Dec 25, 2018 07:49 UTC

Pars Today- Saludos cordiales a todos ustedes queridos oyentes de la voz en español de ParsToday. Hoy, 25 de diciembre, coincide con el aniversario del nacimiento del Profeta de la Paz y la Salud, el asistente del último salvador prometido a la humanidad, Jesucristo (P).

Presentaremos este programa a todos aquellos cuyos corazones laten con el amor de Dios y en espera de Jesucristo (P).

¡Saludos y las bendiciones de Dios a los Mensajeros Divinos! Salúdalos a quienes, como lluvia, traen misericordia a las almas sedientas, y refrescan a las almas descoloridas, con la lluvia de los más altos conocimientos divinos. Saludo y la paz de Dios sea con el Señor Jesús que revivió e a los muertos y levanto a los inválidos. Y saludos a sus verdaderos seguidores que promueven las enseñanzas de Jesucristo y otros mensajeros divinos, y sus pensamientos trascendentales. Feliz cumpleaños.

Desde el inicio de la creación de la humanidad en este universo, todos los mensajeros divinos enviados por Dios han traído un solo mensaje a la humanidad. Un mensaje lleno de misericordia que muestra el único camino a la prosperidad. Uno de estos mensajeros es el Jesucristo, el Profeta que nació en Belén, Palestina, 622 años antes de la emigración del gran Profeta Muhammad (P). Este gran Profeta, además de tener el libro divino y la religión, tuvo un maravilloso nacimiento. Nació con la voluntad de Dios sin tener un padre, y de una madre casta llamada María.

Las aleyas 16 hasta 21 de la Sura María (Maríam) del sagrado Corán recuerdan así a esta santa mujer: ´´Y recuerda a María en la Escritura, cuando dejó a su familia para retirarse a un lugar de Oriente. Y tendió un velo para ocultarse de ellos. Le enviamos Nuestro Espíritu y éste se le presentó como un mortal acabado. Dijo ella: «Me refugio de ti en el Compasivo. Si es que temes a Alá...» Dijo él: «Yo soy sólo el enviado de tu Señor para regalarte un muchacho puro». Dijo ella: «¿Cómo puedo tener un muchacho si no me ha tocado mortal, ni soy una ramera?» «Así será», dijo. «Tu Señor dice: 'Es cosa fácil para Mí. Para hacer de él signo para la gente y muestra de Nuestra misericordia'. Es cosa decidida». ´´

El tiempo que María llevaba a su hijo se ha mencionado de manera diferente, algunas narraciones lo han indicado seis meses, mientras que otros creen que ha sido nueve horas en vez de nueve meses. Cuando llegó el momento del nacimiento de Jesús, el dolor del parto llevó a María hacia una palmera seca. María estaba tan preocupada por las acusaciones que iba a recibir que deseaba morir. Pero el recién nacido Jesucristo habló por orden de Dios y consoló a su madre, y dijo: "No te preocupes, si ves a alguien que te acusa, yo le responderé, tú mantén ayuno de silencio por Dios y di: no hablaré con ningún ser humano".

Entonces, María, con un corazón seguro, abrazó a su hijo y se fue hacia su pueblo. La gente, al ver esta escena, perdió su confianza en María y le dijo: "Hiciste algo terrible, hermana de Harun, tus padres no eran personas desviadas. ¿Por qué te has corrompido?" Señalando a ellos, María les informó que estaba de ayuno de silencio y le hagan la pregunta al bebé que tenía en brazos. La gente se sorprendió y dijo: "¿Cómo podemos hablar con un niño recién nacido?" Entonces la gente vio y escuchó por primera vez el milagro de Jesús recién nacido. Por la voluntad divina, Jesús habló con la gente y dijo: " Soy el siervo de Alá. Él me ha dado la Escritura y ha hecho de mí un profeta. Me ha bendecido dondequiera que me encuentre y me ha ordenado el azalá y el azaque mientras viva, y que sea piadoso con mi madre. No me ha hecho violento, ni desgraciado. La paz sobre mí el día que nací, el día que muera y el día que sea resucitado a la vida".

 

En las primeras horas de su nacimiento, Jesús probó la inocencia de su madre, la santa María, y mostró su alto puesto de profecía, pero aun no era responsable de guiar y propagar la religión divina. Al mismo tiempo, los peligros de un grupo de judíos lo amenazaban. Es por eso que Dios les llevó a los dos a un lugar seguro y apropiado, para que Jesús creciera y se preparara para su misión celestial.

Así, como Dios les había otorgado milagros a otros profetas, le concedió también a Jesús grandes milagros a fin de probar su profecía a la gente. Uno de sus milagros fue hacer un pájaro de barro y al soplar la estatua esta se convertía en un pájaro vivo. Dios le había dado el don de curar a los ciegos. Uno de los más maravillosos milagros de Jesús fue la Resurrección de los muertos. Él revivió a muchas personas muertas por el orden divino. Incluso le informaba de la gente sobre la comida que consumía o que acumulaba en casa.

A pesar de todos estos milagros, pocas personas creían en Jesús. Los líderes de Bani Israel, que, tras el nacimiento de Jesús, vieron en riesgo su posición, estaban preocupados por su profecía y conspiraron contra él. Consideraban a Jesucristo como un obstáculo para lograr sus deseos, por eso intentaron matarlo. Pero Dios lo escondió y ellos arrestaron a alguien que se parecía a Jesús. Los cristianos y otras personas creen que los enemigos de Jesucristo lo crucificaron y lo mataron un viernes. Pero tres días después de la muerte de Jesús, el domingo, revivió y se fue al cielo. Pero el santo libro del Corán rechaza la crucifixión de Cristo y dice: "No mataron a Cristo ni crucificaron, sino que llevaron a otra persona a la cruz, y ellos mismos no estaban seguros de ello, pero Dios lo ascendió al cielo al lado de él”.

Sí, Dios lo salvó de sus enemigos y lo llevó al cielo para luego regresarlo a la Tierra en el momento adecuado.

Esta resurrección de Jesucristo para salvar al mundo y crear un mundo glorioso se basa en las creencias de todas las religiones divinas, especialmente las cristianas. Según las palabras de los cuatro evangelios, Jesús regresará un día, luchará contra los gobernantes malvados y, después de su eliminación, salvará a la humanidad hacia la prosperidad. Por esta razón, deben esperar su reaparición y preparar las condiciones para la llegada del Profeta.

Los musulmanes también creen en el regreso de Jesús. Hay muchas narraciones relacionadas a este respecto en las fuentes islámicas, tanto de los chiíes como de los sunitas. Una de ellas es la narración del Profeta del Imam, el Hazrat Muhammad (P) que dijo: "¿Cómo os sentiréis cuando Jesús, el hijo de María, descienda entre vosotros y vuestro líder sea uno de vosotros?"

Algunas de estas narraciones dicen que Jesús rezará detrás del Imam Mahdi, duodécimo Imam de los musulmanes chiíes (Que Dios acelere su llegada). Este retorno y el seguimiento al Imam causará la mayor tendencia de los seguidores verdaderos de Jesús al islam. De hecho, por la sabiduría y la misericordia de Dios fue llevado al cielo para que cuando regrese y descienda a la tierra, guíe a la gente hacia la justicia. Esperamos con ansiedad ese día.

Nuevamente, les felicitamos a todos nuestros queridos oyentes por el aniversario del nacimiento de Jesucristo.

 

Tags

Comentarios