Sep 19, 2020 09:21 UTC

ParsToday- En la “Declaración del Segundo Paso de la Revolución”, que se emitió en febrero de 2019 con ocasión del 40.º aniversario de la misma, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, Líder de la Revolución Islámica, señaló que avanzar en este camino, es lo mismo que decir, dar el segundo paso de la Revolución, y esto tiene ciertos requisitos que hay que cumplir.

En el citado texto, el Líder de la Revolución Islámica, refiriéndose a los problemas macroeconómicos del país, indicó que la salida de los mismos, es implementar las políticas de la Economía de Resistencia, involucrar al pueblo en la economía y hacer uso de todos los potenciales.
 
 
 
En este documento se lee: “La economía constituye un punto clave y determinante. La economía es un factor fuerte e importante para un país que planta cara a la dominación y a la colonización. Una economía débil allana el camino para la infiltración, el dominio y la injerencia de los enemigos. La riqueza y la pobreza influyen en la vida material y espiritual del ser humano. Sin embargo, la economía no es la meta de una sociedad islámica, sino que, más bien es un medio sin el cual no se pueden alcanzar las metas previstas”.
 
 
 
Crear una economía endógena y productiva, basada en el conocimiento y orientada al exterior valiéndose de los potenciales disponibles en el país, forma parte de estas soluciones.
 
 
 
El ayatolá Jamenei también en un discurso, consideró 40 años de complots contra la República Islámica y 40 años del avance de la Revolución, como una muestra de la incapacidad de EE.UU. para detener el movimiento del pueblo iraní y dijo que hace 40 años que los enemigos del querido Irán llevan ejerciendo todo tipo de presiones políticas, económicas y propagandísticas contra la nación, pero incluso cuando la República Islámica era una república incipiente, no pudieron "hacer ninguna maldita cosa" contra Irán.
 
 
 
Los dirigentes de EE.UU. ahora ha llevado esta hostilidad a una nueva fase con el terrorismo económico.  Desde luego, este tipo de terrorismo y la campaña de máxima presión estadounidense provocan daños, pero el futuro es brillante. La experiencia de las últimas cuatro décadas demuestra que también el Segundo Paso de la Revolución iría acompañado por temores y esperanzas.
 
 
 
Al respecto, en la “Declaración del Segundo Paso de la Revolución” se ha hecho hincapié en puntos tan importantes como el mantenimiento del espíritu de la autoconfianza y la creatividad, pese a los esfuerzos del enemigo para decepcionar al pueblo, así como en el florecimiento de los talentos y evitar la pasividad.
 
 
 
Mehdi Taghavi, economista y profesor de la universidad, comenta lo siguiente: “El plan de la Economía de Resistencia, ofrecido en 2014, sugiere que la economía debe resistir ante la amenaza económica externa. Pese a las sanciones económicas, actualmente estamos involucrados en una especie de guerra económica; con la Economía de Resistencia se puede resistir ante las amenazas y evitar problemas como el colapso de la economía. Intentar colapsar la economía es uno de los objetivos del enemigo. Una economía de resistencia debe ser aquella que sobreviva y no se derrumbe al final de una guerra económica. La Economía de Resistencia contrasta con la economía dependiente. Una Economía de Resistencia no acepta que sea meramente un consumidor, no es pasiva y resiste a los objetivos de la economía de dominación”.
 
 
 
En las últimas cuatro décadas, Irán ha sido blanco de las más severas medidas unilaterales, coercitivas e ilegales de EE.UU. y de sus aliados, y ha sufrido sanciones injustas y contrarias a la Carta de las Naciones Unidas y a los principios reconocidos del Derecho Internacional.
 
 
 
Con sus gestiones unilaterales, EE.UU. ha atentado contra los principios reconocidos por la Comunidad Internacional entorpeciendo el flujo del libre comercio y la inversión. La Comunidad Internacional debería contrarrestar estos actos terroristas de manera firme e inmediata.
 
 
 
En su discurso en la XVIII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), celebrada en octubre de 2019 en Bakú, capital de la República de Azerbaiyán, el presidente iraní Hasan Rohani dijo: "Hoy EE.UU. está empleando instrumentos económicos opresivos contra naciones independientes, lo que puede considerarse terrorismo económico. El dominio de EE.UU. sobre el sistema financiero internacional le ha dado la oportunidad de abusar repetidamente del dólar, durante las últimas décadas, y especialmente en los últimos años, para ejercer presión política sobre Estados soberanos, principalmente sobre los miembros del MNOAL y restringir el acceso de los países al sistema financiero internacional imponiendo distintas sanciones. Estas medidas están en conflicto directo con los derechos y libertades legítimas de naciones independientes, y el MNOAL puede dar pasos importantes para desactivar estas herramientas”.
 
