Oct 30, 2016 10:15 UTC
  • Refugiados una prueba de lealtad de los europeos a los derechos humanos 1

En esta serie de seis episodios, analizaremos las políticas de los gobiernos europeos en la violación de los derechos humanos en Europa frente a la ola de refugiados.

La ola de  los refugiados hacia Europa provenientes de  Asia y África,  se ha convertido en uno de  los mayores desafíos políticos, sociales y de seguridad de Europa después de la segunda guerra mundial, y es uno de los motivos del aumento de la inclinación de los europeos hacia el  nacionalismo, la derecha extrema y los partidos anti-inmigrantes, haciendo temblar las bases del proyecto coherente de Europa.
A lo largo de  la historia, debido a las guerras, la ocupación  y la violencia, las personas afectadas  decidieron abandonar sus  hogares y  su patria a fin de llegar a una región segura. Por  miedo a la violencia, agresión y asesinato, estas personas abandonan en contra de su voluntad su tierra natal y se dirigen a países en donde están lejos de todos esos problemas.
Hoy, el caso de  los refugios no es  una excepción de esta regla histórica. En la era actual,  a pesar del desarrollo industrial,  se ha debilitado  el respeto a la moral  y los  derechos humanos, lo que se observa mayormente en los subordinados y los pobres. La situación de los refugiados en Europa en estos días, es tal, que el  Comisario de los Refugiados de  la ONU, la ha considerado como  el desastre humanitario más catastrófico.
Según las organizaciones internacionales, en los países europeos que usan  innumerables frases sobre los derechos humanos, los indefensos inmigrantes están al borde de una catástrofe humanitaria.
 
Se le llama ‘refugiado’, a una persona que por diversas razones se ve obligada a abandonar su patria y refugio a otros lugares. Desde los albores de la humanidad hasta el momento, la preservación de la vida  ha sido uno de los instintos  del ser humano. Al principio de los tiempos, el peligro provenía de los animales salvajes, pero luego fue causado por los propios hombres.  Para preservar sus vidas, ellos se refugiaban en cuevas y lugares  intransitables. Después de  formadas las comunidades,  apareció el miedo a los seres de su misma especie donde  el que sufría era el más débil.
 
Se puede considerar en este sentido  a los primeros colonos que  emigraron a las tierras recién descubiertas de Estados Unidos  y la Guerra Civil del mencionado país. En el siglo XX,  los sucesos de  la primera guerra mundial crearon una gran ola de refugiados, provocando la firma de acuerdos de apoyo a estos.  Por supuesto,  estos acuerdos no fueron amplios ni sensibles, por lo que, no tuvieron la capacidad de responder a los nuevos asuntos de los refugiados. Por ello, la Asamblea General de  las Naciones Unidas en 1950 aprobó una resolución basada en la necesidad de aclarar la situación de este grupo de personas, creándose de esta manera en 1951, la Convención de  los Refugiados.
 
Las guerras y los desastres naturales han sido algunos de los motivos principales de inmigración masiva y  generalizada en el siglo pasado. Los países vecinos de  las regiones criticadas en general,  fueron el primer destino para las inmigraciones masivas. África, Asia y Latinoamérica fueron en el siglo pasado, el refugio de tales inmigrantes.
Uno de los países que recibió millones de inmigrantes en el siglo pasado ha sido Irán. En más de tres décadas, el pueblo iraní  ha recibido a millones de ciudadanos afganos e iraquíes cuyos países se encontraban en guerra e inseguridad. Ahora,  casi tres millones de afganos  viven en la República Islámica de Irán. Reiteradas veces, la Comisaria de los Refugiados de la ONU, ha agradecido  en sus informes la hospitalidad del Gobierno iraní por acoger  a los inmigrantes del país vecino.
 
Con el aumento de la crisis en Siria en 2011 a causa de la coalición occidental y los árabes, además de Turquía,  el país mencionado se convirtió en ruinas y millones de sirios fueron desalojados viéndose obligados a refugiarse en Turquía, El Líbano y Jordania. Pero, debido a las malas condiciones  de la mayoría de los campamentos de refugiados de estos países, muchos sirios,  a través de diferentes formas tratan de llegar a Europa.  Algunos lo hacen por vía marítima, atravesando el mar Mediterráneo con sus violentas olas.  Cientos de  ellos, especialmente niños y mujeres, durante la travesía han perdido  la vida, y  los que  logran llegar a las costas  europeas,  les toca enfrentarse a un destino amargo. Los afirmadores  de la filantropía en el mundo, de cara a la ola de refugiados hacia Europa, en contra de todos los tratados internacionales, el cierre de fronteras y la negativa a aceptarlos, optaron por cambiar las leyes a fin de impedir aceptar  a los refugiados, Por esta razón, hoy en día, estas personas se enfrentan con la violencia, el trato degradante y golpes bien ejecutados por las fuerzas de seguridad, la policía y los racistas.
 
Desde el principio de 2015,  son pocos los días que  no se publiquen noticias sobre la violencia y agresión contra los refugiados en los países europeos.  El Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU pide a todos los países europeos involucrados con el caso de  los inmigrantes que,  con diálogo y negociaciones, den término a esta crisis y sean leales al resguardo de los derechos humanos de  todos los desalojados. Sin embargo,  estas advertencias no han influido en el cambio de  las políticas de los gobiernos europeos en torno al caso.
 
Según las normas internacionales  está prohibido detener o encarcelar a personas desalojadas con el delito de desalojamiento y  de ser refugiados, pero aun así, han aumentado las estadísticas de arrestos y prisión de refugiados, en su mayoría provenientes de Iraq, Afganistán y Siria,que entran a los países europeos.
 
En la zona fronteriza “Horgush”, muy cercana  a Serbia, la policía húngara, restringió la entrada  de desalojados sirios que fueron golpeados  al oponer resistencia. Después de ser golpeados con bastones, se les lanzó gases lacrimógenos que provocaron su asfixia.  En el video publicado del incidente que se puede ver en las redes,  un padre con la cara ensangrentada, abraza fuertemente  a su bebe.
 
Imágenes de divulgación de los campos de refugiados en Alemania también causaron un gran escándalo para los funcionarios del Estado  “Nord Rhine Westfalen”.  Un comentarista de la cadena de televisión española, en cuanto a las indignantes imágenes de los guardias de los campos de refugiados,  dijo: “no se trata de Abu Ghraib… este es uno de los centros de refugiados en Alemania... Dos de los guardias están disfrutando... Uno con sus botas golpeando  la cabeza de un refugiado argelino”. En las otras  imágenes difundidas, los guardias obligan a un refugiado a dormir sobre un colchón vomitado, so pena de ser golpeado.
 
Al principio de la ola de refugiados hacia Europa, algunos gobiernos occidentales como Alemania, Austria y Suecia,  trataron  de tener un gesto filantrópico y los recibieron con flores; pero a medida que aumentó la llegada de estos al continente europeo, especialmente con la  grave situación  de Sira, estos países cambiaron su comportamiento. Ahora,  la mayoría de los gobiernos europeos tienen un punto de vista en común en torno a los refugiados: evitar su entrada a Europa, lo único que cambian es la manera de llegar a este objetivo.