Abr 04, 2020 05:01 UTC

ParsToday- El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, se refirió en el primer día del año nuevo persa (1398) al futuro y los desafíos y problemas que enfrentan, así como las capacidades internas de Irán.

Una mirada al pasado y a los años anteriores a la victoria de la revolución durante el régimen dependiente de Pahlavi muestra cómo Irán había estado bajo el dominio estadounidense durante cincuenta años y era totalmente dependiente al Occidente. Pero con la victoria de la Revolución Islámica, se rompió este yugo.
 
El ayatolá Jamenei, en alusión al cese total de la dependencia de Irán a Estados Unidos recordó que el enemigo observa los avatares y actividades de la República Islámica y está muy enojado y preocupado por que Irán se convirtió de un país “atrasado y dependiente” a un país “efectivo, influyente, que goza del creciente poder político, defensivo y científico”.
 
Sin lugar a dudas, uno de los logros de la Revolución Islámica de Irán es su resistencia a la dominación estadounidense en la región y en el mundo. Esta resistencia, por supuesto, es costosa y ha alimentado la conspiración, la presión y la guerra suave de Estados Unidos contra Irán.
 
 
Hoy en día, conceptos como la amenaza blanda desempeñan un papel clave en la configuración del cambio político y social. Muchos expertos y comentaristas políticos están de acuerdo en que, en la sociedad estadounidense, los medios de comunicación juegan un papel significativo en la dirección de la guerra blanda contra Irán.
 
Phil Wilayto, líder anti guerra en Estados Unidos y editor y fundador de The Virginia Defender, en torno a la evaluación de las políticas hostiles de Washington contra Teherán dice “una de las cosas más chistosas sobre la sociedad estadounidense es que nuestra gente se encuentra entre la más educada del mundo, pero al mismo tiempo entre las menos informadas. No es que nuestro gobierno esté reprimiendo la verdad. Somos libres de investigar, escribir y hablar sobre la historia, la política, la economía y los hechos del mundo en que vivimos. Pero la población del 1 por ciento de los súper ricos de nuestro país controla efectivamente el flujo de información que recibimos. Esto no se hace a través de la prohibición de la información correcta sino a través de enterrarla bajo el mar de la confusión.
 
Este analista estadounidense se refiere al papel de los medios de comunicación en el Occidente para desviar la opinión pública y enfatiza: “hay algunos informes sesgados y parciales que los principales medios son conocidos por ellos. En Estados Unidos, todas las noticias sobre Irán o Rusia, Siria, Cuba, Venezuela, Corea del Norte o China comienzan con esta hipótesis común que unos malvados (a juicio de EE.UU.) gobiernan estos países.
 
Lo más importante que se puede hacer contra tales amenazas es fortalecer las estructuras internas en el ámbito económico-científico, y especialmente fortalecer la defensa y la disuasión contra las amenazas severas y, por supuesto, la guerra blanda. Esto es de suma importancia estratégica. Por esta razón, uno de los principales objetivos de la Casa Blanca es intensificar la guerra psicológica y aumentar la presión y las sanciones para debilitar el poder de defensa de Irán.
 
En una parte de su declaración realizada el primer día del año nuevo persa, dirigida al pueblo iraní sobre todo los jóvenes, afirmó “lo que debe ocurrir en el segundo paso de la revolución, es primero conocer y tomar en serio nuestras capacidades y utilizarlas y conocer nuestros privilegios. El país goza de muchas capacidades, segundo; debemos conocer las plagas, las corrupciones, las formas de infiltración del enemigo y resistir ante ellas seriamente”.
 
El ayatolá Jamenei, en declaraciones durante una reunión con algunos miembros de las familias de los integrantes del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) se refirió a la causa de la hostilidad de los estadounidenses con este cuerpo en diferentes campos y recordó que “el CGRI es pionero tanto en el campo de la operación y el enfrentamiento con el enemigo, en las fronteras e incluso varios miles de kilómetros más lejos del mausoleo de la Hazrat Zeynab, así como en el campo del enfrentamiento político con el enemigo”.
 
Según el Líder persa, la hostilidad de Washington tiene su raíz en este mismo asunto y dijo: EE.UU., de hecho, planea conspiraciones contra la revolución de Irán, sin embargo, tales ferocidades no le llevarán a ningún lado y su vicio y engaño se revertirán contra él y los enemigos de la República Islámica. Trump y los locos que rodean su gobierno, avanzan hacia la decadencia.
 
La experiencia de casi 40 años de la revolución y la creciente autoridad del sistema de la República Islámica han demostrado esta realidad que las instituciones como el CGRI y la Fuerza de Resistencia Popular de Irán (Basich) figuran entre los capitales eternos y valiosos para la estabilidad, el progreso y la seguridad de la nación iraní.
 
Hoy, el papel de estas poderosas instituciones se ha convertido en un modelo para los movimientos revolucionarios en otros países. Un ejemplo efectivo y exitoso de este modelo es la formación de fuerzas populares en Irak que batallan contra el grupo terrorista Daesh.
 
 
El CGRI mostró que esta organización popular puede transmitir perfectamente al mundo el mensaje de la revolución y el Islam a través de la propagación de la cultura y los principios islámicos y revolucionarios.
 
En unas palabras sobre la importancia y el valor y la posición del CGRI, el ayatolá Jamenei afirmó que la famosa frase del Imam Jomeini (que descanse en paz) “si no fuera por el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán, no sería un país, por esta razón el CGRI es un árbol puro que su identidad proviene de su fe y movimiento revolucionario, y el mantenimiento del país y la revolución dependen de la continuación de estos importantes elementos”.
 
El Líder de Irán calificó de destacadas las medidas defensivas, constructivas y culturales del CGRI y dijo que incluso los enemigos del sistema y la revolución tienen tal juicio respecto al CGRI.
 
El ayatolá Jamenei se refirió a la seguridad como un tema muy importante que prepara el terreno para el desarrollo espiritual y material de la sociedad y agregó: el CGRI tiene el deber de suministrar la seguridad interna y externa, si no hay seguridad externa, el enemigo no se mantendría fuera de las fronteras, y esto dañaría la seguridad interna.
 
La razón del enfado de los enemigos contra la nación persa reside en esta realidad, como enfatiza el Líder iraní “el movimiento del pueblo persa, a pesar de las presiones, sanciones y amenazas, se está volviendo cada vez más transparente y valiente, y las generaciones  bendecidas de la Revolución Islámica se han vuelto cada vez más poderosas”.
 
P/NA/RH

 

Tags

Comentarios