 
 
La manera de quitar estos siniestros instrumentos al régimen egoísta y despótico de EE.UU. es la adhesión internacional a los requisitos de la sostenibilidad económica, el desarrollo de relaciones comerciales con base en acuerdos monetarios bilaterales y multilaterales, el empleo de iniciativas independientes en el ámbito de servicios bancarios y la expansión del uso de criptomonedas.
 
 
 
Desde luego, hay que recorrer este camino respetando las normas internacionales relativas a la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Muchos países miembros del MNOAL, incluido Irán, han colocado este tema en su agenda.
 
 
 
Todo Estado soberano tiene derecho a disfrutar, sin discriminación, de un sistema comercial multilateral legal, transparente e integral.
 
 
 
En un informe sobre “comercio internacional y desarrollo”, la ONU denunció que la cooperación comercial multilateral enfrenta presiones derivadas del unilateralismo y que la perspectiva del comercio internacional afronta un peligro sin precedentes como resultado de políticas comerciales unilaterales.
 
 
 
De acuerdo con el secretario general de la ONU, las medidas coercitivas unilaterales no solo han afectado las perspectivas del comercio internacional, sino que, también han apuntado a las instituciones y a los mecanismos de este sistema.
 
 
 
Sin embargo, las autoridades estadounidenses están tratando de justificar la instrumentalización del terrorismo económico y las sanciones crueles e ilegales contra Irán lanzando falsas acusaciones contra este país.
 
 
 
En un discurso engañoso en la Fundación Heritage, en Washington D.C., y comentando sobre la política exterior de la Administración Trump, el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo recordó sus propias declaraciones hechas en 2018 en las que puso 12 condiciones para negociar con Irán y dijo: “El Washington Post tildó aquel discurso de estúpido, y el New York Times publicó que Pompeo criticó la conducta de Irán, mientras que yo hablé en apoyo del pueblo iraní. Este fue mi primer discurso como secretario de Estado; su principal objetivo era ayudar al pueblo iraní; mi esfuerzo del último año y medio, también ha estado en esta dirección. Nosotros planteamos cualquier caso en el que percibimos que ha ocurrido una violación a los derechos humanos. Hemos actuado así incluso con respecto a nuestros amigos. Nuestra vigilancia de la libertad religiosa se fortalecerá en todo el mundo”.
 
 
 
En una entrevista con la televisión Al-Arabi, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, dijo en respuesta a las falacias de EE.UU. que "Washington recurre al terrorismo económico como medio de presión contra el pueblo iraní a fin de obtener logros políticos. Estados Unidos, como afirma su presidente, ha entrado en una guerra económica contra Irán. La guerra es guerra, y el propósito de la guerra económica es presionar a la gente común".
 
 
 
Asimismo, y en su discurso en la reunión de los cancilleres de los países miembros del MNOAL, en octubre de 2019 en Bakú, Zarif dijo que "la adicción de Washington a las sanciones ha puesto en peligro el tejido económico internacional y a cientos de millones de personas en el mundo".
 
 
 
Al criticar el unilateralismo, el terrorismo económico y el apoyo de EE.UU. a la matanza de seres humanos, Zarif también fustigó el creciente desprecio por la diplomacia del multilateralismo y la cooperación a nivel mundial, como un factor de escalada de los desafíos y la inestabilidad en muchas partes del mundo.
 
 
 
En tales circunstancias, añadió Zarif, el Derecho Internacional, los acuerdos multilaterales, las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) y las normas del comportamiento civilizado, están en juego debido a las ambiciones políticas personales.
 
 
 
El terrorismo económico o el "terrorismo financiero" es, de hecho, una definición exacta para indicar que este tipo de terrorismo provoca inestabilidad económica por parte de un grupo.
 
 
 
Estos desafíos pueden convertirse en un problema a largo plazo para la economía, pero también, pueden brindar una oportunidad para construir una economía dinámica y resistente ante las presiones. Aprovechar de manera inteligente esta oportunidad es una de las formas de contrarrestar el terrorismo económico y de no ceder a las presiones de EE.UU.
 
 
 
El ayatolá Jamenei, en una reunión con los comandantes del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), calificó la política de máxima presión de Washington como una política fallida diciendo que los estadounidenses imaginaban que, al enfocarse en la campaña de máxima presión, especialmente en el sector económico, podrían poner de rodillas a Irán, pero ahora son ellos los que están sufriendo problemas.
 
 
 
P/FE/JP

 

Tags

Comentarios