces la necesidad de contrarrestar las tramas de los enemigos.

En una parte de su declaración estratégica sobre el Segundo Paso de la Revolución Islámica, publicada hace un año con motivo del 40 aniversario del triunfo de la Revolución, el Líder Supremo alertó que el esfuerzo del Occidente para promover el estilo de la vida occidental en Irán ha infligido irreparables daños morales, religiosos, políticos y económicos al país, añadiendo que “contrarrestar este esfuerzo requiere una yihad o guerra santa integral e inteligente, en la que ustedes, los jóvenes, pueden desempeñar un papel clave”.

P/FE/JP

98 líneas

 

Tags

Comentarios